Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-

BARCELONA

El efecto Cruyff: el Barça se pondrá a siete Ligas del Madrid

Desde que el holandés llegó al banquillo, los culés ganan 15-8. Di Stéfano, los yeyés y la Quinta del Buitre habían disparado al Madrid hasta un 25-10.

El Barça camina hacia su vigesimosexta Liga, hecho que devolverá el balance de fuerzas de las dos superpotencias a principios de los años 70, cuando Di Stéfano, el futbolista que lo cambió todo, ya se había retirado. Zinedine Zidane lleva tiempo tomando nota del asunto. Siempre reconoció como su mayor logro la Liga de 2017, por encima de sus tres Champions, y fija ahora el campeonato como el principal objetivo en su regreso.

Madrid y Barça han conquistado 58 de las 87 ligas disputadas hasta la fecha, o lo que viene a ser lo mismo, dos de cada tres. Pero el duopolio se ha acentuado especialmente en las últimas dos décadas. Desde 1996 se han repartido 19 de las 23 disputadas (82,6%) fundamentalmente por dos factores. El primero, la irrupción de la televisión de pago, que ha privilegiado a ambos (llegaron a decuplicar los ingresos de los más modestos), al menos hasta la aprobación del Real Decreto que obliga, desde 2015, a la venta conjunta de los derechos audiovisuales. El segundo, una sentencia histórica del Tribunal de Luxemburgo, de diciembre de 1995, que declaraba ilegal que un futbolista de la Unión Europea ocupase plaza de extranjero. Eso limitó mucho la relevancia de los cupos y abrió el mercado para los dos grandes, cuyo crecimiento ha sido imparable.

La carrera de ambos por la hegemonía es tan antigua como LaLiga, aunque en los primeros tiempos su poder distaba mucho del actual. De hecho, el Barça ganó la primera Liga de la historia (1929), pero no volvería a hacerlo hasta 1945. El Madrid conquistaría los títulos de 1932 y 1933, tras el fichaje de Zamora, el protogaláctico, pero recorrería después una larga travesía en el desierto. Con la Guerra Civil perdió a sus mejores futbolistas y paso estreches con la construcción del estadio, empeño de Bernabéu. Pero gracias a los ingresos que generó el recinto y a Di Stéfano, fichado en 1953, acabó tomándole la delantera al Barça de Kubala, que llegó tres años antes.

A partir de ahí, mandó el Madrid, con el equipo de las seis Copas de Europa y con los Yeyés, a los que estiró hasta finales de los 70 (en 1976 se retiró Amancio y en 1980 se fue a México Pirri). La Quinta del Buitre provocó una ventaja brutal: 25-10. Pero en 1988 llegó Cruyff al banquillo y cambió el viento. Desde entonces, con él y sus herederos, 15-8 para el Barça, y la ventaja del Madrid reducida a siete.