VILLARREAL 4-BARCELONA 4

1x1 del Barcelona: un desastroso Umtiti se empeñó en animar LaLiga

El central francés pagó su inactividad realizando su peor partido desde que viste la camiseta blaugrana. Por suerte Messi y Luis Suñarez impidieron males mayores y salvaron un punto.

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en el empate en La Cerámica.

Ter Stegen: Hacía tiempo que no se veía sufrir tanto al meta alemán bajo los palos. Le metieron cuatro goles, pero el marcador aún se quedó corto porque además tuvo la fortuna de dos palos. Salvo en el segundo gol del Villarreal donde pecó de confianza creyendo que Ekambi iba a centrar y acabó metiendo la pelota en el palo corto, en los otros tres goles no tuvo ninguna culpa. Pese a la goleada, su partido fue más que notable, con grandes intervenciones, tanto en el uno contra uno como en remates a bocajarro.

Sergi Roberto: El canterano cumplió su cometido, sobre todo en una primera parte impecable. Muy bien en sus subidas como carrilero y a la hora de combinar con Malcom en la banda derecha. Gracias a un gran pase suyo al espacio al brasileño llegó el primer gol. Sin embargo, los continuos errores y desajustes de Umtiti le acabaron mermando y poniendo en un brete a la hora de defender su zona.

Umtiti: Partido desastroso del francés en todos los sentidos. Falto de ritmo, pesado y lento, Ekambi le superó en todos los sentidos. No dio una a derechas, convirtiendo la hasta ahora sólida defensa blaugrana en un auténtico coladero. Y es que su nefasto juego acabó contagiando y llenando de dudas al resto de compañeros. A este nivel lo mejor que puede hacer es hacer las maletas y buscar un nuevo destino porque si finalmente llega De Ligt apunta a una hibernación eterna en el banquillo.

Lenglet: El central francés se vio contagiado por los desajustes y errores continuos de su compatriota y acabó desquiciado. Además nunca pudo encontrar el punto de ebullición para frenar la velocidad de Samuel. El blaugrana salió retratado en dos de los goles. Intentó superar la velocidad del rival a base de anticipación, pero los espacios que dejaba Umtiti impedían cualquier reacción. Tuvo además una maña caída que le dejó maltrecho en el hombro derecho.

Alba: Ya es difícil encontrar a alguien que se vaya por velocidad del bravo lateral izquierdo blaugrana, pero en esta ocasión Samuel demostró ser un alumno aventajado de Usain Bolt. En la primera parte tuvo protagonismo en el juego ofensivo con sus combinaciones con Coutinho, pero poco a poco su juego se fue difuminando, y más aún tras recibir un golpe en el muslo derecho, del que necesitó asistencia.

Sergio Busquets: Cuando un jugador de la seguridad y garantía con el balón en los pies como el de Badia empieza a perder pelotas y a verse superado por la presión del rival entonces hay un problema y de los gordos. Lo cierto es que sus compañeros de viaje en el mediocampo tampoco le ayudaron mucho. Fue sustituido por Rakitic en el minuto 75.

Arthur: El brasileño no está fino. Sigue instalado en una zona de confort muy peligrosa donde su juego no pasa de ser intrascendente. O empieza a dar pasos adelante o se puede quedar estancado en tierra de nadie.

Arturo Vidal: Acabó viendo una tarjeta amarilla que le impedirá estar en el partido ante el Atlético de este sábado. A veces dio la sensación de correr como un gallo sin cabeza, pero al menos le puso testiculina en el campo. Fue de los pocos que nunca le perdió la cara del partido y que gracias a su orgullo siempre miró adelante, con más o menos fortuna.

Malcom: En los primeros quince minutos parecía se había enfundado el traje de Messi, liderando todas las facetas en ataque, con una gran asistencia a Coutinho y un preciso gol de cabeza. Partiendo desde la banda derecha fue un auténtico quebradero de cabeza en la primera parte para el Villarreal. Sin embargo, tras el descanso su juego bajó muchos enteros. Un tanto irregular, pero un jugador del todo aprovechable, sin ninguna duda.

Luis Suárez: Impresionante su aportación ofensiva. Y no sólo porque acabó marcando un gol providencial que evitó la derrota del equipo con un remate duro y preciso, sino porque fue la referencia en ataque y el hombre más clarividente a la hora de armar el juego ofensivo. Su principal problema es que se pasó 60 minutos en el campo sin ver a su mejor socio.

Coutinho: Si bien es cierto que marcó el primer gol y que estrelló un balón al poste tras levantar el balón de forma magistral ante la salida del meta del Villarreal, su juego sigue siendo demasiado irregular, con fases brillantes y otras demasiado anodinas. Fue el primer cambio de Valverde.

Sustituciones:

Messi: Como se espera en un crack, marcó un golazo espectacular de falta que entró por toda la escuadra e hizo creer al equipo que se podrían ir de Villarreal arañando algún punto. Estuvo un tanto fallón en sus pases por la precipitación ya que el equipo llegó a perder 4-2. La lección está clara: pocas rotaciones más con Leo hasta que LaLiga no esté en el saco.

Rakitic: Jugó como pivote defensivo tras la marcha de Sergio Busquets. Fue muy inteligente al evitar ver una amarilla que le hubiera dejado fuera este sábado. Y eso que el partido se acabó embarullando peligrosamente.

Aleñá: Salió en sustitución de Arthur y tomó un papel protagonista a la hora de buscar dar continuidad en el juego. Eso es lo que se le pide: ambición y atrevimiento.