ATHLETIC

Las razones por las que se ha ganado renovar Garitano

Los números le avalan, pero bajo las cifras hay muchas más cosas. San Mamés vuelve a identificarse con la intensidad del equipo, liderado por la actividad un Raúl García.

0
Las razones por las que se ha ganado renovar Garitano
JUAN FLOR DIARIO AS

San Mamés se identifica más con el método de Garitano que con el de Berizzo, aunque también ha vivido partidos soporíferos, como el del Espanyol. El equipo es mucho más intenso y tiene definición, algo perdido con el técnico argentino. Así que la renovación del deriotarra tenía que caer por su propio peso. Así ha dado el giro milagroso a un equipo que cogió en zona de descenso.

Números: Son abrumadores. De estar en descenso a llamar a la puerta de la Champions. En estos 16 partidos el Barça amasa 42 puntos, el Atlético 37 y el Madrid 34. Les sigue el Athletic, con 32. El domingo tienen una cita vital ante el Getafe en el Coliseum, que marca la zona de Champions con cuatro puntos más.

Orden: El Athletic ya no se descontrola ni va lo loco a una presión furibunda desde el portero rival que le desnude atrás. Las líneas están más juntas y los centrales se sienten arropados. Iñigo Martínez y Yeray estaban antes muy expuestos y ahora parecen mariscales. Capa ha añadido piernas en la parcela diestra y Yuri está en su mejor momento en Bilbao. ¡Hasta marca! Pero parte de la clave está en Dani García, al que ha recuperado un Garitano que ya lo tuvo en Ipurua: guarda el sitio como nadie y no deja que a los de atrás les lleguen fácilmente.

Liderazgo de Raúl: Se ha acabado el debate por la mediapunta. Aunque Muniain ha llegado a la internacionalidad, el excolchonero está en su misión de comandar las operaciones. Tiene gol y contagia con su intensidad. Gran parte de la transición defensa-ataque pasa por sus botas.

Williams: El equipo jugaba a lo Aduriz cuando este no estaba, sustituyendo cromos tan distintos como el de Aritz y Williams. Ahora no. Iñaki no es un ariete posicional. Muchas veces antes se centraba y no estaba, porque lo suyo es moverse, correr, galopar... Ahora los compañeros lo entienden mejor y en esas maniobras de apoyos disfruta con las asociaciones de los exteriores, especialmente Córdoba, o Raúl García.

Mentalidad: El equipo cree en l oque hace. Sello Garitano. Hasta cuando hace partidos desastrosos, como el de El Alcoraz, los saca. Solo así se entiende que cuatro años después lograse en Montilivi una remontada liguera a domicilio. Funciona la cabeza y las piernas. Berizzo les exprimía en los entrenamientos, tal y como dijo Yuri, y les hacía vaciarse en una presión a veces improductiva, y llegaban a los finales  de partido reventados. Ahora todo es más práctico y a veces toca estar cerraditos en campo propio, tomándose un respiro.

Ilusión: Olvidado el infierno del descenso, donde los jugadores se vieron acongojados, "ahora sí es momento de pensar en Europa", resumió ayer Yuri. La Champions es un motor que emociona al más pintado.

San Mamés: El público está más con este juego pasional que con la poesía de Berizzo. Habrá que ver si el año próximo pide una vuelta de tuerca más, con más elaboración, ya que Beñat y el resto de elementos de la creación son ahora puro adorno y a veces todo se simplifica en balones largos para la carrera de Williams. San Mamés ha despertado y vuelve a presionar a los rivales.