Temas del día Más temas

FÚTBOL

¿Qué fue de Ibagaza? El 'caño' que se asoció con Eto'o y Torres

El argentino fue el encargado de dar el último pase en un Mallorca de Champions y un Atlético que se estabilizó en Primera. También jugó en el Villarreal.

Suele decirse que el buen perfume viene en frasco pequeño, una frase que se podría recoger en el fútbol en el caso de Ibagaza. El argentino desprendía calidad a mansalva en su 1,66 de altura que le sirvió para dejar huella en un Mallorca de Champions League y también en un Atlético que a navegaba a la deriva en la mitad de la tabla tras haber regresado a Primera dos temporadas antes de su fichaje. Además, formó parte de un gran Villarreal. 'El caño', como era conocido por su facilidad para hacer pasar el balón entre las piernas de sus rivales, llegó a España de la mano de Héctor Cúper, con quien había triunfado en Lanús, disputó 344 partidos en Primera, el segundo argentino que más tras Messi y pasó los últimos años de su carrera en Grecia, donde continúa viviendo ya que no se ha desligado del Olympiacos, iniciando su carrera como técnico.

Ariel Ibagaza, Samuel Etoo, Alvaro Novo y Hipolito Fernandez durante un partido entre el Mallorca y el Deportivo

Ariel Miguel Santiago Ibagaza (27 de octubre de 1976, Buenos Aires), comenzó su carrera deportiva en Lanús, hasta debutar con el primer equipo en el año 1994. Con la selección juvenil albiceleste ganó el Mundial Sub-20 de 1995 que se llevó a cabo en Qatar. El centrocampista enlazó su crecimiento en Lanús 'con los mayores' con una generación de jugadores que más tarde se trasladaría a España en la que destacaban Carlos Roa, Siviero, Óscar Mena o Gabriel Schürrer. Su explosión futbolística llegó en el año 1996 cuando el club argentino ganó la Copa Conmebol, precursora de la Copa Sudamericana, imponiéndose en la final a Santa Fé por un global de 2-1 con Ibagaza que partía desde la mediapunta y destacaba por su visión de juego, último pase, manejo de balón, calidad y destreza en el esférico parado. El técnico de aquel histórico equipo era Héctor Cúper, que llegó a Lanús en 1995 y se marchó en verano de 1997 para dirigir al Mallorca.

Formó parte del mejor Mallorca de la historia

El entrenador argentino firmó a Roa y a Mena en su llegada al equipo bermellón y se hizo con los servicios de Ibagaza una temporada después tras abonar tres millones de dólares por el 50 por ciento de su pase (junto a él también llegó Siviero). El menudo futbolista salió de Argentina con 22 años en el inicio de la temporada 1998/99 para jugar en un Mallorca que el curso anterior había sido finalista de Copa del Rey y había finalizado la Liga en la quinta posición. Su desembarco en España fue asombroso, ganando la Supercopa de España ante el Barcelona en sus dos primeros partidos, ambos como titular y acabando la temporada con seis goles anotados, uno de ellos en la victoria liguera contra el Real Madrid (2-1) todo ello con el '10' a la espalda. El argentino completó la final de la Recopa de Europa donde el Mallorca fue derrotado por 2-1 ante una Lazio que poseía en su plantilla a grandes estrellas del nivel de Nesta, Nedved y Vieri. El equipo balear acabó en la tercera posición con 66 puntos, a sólo dos del Real Madrid, segundo clasificado, y Héctor Cúper decidió hacer las maletas para firmar con el Valencia.

Ibagaza y Torres durante un partido con el Atlético en la temporada 2004-05

El Mallorca por su parte incorporó a Samuel Eto'o para su ataque en enero del año 2000, donde se compenetró a la perfección con un Ibagaza que se encargó de suministrar balones desde la mediapunta para que el camerunés los convirtiese en goles. En la temporada 2000/01 el argentino logró 10 tantos, su récord en un curso. La relación entre Ibagaza y Eto'o vivió su mayor esplendor en el año 2003, cuando el Mallorca levantó la Copa del Rey, todo ello con Gregorio Manzano en el banquillo, otro técnico muy influyente en su carrera. Eto'o acabó la temporada con 19 goles anotados e Ibagaza fue determinante en muchos de ellos. Dos de los tantos del punta llegaron en la final del torneo copero donde se impusieron al Recreativo por 3-0. En cuartos de final habían eliminado al Real Madrid tras golear por 4-0 al equipo blanco en Son Moix con una asistencia mágica del argentino al camerunés.

Del Mallorca al Atlético de Madrid 

Sus cinco grandes temporadas en el Mallorca llevaron al Atlético de Madrid a invertir unos cinco millones de euros para lograr el fichaje de Ibagaza, por el que suspiraba desde su Ascenso a Primera. Fue una petición expresa de Gregorio Manzano, que llegaba al banquillo rojiblanco. El equipo luchaba por dar un salto adelante en la clasificación y volver a pelear por Europa, aunque no tendría el éxito esperado. Pese a esto, Ibagaza fue titular indiscutible, partiendo en el once en 31 partidos de los 38 que jugó en su primer curso y llegando a debutar con la selección argentina absoluta. El centrocampista se mantendría dos temporadas más en el Atlético, donde se convirtió en el mejor socio de un Fernando Torres que ya capitaneaba al equipo. Su pase de gol más recordado llegó en el Camp Nou con un espectacular taconazo en el primer minuto de partido que El Niño convirtió en oro. El partido finalizaría con la victoria colchonera por 0-2. El Atlético no consiguió el salto de calidad esperado e Ibagaza perdió protagonismo en la temporada 2005/06, donde se despidió del club viendo la roja directa en su último duelo como rojiblanco. Sus 106 partidos en el Atlético le sirven para tener una placa en el Paseo de Leyendas del Wanda Metropolitano.

Ibagaza y Tiago durante un partido entre el Villarreal y el Atlético de Madrid.

Así, volvería al Mallorca dos temporadas más, de nuevo dirigido por Manzano, donde se sentiría importante y anotaría ocho goles antes de fichar por el Villarreal (2008/09). Pese a que se sentía muy cómodo en la isla, el Submarino Amarillo tenía un gran proyecto y jugaba la Champions. Ibagaza fue importante en una plantilla donde destacaban Marcos Senna, Bruno, Pires, Cani o Cazorla en el centro del campo y Giussepe Rossi y Nihat Kahveci en ataque. Tras un segundo curso menos prolífero en el Villarreal, saldría con destino al Olympiacos tras disputar 343 partidos en Primera, el argentino que más hasta que fue superado por Leo Messi. En Grecia vivió los últimos años de su carrera y consiguió cuatro Ligas y dos Copas del país heleno antes de jugar un último curso en el modesto Panionios en la temporada 2014/15. Tras colgar las botas, afirmando públicamente que le hubiese gustado recibir una oferta del Mallorca para haber disputado un último año en el club, su vida continuó ligada a Grecia. Después de formarse como director deportivo en España y lograr el título de entrenador regresó a El Pireo para comenzar su aprendizaje en los banquillos en Olympiacos. Actualmente ejerce como segundo entrenador en las categorías inferiores del club, trabajando con los Sub-17 en busca de que puedan ascender al primer equipo. Una vida ligada al fútbol y al Mallorca, donde es recordado como una de las grandes figuras históricas de un club que ha retornado a Segunda División y lucha por volver a tocar las mieles del éxito cosechado en los últimos años del Siglo XX y en el inicio del XXI.

0 Comentarios

Normas Mostrar