TENERIFE 0 - ALBACETE 0

Dani y Nadal impiden emociones en el Heliodoro

Ambos porteros estuvieron muy firmes y por ellos no hubo goles. Cada equipo, además, lanzó al poste.

Tenerife y Albacete empataron porque los porteros estuvieron muy seguros cuando fueron requeridos. Los locales lo buscaron, pero se bloquearon al llegar al área rival, mientras que los manchegos se defendieron con orden aunque sin encerrarse.

Oltra decidió variar una vez más el sistema, recuperar la defensa de cuatro y poblar más el centro del campo con Luis Milla, Undabarrena y Acosta, mientras que Ramis repitió la misma alineación con la que logró la victoria en Tarragona.

Con la lección aprendida del mal inicio de Alcorcón salió el Tenerife. Se le vio más intenso que hace quince días, ante un Albacete que trataba de aprovechar alguna contra. Malbasic tuvo la primera, pero no supo rematar entre los tres palos (7’). Una pérdida de Alberto le permitió a Eugeni probar los guantes de Dani, quien mandó al córner con seguridad (9’).

Los insulares dominaban, aunque los visitantes eran más peligrosos. Tanto que el 0-1 estuvo muy cerca, pero el cabezazo de Ortuño salió apenas desviado (18’). Instantes después, Olivera se animó sin ser frenado por nadie y su disparo lo retuvo el meta blanquiazul en dos tiempos (19’).

Después de esos sustos, el Tenerife se rehizo y fue en busca de Tomeu Nadal, quien le tapó una buena opción a Nano (28’) tras jugada de Malbasic. Tuvo más la pelota el conjunto canario, pero le faltó resolver mejor cerca del área, donde se le bloqueaban las ideas. Justo antes del descanso, Luis Milla lanzó apenas alta una falta.

En la segunda mitad, la primera ocasión la tuvo el Tenerife: un buen centro de Luis Pérez no fue bien rematado de cabeza por Malbasic (48’). Después fue Alberto el que probó, pero atrapó Tomeu Nadal sin dificultad. Una contra comandada por Nano acabó en los pies del delantero serbio que remató desviado (57’). Dani, por ahora, era un mero espectador del partido. Otra vez la tuvo el Tenerife, pero desvió el meta con una gran intervención (61’).

A pesar de todas esas llegadas, la más clara fue del Albacete: la única vez que Zozulia le ganó a Alberto cabeceó al gol, pero Dani, providencial, desvió y en el rechace, lanzó fuera Gentiletti con la portería a favor.

Con más corazón que cabeza, fueron los tinerfeños en busca del triunfo, pero ni Malbasic, ni Jorge (con un remate al palo) acertaron. Casi en la última, Rey Manaj lanzó al poste derecho de Dani que nada podía hacer.