REAL MADRID | LORENZO SANZ

"Heynckes me dijo antes de la Séptima: 'Presi, no puedo con la plantilla, son unos hijos de..."

En su paso por el programa Ídolos, Lorenzo Sanz recordó su paso por el club del que fuera presidente, el Real Madrid, y los momentos previos a ganar la Séptima.

Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid, pasó por los micrófonos del programa Ídolos para recordar en la segunda parte de la entrevista la conquista de la Séptima, la charla con los jugadores y sus enfrentamientos con Joan Gaspart.

Séptima: "Fue una victoria impresionante. Deportivamente ha sido la final más importante que ha ganado el Real Madrid en toda su historia, dados los 32 años sin ganar una. No quiere decir que no tengan importancia las que se han ganado después, todas la tienen. Pero ese fue un cambio generacional, un cambio de mentalidad, los madridistas ya sacábamos pecho… Todo el mundo hablaba de las copas en blanco en negro, pues mire ya tenemos las de color".

Real Madrid: "El equipo, con muchos problemas, porque además el entrenador, que era una persona increíble (Heynckes), pero con muchos problemas con el vestuario, con el equipo. Llegó un momento en el que, una semana antes de jugar la final, yo le llamo y le pregunto que '¿cómo estás Jupp?' y él me dice 'hundido, presidente, no puedo con la plantilla'. Y le digo '¿cómo que no puedes con la plantilla? Hundido me has dejado a mí".

Charla: "Reuní a los siete u ocho importantes de la plantilla y les dije: 'Jupp dice no que no puede con vosotros, que sois unos hijos de puta y que no puede con vosotros'. Al día siguiente reuní a los mismos con Jupp, les dejé ahí y me marché. Y fuimos campeones de Europa, pero lógicamente alguien que te dice eso no puede seguir al año siguiente. Pero explicar que no estará el que ha sido campeón de Europa es muy complicado. Ahora ya lo cuento porque han pasado 20 años, pero yo tampoco podía salir al día siguiente a decir que el entrenador no podía con la plantilla".

Relación con Gaspart: "Todos le conocéis, es un hombre muy impulsivo, pero luego, una vez que ha pasado todo ese impulso en el que se come el mundo y en el que a veces dice barbaridades… Yo tuve una pelea enorme con ellos. José Luis Núñez tenía una frase que a mí se me quedó grabada en el oído: "No pot ser", imagino que será "no puede ser". Pasara lo que pasara, '¡No pot ser!', atacaba el equipo, '¡No pot ser', pitaba el árbitro, '¡No pot ser!' Y me acuerdo un día en el que hubo un momento en el que José Luis Núñez se levanta, se pone delante de mí, haciendo aspavientos con las manos y parecía como si me fuera a agredir y yo estaba allí como acojonado. Le dije que tranquilo y más o menos se calmó. Pero cuando acaba el partido, que encima perdimos, bajamos al bar y llega como un poseso Gaspart: '¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado?'. Le digo 'chico, déjame en paz que vamos a acabar a bofetadas…' pero siempre hemos tenido una relación correcta".