LaLiga Santander
Serie A
Bundesliga
Liga Portuguesa
Liga Rumana
CS Concordia Chiajna CS Concordia Chiajna CHI

-

Steaua Steaua STE

-

Liga Turca
Antalyaspor Antalyaspor NTL

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Liga Griega
Apollon Smyrnis Apollon Smyrnis APL

-

PAOK PAOK PAO

-

OFI Creta OFI Creta CRE

-

Lamia FC Lamia FC LAM

-

ATLÉTICO B 3 - NAVALCARNERO 0

El Atlético B no perdona, alarga su buena racha y ya es colíder

Los jugadores del Atlético B celebran el gol de Pinchi.

ATLÉTICO DE MADRID

Darío Poveda, Pinchi y Clemente marcaron los goles del triunfo ante el Navalcarnero, que no mereció tanto castigo. El filial enlaza once jornadas sin perder (29 puntos de 33).

Partido extraño en el Cerro del Espino. El Navalcarnero no mereció un marcador que resulta excesivo; sin embargo, el Atleti B está de dulce, juegue bien, mal o regular no permite nada, regala muy poco y la portería rival es una autopista de nueve carriles. Ganaron los de Óscar Fernández por seriedad y porque apenas cometieron errores; luego atinaron delante y casi liquidaron la película antes del descanso. El Naval quiso, pero sucumbió a sus bajas y a la calidad que atesora un filial que puede aspirar de verdad al playoff. Ya es colíder, a la altura del Fuenlabrada. Y son once jornadas ya sin perder: 29 puntos de 33. 

Es un axioma: cuando estás abajo, ni la suerte te acompaña. El Navalcarnero arrancó con opciones de sorprender, pudo adelantarse en el marcador y el infortunio le impidió tomar ventaja. El filial no concedió tanto; dos errores defensivos visitantes y de repente 2-0. El primero, de Darío, tras un penalti sobre Mollejo. Éste sirvió también el segundo a Pinchi. No aparentaba tanto la primera mitad para semejante marcador pero mientras al Naval todo le sale cruz, al filial todo le va cuesta abajo.

En la segunda mitad los de Fran Garrido salieron dominadores y rozaron el gol ante un filial que esperaba una contra para sentenciar. No tuvieron suerte los amarillos que cuando se sobreponían a su falta de puntería se topaban con Dos Santos o el palo. Conforme pasaban los minutos los espacios en la defensa visitante se hicieron más grandes y lo acabó aprovechando Óscar Clemente, con un potente zurdazo, para poner un marcador demasiado abultado para los méritos de ambos. No es que el filial no sea justo ganador, fue mejor en general, es que el Naval no mereció tanto castigo. Cosas del fútbol.

0 Comentarios

Mostrar