REAL MADRID 3 - HUESCA 2

1x1 del Madrid: Brahim se presenta y Benzema se corona

El francés arrancó la jugada del gol de Isco. Se asoció muy bien con Brahim. Asistió de cabeza a Ceballos en el 61' para que el andaluz marcara el segundo del equipo y en el 88' marcó.

Luca Zidane. Con Courtois lesionado y con Keylor tocado tras el parón, su padre le dio una oportunidad de oro en el Bernabéu. Nada pudo hacer en el gol del Huesca que abrió la lata. El Cuchu Hernández remató fácil en el punto de penalti. Tras el gol, mucho juego con los pies, la gran especialidad de Luca Zidane. En el gol de Etxeita ni se movió. El central del Huesca remató de cabeza muy potente y demasiado cerca. Al francés no le dio tiempo a reaccionar.

Odriozola. Lesionado Carvajal, Odriozola tiene un puesto casi asegurado. El correcaminos del Madrid. Aun así, la banda derecha del Madrid no generó peligro. Bale, apagado, y Odriozola, poco enchufado, no crearon ocasiones para su equipo. En la segunda mitad se vio al mejor Odriozola. Llegó hasta línea de fondo tres y cuatro veces con mucha elegancia. Dejó atrás varios balones muy asequibles, pero no acabaron en gol. Buen partido de Odriozola.

Nacho. Pareja de Ramos. Señalado en el primer gol del Huesca nada más empezar. En el minuto 3 se le escapó una pelota que parecía que ya había recuperado y que dejó sólo a Chimy Ávila para que pusiera un centro perfecto al Cucho Hernández. En el 39' hizo olvidar su error y le arrebató al Cucho un balón en el área que olía mucho a gol. En el segundo gol de Huesca perdió su marca y dejó que Etxeita rematara de cabeza a placer. No podrá presumir hoy.

Ramos. El único internacional que jugó los dos partidos del parón que salió de inicio ante el Huesca. Culpable, como líder de la defensa, del despiste en la zaga en el gol del Cucho. Toda la defensa pensó que Nacho ya había recuperado la posesión y cuando de repente la volvió a perder, los jugadores del Madrid perdieron todas las marcas. Tras este error colectivo nada más empezar el partido, el capitán, con 33 años recién cumplidos, no tuvo grandes problemas. Con empate hizo de capitán y lideró a su equipo en ataque hasta el gol de Benzema.

Marcelo. Segundo partido de Zidane y segundo once con Marcelo. Perdió el balón que desencadenó en el gol del Huesca. Tras su error, volvió a mostrar su versión más ofensiva. Siempre de extremo y muy participativo, pero poco fino en los últimos metros. A Marcelo todavía le queda mucho para ser el Marcelo que le convirtió para muchos en el mejor lateral zurdo del mundo. Generó algún murmullo en un estadio vacío con alguna pérdida fácil.

Marcos Llorente. Ya recuperado, el canterano se asoma al once porque Casemiro viene de hacer un largo viaje transoceánico. Asumió el papel del brasileño y no le pesó. Por delante de la defensa todo el partido y siempre cerca del compañero que tenía la pelota. Perdió muy pocos balones y recuperó varias posesiones para su equipo. Se fue del campo en el 78'.

Ceballos. Titular con Luis Enrique en LaRoja y también ahora con Zidane en el Madrid. En los primeros 45 minutos pasó de puntillas. Más dedicado a cubrir la espalda que a asumir galones en la parte ofensiva. Eso sí, como casi siempre, no paró de correr en todo el partido. Es un pulmón para el centro del campo de cualquier equipo. Ya en la segunda parte empezó a sumarse algo más al ataque. Hasta que en el 61' marcó el segundo del Madrid al rematar al segundo palo un envío precioso de Benzema. Ceballos sonríe y Zidane lo ve desde la banda.

Isco. Lo mismo que Marcelo. Pleno de titularidades con Zidane. El futbolista más señalado de Solari vuelve a sonreír con el técnico francés. Y también vuelve a marcar. Ya lo hizo ante el Celta y también frente al Huesca. Empató el partido en el 26' después de rematar un balón perfecto de Brahim. Total libertad de movimientos por detrás de Benzema. No fue su mejor partido. Como Marcelo, también está lejos de ser igual de desequilibrante. Pero al menos lo intentó. Se retiró del campo en el 74' para dejar su hueco a Valverde, otro internacional del Madrid.

Brahim. Sin Vinicius, la ilusión del madridismo tiene nuevo nombre y apellidos: Brahim Díaz. Hasta esta noche había jugado sólo 24 minutos en tres ratos. Y hoy, en el segundo partido de Zidane, titular. Arrancó el partido muy participativo y con muchas ganas de demostrar por qué el Madrid le fichó en invierno. Rápidamente se convirtió en el mejor del equipo. En el gol de Isco fue el gran protagonista de la jugada. Regaló dos pases de gol: primero dejó sólo a Benzema (se la paró Santamaría) y luego a Isco, que a puerta vacía anotó el empate. Al borde del descanso tuvo su gol, pero se la quitaron cuando iba a probar el remate. Tras el gol se apagó un poco. Se marchó del campo en el 63' y el Bernabéu le despidió con aplausos.

Benzema. El delantero que más ha jugado de Europa también empezó como titular en la segunda puesta de largo de Zizou. Arrancó la jugada del gol de Isco. Se asoció muy bien con Brahim y aunque falló un gol que parecía cantado, el malagueño terminó bien la jugada. Luchó casi todos los balones, arrancó todas las presiones y exigió por momento más intensidad al resto del equipo. Asistió de cabeza a Ceballos en el 61' para que el andaluz marcara el segundo del equipo. Muy buen gesto técnico de Karim, que lo tiene que hacer todo en ataque. En el 88' se hizo con un balón muerto en el área del Huesca y no perdonó. Controló, se la colocó y la puso a la escuadra. Santamaría ni se movió. Golazo del francés para los tres puntos a su equipo.

Bale. El galés repitió en el once y lo hizo pegado a la derecha, para jugar a pierna cambiada. A Zidane le gusta en esta posición. El peor del Madrid en el primer tiempo. En el 48' mandó a Cardiff una falta idónea para él. Hubo un murmullo importante en el Bernabéu y algún tímido pitido. Gran parte de la afición blanca empieza a cansarse de la actitud de Bale. En el gol de Ceballos colgó un buen balón al área con el exterior para que Benzema se inventara una asistencia sorpresa. Con la entrada de Lucas Vázquez se colocó finalmente en la izquierda. En el 70' hizo lo más difícil: mandó el balón por encima del larguero con la portería vacía. En el gol de Etxeita, Bale también salió en la foto...

Lucas Vázquez. Entró al campo en el 63' por Brahim Díaz y se puso directamente en la derecha, su posición. Poco participativo. No se notó su entrada al campo.

Valverde. Entró en el 74' por Isco. Se colocó por delante de Marcos Llorente. Cortó dos contraataques muy peligrosos del Huesca cuando el partido se rompió.

Mariano. Entró en el campo en el 78' para revolucionar el partido. Tuvo tres ocasiones para marcar gol. En dos tomó la decisión errónea y en una se la paró Santamaría.