Oporto 4-1 Lokomotiv

El Oporto golea al Lokomotiv y tiene pie y medio en los octavos

Victoria con autoridad del equipo de Casillas y Óliver Torres, que lidera el Grupo D y sólo necesita un empate en dos partidos para sellar su pase.

El Oporto prácticamente aseguró su clasificación para los octavos de final de la Champions tras ganar ayer en casa al Lokomotiv (4-1). El equipo de Iker Casillas y Óliver Torres sólo necesita un empate en dos partidos para sellar el pase. Con una victoria en el próximo partido, ante el Schalke, los portugueses tienen garantizada la primera plaza del Grupo D, que ahora mismo lideran con 10 puntos, dos más que los alemanes y a seis puntos del Galatasaray, tercero. El Lokomotiv perdió sus cuatro partidos y es colista del grupo.

El equipo de Sérgio Conceição dominó prácticamente todo el partido y confirmó su gran momento. El entrenador decidió apostar por un Héctor Herrera que llevaba dos partidos sin ser relacionado debido a una posible salida del mexicano en el mercado invernal. El medipunta de 28 años no había llegado a un acuerdo con el club y estaría a punto de cerrar su traspaso al Roma en enero por 10 millones de euros.

Su suyo el gol relámpago de los locales, que marcaron nada más empezar el partido, a los dos minutos, tras una excelente jugada de Marega. El delantero francomaliense hizo una linda combinación de pases con Maxi Pereira, superó Howedes casi en el área chica y, en la salida del portero, centró raso para asistir al mexicano, que remató a la portería prácticamente vacía.

La combinación entre Marega y Herrera siguió en sintonía y, a tres minutos del descanso, el mexicano devolvió el favor a su compañero. El mediapunta tomó el mando de un contragolpe y lanzó un pase en profundidad al delantero que arrancó en diagonal desde la izquierda y, libre ante el portero, finalizó potente para marcar el segundo del Oporto.

La tormenta bestial que caía y la tranquilidad la ventaja de dos goles enfriaron el Oporto que quitó el pie del acelerador tras el descanso y permitió que el rival se lo creyera en una remontada. En el 59’, el peruano Farfán, que había entrado por el portugués Mario Fernandes en la reanudación de la segunda parte, marcó de cabeza tras un córner desde la derecha el gol que parecía daría vida al Lokomotiv. Pero que sirvió para volver a despertar al equipo local, que pasó a buscar el tercero con la misma intensidad de la primera parte.

Y no tardó ni ocho minutos para lograrlo. Tras una mala reposición de balón del portero Guilherme, Óliver Torres lanzó al Tecatito Corona que controló en la entrada del área y remató sin dar opción al portero rival.

Todavía le quedó tiempo al Oporto marcar el cuarto, con Otavio, que soltó un zapatazo desde la frontal del área para hacer un golazo en el 93’.