OVIEDO 2 - CÁDIZ 1

El Oviedo no titubea

Los azules aprovechan los errores cometidos por el Cádiz (2-1) para imponerse en el duelo de aspirantes al play-off.

El Oviedo se llevó el duelo de aspirantes gracias a su instinto asesino, su capacidad para detectar errores del rival y agrandarlos. Un equipo que no duda. Fueron mejores los de Anquela que el Cádiz en las áreas, en un choque de alternativas en el que decidió el acierto.

El partido resultó animado desde el principio, como si Oviedo y Cádiz se hubieran propuesto desafiar al perezoso horario. Garrido fue el primero en presentarse con un remate de coronilla que se fue arriba. No tardaba el Cádiz en visitar la meta carbayona. Su segunda llegada fue más ruidosa. Machís, una estampida, aceleró en la izquierda y la puso blandita. Remató Vallejo, pero Champagne, en la línea de gol, despejó con la agilidad de un veinteañero.

El Oviedo respondió en el minuto 12 apelando al laboratorio de Anquela. El córner, solución a los problemas. Centró Bárcenas, Alanís ganó la primera disputa, Cifuentes rechazó, y Carlos Hernández se impuso a Sergio Sánchez en el rechace. El 1-0 premió el hambre.

Tras la efervescencia inicial, el choque bajó en revoluciones. En parte, por la anestesia que le puso el Oviedo. Al Cádiz le costaba enlazar con los de arriba. Solo encontró salida en la izquierda, hábitat del eléctrico Machís, debut con nota. Así lo demostró a los 41'. Vallejo buscó a Lekic, en posición de pivote, de espaldas. El ariete filtró al espacio y Machís batió con calidad a Champagne. El tanto amenazaba con aturdir al Oviedo pero, antes del descanso, encontró otra fisura. Bárcenas le robó la pelota a un ingenuo Carmona, encaró y disparó. Cifuentes tocó pero Johannesson, en línea, llegó antes que nadie para anotar.

El 2-1 condicionó la salida tras el intermedio. La tocó al Cádiz ponerle una marcha más al partido. Probó Machís a Champagne desde lejos, pero respondió el Oviedo en busca de espacios: Bárcenas y Folch se encontraron con Cifuentes. Los azules cedieron el mando, replegando cerca de su área, aunque sin peligros. Lo intentó Cervera con más colmillo: entraron Querol, Álex y Aketxe. Movió ficha Anquela con Javi Muñoz y, mágicamente, el Oviedo recuperó la pelota, método infalible para desactivar cualquier respuesta cadista, incapaz de pisar el área carbayona hasta el final.


Álvaro Cervera: “Mis cambios no fueron acertados”

El técnico del Cádiz asumió la responsabilidad de la derrota al reconocer que se equivocó en algunas decisiones: "Esperaba un partido así, muy disputado. El estado del campo no ayudaba a ninguno de los dos. Pensaba que el choque se decidiría en una jugada a balón parado o un error: Y así llegaron sus dos goles. En la segunda parte, propiciado por el Oviedo y por nuestros cambios, no estuvimos bien: estábamos por estar. Como equipo no hicimos nada y así no sacaremos resultados. Mis cambios no fueron acertados. Teníamos buenos jugadores pero no respondimos como equipo. No podemos defender con la mitad del equipo porque no nos da.

 

Juan Antonio Anquela: “Estamos por encima de lo que se nos puede pedir”

 El técnico del Oviedo se mostró muy satisfecho del trabajo realizado por su equipo y del rendimiento que están mostrando sus jugadores durante toda la temporada: “Tenemos que saber lo que tenemos. Y a razón de eso, jugamos. A este equipo no se le puede pedir más. Intentamos estar ordenados. En la primera parte nos ha costado tener la pelota, en la segunda jugamos bastante bien. El Cádiz no tuvo más que una en la segunda parte. Y estamos hablando de un equipo que estará en play-off casi con toda seguridad. Tuvimos el balón arriba mucho rato. Eso es saber leer el partido, lo que nos interesa”.