SEVILLA 2 - ALAVÉS 0

El Sevilla sigue en la carrera por la Champions

Un gol dulcísimo de Roque Mesa y otro de Sarabia permiten a los de Caparrós superar al Alavés y ponerse a la altura del Valencia y a un punto del Getafe.

El Sevilla se levantó de la lona donde lo había dejado el Valencia y, rearmado moralmente, ganó a un Alavés flojísimo con más autoridad incluso de lo que dice el marcador. Consistente y con empaque, fue mejor desde el minuto uno al noventa y se mantiene en carrera por la Champions. Negada su pareja de delanteros, Munir y Ben Yedder, fueron Roque Mesa y Sarabia los que firmaron la victoria blanquirroja. El canario abrió la lata con un golpeo dulcísimo lejos de Pacheco después de una fenomenal dejada de Sarabia, jugador con alguna carencia física (potencia) pero con una lectura privilegiada del juego y con una clarividencia ante el gol que sólo tienen los elegidos. El madrileño cerró el triunfo en el tramo final (80').

El Alavés propuso poca cosa y además fue dura. Wakaso le hizo una entrada a destiempo a Roque Mesa que terminó con el de Telde sustituido por lesión y Ximo Navarro se jugó la roja con una entrada por detrás a Munir. Abelardo tenía un plan. Resistir y buscar el juego de espaldas de sus dos delanteros, Borja Bastón y Calleri, para que ellos lanzasen a Inui y Jony. Pero el japonés ni se presentó y el asturiano acabó desesperado. Las pocas veces que el Alavés se asomó a la portería del Sevilla tuvieron que ver con la inseguridad que demostró Juan Soriano en la portería.

Caparrós, que había salido mal parado del partido ante el Valencia y al que no le gustaría por nada del mundo dejar el banquillo del Sevilla con ese regusto, se aplicó y el Sevilla tuvo una disposición mucho más lógica en el campo en una demostración de que en ocasiones es necesario utilizar nuevos recursos. Escudero y Navas estuvieron bien en el lateral; Roque Mesa le dio al equipo cosas que Banega ya no le estaba dando y los jugadores se sintieron mucho más cómodos en líneas generales. El Sevilla lleva toda la temporada de arriba hacia abajo y de la arena a la cal. Tiene una facilidad pasmosa para generar crispación entre los suyos. Pero también ilusión.Ahora con Monchi eso es incluso más sencillo. Y tres días después de estrellarse contra el Valencia y querer quemarlo todo, vuelve a pensar que entrar en la Champions es posible.


Caparrós: "El equipo salió muy enchufado"

Valoración: "Estoy muy contento porque el esfuerzo de los futbolistas se haya convertido en victoria. El resultado del Valencia fue injusto. El equipo salió muy enchufado y mentalizado y pudimos adelantarnos pronto".

Partido: "Fuimos superiores pero el Alavés está ahí por méritos propios. En cualquier descuido nos podían marcar pero el equipo estuvo a un nivel de concentración muy alta".

Presión: "Sabíamos lo que nos jugábamos, igual que el otro día, pero nos salió bien y estamos contentos. Que la gente disfrute una horas, porque no queda más remedio que recuperar para afrontar bien el próximo partido. Roque Mesa tiene un golpe muy fuerte".

Sarabia: "Sarabia es un jugador importante, un jugador que tiene gol. Contento porque ha vuelto con el grupo y porque ha hecho un magnífico partido".

Abelardo: "Este equipo nunca se rinda y va a seguir peleando hasta el final"

Abelardo Fernández, técnico del Alavés, dijo tras la derrota por 2-0 contra el Sevilla, un rival directo, que su equipo "nunca se rinde" y "va a seguir peleando y yendo a tope en los ocho partidos" que faltan para "intentar soñar con poder jugar en Europa la próxima temporada mientras haya opciones". 

 

"No doy por acabado ese sueño, para nada. Va a ser muy difícil, pero por qué no", se preguntó en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán, donde recalcó que "la temporada es extraordinaria porque el objetivo de la permanencia se ha conseguido con muchas jornadas de antelación, pero este equipo no se rinde nunca".

El entrenador alavesista admitió que el Sevilla fue "superior, no hay nada que objetar" a la derrota, pues "nunca" fueron "capaces de superar su defensa", les "faltó juego en ataque" y el rival les superó "en todas las facetas del juego" y tuvo "más opciones para haber ampliado incluso el marcador".

Añadió que el Sevilla les ganó "las segundas jugadas, nos cerró el juego por las bandas, uno de nuestros fuertes, y el primer gol nos partió un poco", aunque lamentó que antes tuvieron "una ocasión entre Borja Bastón y Calleri que podía haber cambiado el signo del partido", mientras que el 2-0 cerca del final les "ha matado".

Para Abelardo, "si no aprovechas esas ocasiones ante un equipo como el Sevilla es muy difícil", y resaltó que, "sin hacer un buen partido", estuvieron "metidos siempre" porque ése "es el espíritu del Alavés", si bien hoy no estuvieron "nada acertados en ataque, sólo hubo dos ocasiones",lo que también "es mérito del rival".

"En ataque hemos hecho muy poco, contra el Atlético hicimos más pese al resultado (0-4). El Sevilla es un equipo de una entidad increíble, con un presupuesto grandísimo, venía de una dura derrota con el Valencia y sabíamos que iba a ser muy difícil contra rival iba a salir a buscarnos y a apretar", insistió.

Indicó que su equipo hizo "todo lo posible y no hay más que felicitar al Sevilla", que les "ha ahogado y ha sido superior, no hay otra lectura", aunque dejó claro que van "a seguir peleando", pues dentro de tres días tienen "otro partido superimportante en casa con el Leganés".

"Este equipo nunca va a tener ninguna señal de flaqueza. La temporada es extraordinaria, que un equipo con el presupuesto que tenemos esté salvado a falta de diez jornadas es para llenar el vestuario de champán. Los jugadores y técnicos vamos a seguir dejándonos la piel cada día; ahora vamos séptimos, vamos a seguir y a ver qué pasa", aseveró Abelardo.