Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

REAL MADRID

El Plan A tampoco funciona

Después de que la Segunda Unidad apenas salvase el tipo el domingo ante el Huesca, los teóricos titulares tampoco le resultaron a Zidane contra el Valencia.

Ni con Lopetegui, ni con Solari, ni ahora con Zidane. Se ponga como se ponga, el Madrid no se encuentra. Fue irreconocible ante el Huesca, cuando ZZ abrió las oportunidades a la Segunda Unidad con mejor resultado (3-2) que imagen, y le ocurrió parecido contra el Valencia, con el agravante de que, por diferentes motivos, fue el Plan A (salieron unos nueve de los teóricos titulares) el que se llevó un repaso y cero puntos (2-1) de Mestalla.

Vulnerabilidad en defensa

En plena remontada a Courtois por la titularidad, Keylor pinchó con el primer miura desde que llegó Zidane. Falló en el despeje, por la fuerza y la dirección, del córner del 1-0 y pareció que pudo estirarse más en el tiro posterior de Guedes. Se esforzó en enmendarlo, salvador en un mano a mano muy suyo con Soler, pero el 2-0 le pilló metido en la portería.

Flojeó también Marcelo, en quien Zidane está volcando todas sus dotes de rescatador. Desorientado en el 1-0, salió a una marca a la que no llegaba y se dejó la puerta abierta, entrando Guedes por ella hacia el gol. Sigue sin ser el que fue en ataque, asomándose pero impreciso (falló 12 pases) en la combinación y forzado en la definición (dos tiros muy arriba, uno a las manos de Neto...), y superado en defensa. El rival encontró de nuevo más facilidades por su costado que por el derecho, especialmente en las contras por su dificultad para replegar. Vio amarilla por un piscinazo y el fin de semana su turno correrá a Reguilón, que con Solari le había quitado el puesto.

Mucho toque, poco sentido

Importantísimo en los éxitos de las últimas temporadas, el centro del campo tampoco carburó en Mestalla como solía. No consiguió canalizar el juego ni marcar el ritmo del partido pese a dominar en posesión (32%-68%) y duplicar en pases dados (320 y 77% de acierto-685 y 86%). Sin una idea clara con la pelota, la improvisación blanca se plasmó en el número de centros, 28 (sólo 8 rematados) por los 10 del Valencia. Entre Kondogbia y Parejo recuperaron un balón más (18; 7+11) que Casemiro, Modric y Kroos (17; 6+7+4). El doble pivote valencianista, además, perdió 12 balones menos (14; 5+9) que el trivote madridista (26; 8+13+5). Que Casemiro, habitual muro de contención, fuese el jugador más veces (4) regateado de los de Zidane evidenció una determinante carencia de solidez.

Un ataque desaparecido

Ni Benzema ni Asensio dieron la talla. El gol del francés, ya al final, no justificó su actuación: 2 remates a puerta, 2 centros, 1 ocasión creada, 1 regate completado, 5 pases fallados y 12 balones perdidos. El balear, en 63 minutos, se quedó en tiro a puerta, 2 centros, 2 ocasiones provocadas, 1 regate, 4 pases fallados y 7 balones perdidos.

Karim fue de los menos participativos, sólo con más toques (57) que Asensio, Keylor y los tres suplentes que jugaron. Marco (40), que con Zidane integrará el Plan A, sólo intervino más que el propio Navas y los que entraron en la segunda parte.