ATLÉTICO DE MADRID

Lemar no mejora la primera temporada de Gaitán en el Atleti

Deschamps: “Le piden cosas diferentes y no es su mejor registro”. Su seleccionador apunta a que su talento está estrangulado por el estilo de los rojiblancos.

Didier Deschamps ha vuelto a meter el dedo en la llaga con Lemar. El seleccionador francés llamó al jugador del Atlético a última hora para sustituir a Martial y viene justificando su convocatoria, a pesar del bajo momento que vive en su club. “A Lemar se le piden cosas diferentes, un trabajo defensivo más importante, que no es su mejor registro”, concluyó Deschamps, comparando la versión colchonera del menudo centrocampista con aquella que ilusionaba en el Mónaco.

Su talento se ha visto con cuentagotas en el Atlético y su seleccionador apunta a la teoría del estrangulamiento. Si atendemos a los números, los que presenta Lemar son peores que los de Gaitán en su primera campaña como colchonero. Su referencia directa y que terminó como una gran desilusión. El argentino concluyó su primera temporada, la 16-17, con 36 partidos, 1.710 minutos y con un peso ofensivo de cuatro goles y cuatro asistencias. Lejos de lo que se esperaba. Su inversión fue de 25 millones, 45 menos que Lemar.

Pero el francés no mejora sus registros. Ya suma 36 partidos, pero con 2.237 minutos, 527 más. La cifra oficial es de dos goles (tres si le otorga el que terminó por hacerse Soria en el Coliséum tras un disparo del galo) y también suma cuatro pases de gol. Un promedio por minuto menor que el de Gaitán. También se le puede comparar con Carrasco. El belga terminó la campaña de su debut rojiblanco con 43 partidos y 2.407 minutos para conseguir cinco goles y cuatro asistencias. Se acabó marchando.

El vacío que dejó Arda como 10 del Atleti sigue siendo una asignatura pendiente. El turco finalizó su primer año con cinco goles y once asistencias en 3.038 minutos. Entonces el Cholo le pedía más gol. Lemar va camino de quedarse lejísimos de eso. Deschamps identifica el problema en el estilo del Atlético, algo que llama la atención cuando hablamos del fichaje más caro de la historia del club. Y por las manos del Cholo siguen pasando jugadores de ese perfil con escaso éxito.