RACING DE SANTANDER

Tres años y medio de cárcel para Harry, expresidente del Racing

Tres años y medio de cárcel para Harry, expresidente del Racing

nacho cubero

DIARIO AS

Le condenan por un delito de administración desleal durante el año y medio que ejerció de presidente del Racing. Ha anunciado que recurrirá.

Tres años y medio de prisión y 216.400,2 euros de indemnización al Racing. El juzgado de los penal nº 1 de Santander, en una sentencia de máximos, por encima incluso de lo que solicitaba la fiscalía, ha condenado a Ángel Lavín, Harry, por un delito de administración desleal durante el año y medio que ejerció de presidente del Racing entre los años 2012 y 2014. El ex presidente ya ha anunciado que va a recurrir.

La sentencia, redactada con mucha celeridad por la magistrada Susana Bello, llega tras la vista celebrada el pasado 21 de marzo en la que la fiscalía limitó su petición a tres años de prisión, mientras que las acusaciones particulares de la Asociación de exjugadores, liderada por el también expresidente Manolo Higuera, y la de pequeños accionistas, AUPA, solicitaron exactamente los tres años y medio de prisión y los 216.400,2 euros de indemnización a los que ha sido condenado Harry. Contra esta sentencia se puede interponer recurso de apelación en los próximos diez días.

Esta sentencia debe poner sobre aviso a Francisco Pernía, amigo y mentor de Harry en el Racing, ya que dentro de unos meses será juzgado en la Audiencia Provincial de Cantabria por supuestos delitos cometidos durante su gestión al frente del Racing y que, en su caso, han llevado a peticiones de hasta nueve años de cárcel.

La protesta de Lavín

El expresidente del Racing de Santander Angel Lavín, conocido por "Harry", ha anunciado que va a recurrir la sentencia que le ha condenado a tres años y medio de cárcel y a indemnizar a la entidad con 216.000 euros por administración desleal porque la ve "injusta" y por "la cantidad de irregularidades" en el juicio. En un comunicado, Angel Lavín, que presidió el club de 2012 a 2014, ha destacado la "indefensión" a la que ha tenido que hacer frente en este proceso, que ha tenido lugar a raíz de la querella de los ex jugadores del Racing.

Sin embargo, Lavín critica que en el juicio no admitieran "ciertos testigos importantes", como el representante legal de Blue Sistemas, o el director general del Racing. "Durante todo el juicio tuve un sentimiento de indefensión por la forma en que la juez permitió mi interrogatorio al Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares, pese a las continuas protestas de mi abogado", señala el ex presidente del Racing. Su interrogatorio, a su entender, estuvo "plagado de valoraciones más que de preguntas". Y también dice que su letrado no pudo interrogar en las mismas condiciones que las otras partes personadas, y que la juez valoró "de forma inadecuada" sus respuestas.

"Durante el juicio, la propia juez observó allí mismo que faltaban folios en el procedimiento, que estaban mal numerados y que unos documentos estaban incompletos. Mi abogado en ese momento solicitó la nulidad del juicio, que en la sentencia no se ha concedido", agrega. Y muestra su "extrañeza" de que el fiscal estuviera sentado en el juicio a la derecha de la juez, según señala, "en una situación de privilegio y ventaja" frente a su abogado. Por otro lado, se queja de que, a pesar de que el proceso ha durado más de siete años, no se le han aplicado las dilaciones indebidas como atenuante. Por todo ello, va a recurrir "a todos los tribunales que sean necesarios", incluido, en caso de que proceda, el Constitucional, porque cree que la sentencia ha sido "injusta" y que se le ha causado indefensión.