Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Serie A
Inter Inter INT

-

Roma Roma ROM

-

Bundesliga
Ligue 1
Lille Lille LIL

-

Brest Brest BRE

-

Nîmes Nîmes NIM

-

Lyon Lyon LYO

-

Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

Alba Berlin ALB

-

Panathinaikos PAN

-

Olympiacos OLY

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Ajax Ajax AA

-

Willem II Willem II WII

-

NUMANCIA 1 - OSASUNA 1

Torres deja a los sorianos con cara de circunstancias

Un gol del jugador de Osasuna deja a los locales con rictus serio al ver como perdían dos puntos. Locura en la afición visitante. Diamanká marcó para los sorianos.

Setenta minutos nadando, haciendo un esfuerzo ímprobo, superando a uno de los mejores equipos de la categoría para que todo se esfune en el minuto 94. Torres pilló el balón en el área y golpeó ayudado por los más de mil doscientos aficionados de Osasuna que no paraban de animar. El Numancia perdió dos puntos cuando los tenía guardados en el bolsillo, como el que pierde dinero y no sabe cómo ha sido. La primera parte fue como se presuponía, trepidante. Con Osasuna siempre en transiciones rápidas a la portería contraria, el Numancia tardó diez minutos en despertar y cuando lo hizo fue para marcar. Antes el equipo de Arrasate comenzaba a cercar la portería de Juan Carlos quien se erigió como uno de los mejores de los suyos. Las internadas de Torres, las paredes de Brandon y el objetivo de tener la portería entre ceja y ceja de Villar provocaron que Osasuna estuviera merodeando y haciendo trabajar al portero local. Pero en los sorianos apareció Diamanká. El pichichi, el senegalés que es ya imprescindible en este equipo remató de cabeza abajo, Rubén rechazó el balón que volvió a caerle al centrocampista y ahora sí, disparó con fuerza mandando el balón al fondo de la red. Uno a cero con un acercamiento. Los posteriores fueron o desviados o desbaratados por alto por Rubén. Atacó menos el Numancia que Osasuna. Al equipo de Pamplona le entró la prisa y saber que una victoria lo colocaría como líder. Se volcó a portería rival. Disparo de Torres desde 25 metros al palo, remates sacados sobre la línea por Juan Carlos y Villar reclamando gol. Fútbol en estado puro.

Pero toda esa intensidad de la primera mitad se la dejaron ambos equipos en los vestuarios. La segunda parte no tuvo nada que ver con la primera. Apenas se acercaron ambos equipos al área contraria y ni siquiera los cambios aportaron más. Derik tuvo que marcharse lesionado. El central del Numancia llegó tocado del aductor al partido y en su lugar tuvo que salir Gutiérrez. Nacho se infló a robar balones, el jugador está ahora mismo por delante de otros compañeros en dicha posición. Pero aún con las internadas, con los centros y la verticalidad de Osasuna, ningún equipo llevó peligro a la portería. Arrasate movió ficha. Buscó más opciones arriba con Xisco, movilidad con Íñigo Pérez y Kike Barja. Y cuando los locales, jugadores y afición, se frotaban las manos viendo como habían logrado tres puntos, apareció Torres, el que más ganas le puso de los suyos, el que no se cansó de animar y dirigir para golpear un balón al segundo palo y evitar la derrota.