BARCELONA 2-ATLÉTICO 0

1x1 Barcelona: y colorín colorado, con Suárez y Messi esta Liga se ha acabado

Los dos cracks del equipo sentenciaron en los últimos minutos un partido que parecía abocado a acabar en empate a cero y rematan LaLiga para los blaugrana.

Ter Stegen: Sólo Griezmann le inquietó un poco a base de remates lejanos y sin mucho peligro. Una falta que detuvo con acierto y otra lateral que cabeceó fuera Rodri fueron las jugadas más peligrosas en el área blaugrana. La verdad es que más bien poco trabajo en su balance global.

Sergi Roberto: Partido exigente para el canterano que supo blindar la banda derecha a base de sacrificio y mucho trabajo. No fue tan carrilero como en otras ocasiones, consciente que tenía que resguardar sus espaldas. Dejó prácticamente ‘seco’ a Correa y ayudó al equipo a la hora de salir con el balón controlado. Fue sustituido en los últimos minutos por Semedo.

Piqué: Sobresaliente en todos los aspectos, aunque en sus ansias de anticiparse en las acciones al rival provocó dos faltas, una a Correa y otra a Morata, que a la postre fueron las jugadas más inquietantes que asolaron el área blaugrana. Salvando estas dos acciones, el resto de su actuación fue simplemente magistral.

Lenglet: El central francés parecía otro respecto al que jugó en Villarreal. No hay duda de que la presencia de Piqué resulta balsámica en todos los aspectos. Valiente y contundente en todas sus acciones.

Alba: Volvió a aparecer el Jordi más ofensivo y amenazante en la banda izquierda. En el minuto 13 tuvo una oportunidad inmejorable tras una excelente asistencia de Messi pero envió el balón a la madera tras superar a Oblak. Su juego sigue a un nivel estratosférico.

Sergio Busquets: Espectacular en la recuperación de balones y tiránico en la conducción de balón. Buscó siempre romper la telaraña atlética a base de pases entre líneas o abriendo por las bandas. Hasta llegó a chutar a puerta desde fuera del área, aunque su remate salió bastante desviado al chutar con la izquierda.

Rakitic: Yo de Bartomeu me empezaría a plantear seriamente lo de rascarse los bolsillos para hacer una mejora de contrato al croata. Su partido fue perfecto, tanto en la fase defensiva como ofensiva. No parece que el Camp Nou vaya a entender que Ivan se marche este verano si llega una buena oferta. Bueno ni el Camp Nou ni tampoco Valverde.

Arthur: Buen partido del brasileño al que se le vio mucho más activo y dinámico con el balón en los pies y que aportó mucho trabajo en tareas defensivas, recuperando más de un balón. Le sigue faltando un poco más de atrevimiento en los últimos metros para consolidar su titularidad en todos los sentidos. Fue el primer cambio de Valverde.

Messi: Saltó al campo como una exhalación, tocando todos los balones y siendo protagonista de todo el juego del equipo. Dio una enorme asistencia a Alba y se colocó casi de centrocampista para participar más en el juego. Sin embargo, después de unos quince primeros minutos mágicos, se fue difuminando y acabó la primera parte con un balance de sólo un remate entre los tres palos y una falta enviada fuera. Afortunadamente Leo se rebeló ante esa situación y tras el descanso volvió el crack de las noches mágicas. Remató hasta cuatro veces ante la meta de Oblak, aunque sin mucha fortuna. Al final tanto arrojo tuvo premio y acabó marcando su gol 33 para poner fin a esta Liga.

Luis Suárez: El charrúa está en un momento de juego espectacular. Todo lo que intenta le sale. Aprieta los dientes como el que más a la hora de presionar y su ímpetu contagia a los demás. Si a todo esto unimos que el delantero está ‘dulce’ de cara a gol nos encontramos con el 9 perfecto. El uruguayo marcó un enorme golazo para abrir la lata cuando más de uno en las gradas ya daba por bueno el empate. Un disparo con rosca desde fiera del área que además tocó el palo y al que Oblak no pudo hacer nada más. Un gol que vale una Liga. Eso sí, ahora el miércoles en Old Trafford que siga con la racha y rompa por fin el maleficio de los partidos fuera del Camp Nou en Europa.

Coutinho: No está para que le levanten una estatua, pero al menos sigue ofreciendo brotes verdes que permiten mirar el futuro de aquí hasta que finalice la temporada con cierta esperanza. Fue el jugador más incisivo en la primera parte con dos enormes ocasiones, pero Oblak estuvo muy atento en ambas. Fue sustituido por Aleñá cuando faltaban quince minutos y la afición le dedicó una salida más que digna con un manto de aplausos.

CAMBIOS:

Malcom: Sigue siendo la mejor arma que tiene Valverde, hasta que no se recupere Dembélé, para romper los partidos y buscar más desequilibrio. Se colocó en la banda derecha, dando más amplitud en el campo y ofreciendo más soluciones en el juego ofensivo. Sigue dando una buena imagen cada vez que sale y aportando muchas cosas.

Aleñá: Le costó entrar en el partido, pero cuando lo hizo supo estar a la altura de lo que espera de él.

Semedo: Salió en los últimos minutos para aportar frescura y velocidad en la banda derecha.