Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

FÚTBOL FEMENINO

La lucha de Hegerberg va mucho más allá del salario

Ada Hegerberg, jugadora del Olympique de Lyon.

Catherine Ivill

Getty Images

Pide igualdad de oportunidad, de preparación y más profesionalismo. Su postura ocasionó que la Federación igualara sueldos en la selección.

La noticia de que Ada Hegerberg no participará en el Mundial de Francia no pilla por sorpresa al fútbol femenino. La jugadora del Lyon ya avisó en 2017 de que no volvería a jugar con Noruega hasta que se pusieran fin a las desigualdades existentes entre hombres y mujeres en el fútbol de su país. Su decisión entonces ocasionó una reacción de la Federación de Fútbol de Noruega, que firmó un acuerdo histórico por el que las jugadoras del equipo nacional tendrán el mismo sueldo que los hombres.

Sin embargo, esto no ha sido suficiente para Ada. La tres veces campeona de la Champions, en la que se medirá al Barça (18 de mayo), va más allá del sueldo, y reclama igualdad de oportunidades, trato, preparación e incluso profesionalismo. "Quiero que todo el mundo, especialmente las jóvenes, crean que el fútbol es también para ellas", reivindicaba en su cuenta de Twitter.

Algunos puntos que denuncia Ada Hegerberg

  • Más medios de preparación.
  • Igualdad de oportunidades, sobre todo para niñas y jóvenes.
  • Mejora de la organización en competiciones y torneos femeninos. 
  • Más profesionalismo.
  • Mejora en el trato.
  • Infraestructuras adecuadas.

Hegerberg no es la primera estrella del fútbol femenino mundial que toma medidas en contra de la desigualdad. En Estados Unidos, jugadoras como Alex Morgan y Megan Rapinoe, entre otras, denunciaron hace apenas dos meses a la US Soccer por discriminación de género institucionalizada. Ellas son las caras visibles, mediáticas, de una lucha que existe desde las ligas femeninas de todo el mundo. España puede recoger el testigo, con la ausencia de un convenio colectivo que regule la situación de sus jugadoras.

La ruta de actuación de la FIFA

La FIFA ha marcado un plan de actuación para luchar por la equiparación de condiciones entre el fútbol masculino y femenino. Entre sus objetivos, se encuentra alcanzar la cifra de 60 millones de jugadoras para 2026, elevando el número de equipos y ligas en todos los países miembros. En esta línea, la organización mundial busca que, para 2022, el 100% de las asociaciones que están bajo su paraguas hayan desarrollado estrategias de mejora de las competiciones y estándares en todas las categorías de fútbol femenino, con especial atención al apoyo de las niñas a través de un programa de escuelas. La meta, que no haya desigualdad de género en el fútbol mundial.