Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

BARCELONA

La dudas de Messi en el falso nueve

Los partidos ante PSV (88) y Villarreal (68) fueron en los que menos acciones participó del curso. Contra el Submarino es que ni pisó el área. Llevaba cuatro años fuera de ese puesto.

Es posible que a Messi se la haya pasado el tiempo de jugar de falso nueve. Es más, puede que ni él mismo se vea ahí. Sus datos contra el Villarreal, y especialmente su mapa de calor, que demuestra que no pisó el área, descubren que fue el partido de la temporada en el que menos acciones participó (68). De hecho, el otro partido en el que en menos acciones había intervenido fue el inmediatamente anterior, el de Eindhoven (88). No obstante en el Philips Stadion sí efectuó siete remates e hizo un gol al PSV.

El puesto de falso nueve le quedaba lejos a Messi. Puesto ahí por sorpresa por Guardiola el día del 2-6 en el Bernabéu en la temporada 2008-09 (el técnico lo llamó a su despacho y se lo comentó durante la semana), lo que pareció un movimiento puntual para descolocar al Madrid de Juande Ramos, acabó por darle el salto definitivo de su carrera al argentino, que en esa posición explotó al límite su buena relación con el gol: en LaLiga 2011-12, por poner un ejemplo, marcó 50 goles. Messi se mantuvo en ese puesto hasta la temporada 2014-15. Entonces, viendo que el equipo había perdido pujanza y presencia en el área, Zubizarreta acertó en el fichaje estratégico de Luis Suárez, que debutó en el Bernabéu jugando en la derecha. Pero eso cambió pronto. El transcurso de la temporada, que tuvo el punto de inflexión de la tormenta de Anoeta y acabó en triplete, devolvió a Messi a un puesto de partida de falso extremo derecho. Desde ahí se desplazaba al centro para conectar con Suárez y Neymar. Los resultados fueron exitosos con goles, además, inolvidables como el de la final de Copa ante el Athletic.

Los problemas en la rodilla derecha de Suárez y la poca confianza de Valverde en Munir, cuyo rendimiento no ha dado el resultado esperado, invitó a Valverde a colocar como falso nueve a Messi en los partidos de Eindhoven y ante el Villarreal. A sus 31 años, sin embargo, Messi ha perdido algo de potencia para cabalgar tantos metros de campo y romper en profundidad y se siente mucho más cómodo retrasando su posición y generándolo. Lo dijo hace poco él mismo: “Me veo más como creador que como goleador”. El plan de juego del Barça no tiene secretos y está dividido en dos partes. La primera intenta hacerle llegar el balón a Messi. A partir de ahí,el argentino decide qué destino tendrá la jugada. Messi habilita a laterales o extremos y luego se asoma por el balcón del área para aparecer. Es su modus operandi para hacer goles. Pero lo suyo ya es aparecer, no estar. En el partido contra el Villarreal, de hecho, fue Arturo Vidal el delantero real del equipo. Messi huyó del área, como si quisiera mandar un mensaje sobre sus preferencias en el campo.

De momento, el asunto quedará ahí porque Suárez, salvo sorpresa, jugará ante el Espanyol. Sin embargo, Valverde ya anunció en la rueda de prensa posterior ante la Cultural Leonesa que, de momento, está “prefiriendo” a Messi ahí en lugar de a Munir por lo que no sería extraño volver a verlo durante esta temporada. Habrá que estar, entonces, atentos a su comportamiento.