LEGANÉS

Pellegrino y el dilema inminente de la portería del Leganés

El club espera cerrar el fichaje de un arquero este semana o antes del debut en Liga. Pero si el fichaje no llega, Pellegrino duda: ¿apostar por Serantes o 'recuperar' a Cuéllar?

Los porteros del Leganés, Jon Ander Sernates y 'Pichu' Cuéllar.
Juan Aguado Diario AS

Mientras el Leganés busca nuevos inquilinos para su portería (los pepineros quieren fichar dos arqueros), Mauricio Pellegrino, su entrenador, se enfrenta a un dilema. El de decidir quién será su guardameta titular frente al Rayo Vallecano este sábado en el Villa de Leganés (20:00, Telemadrid) y, en caso de que no llegue refuerzo para la meta, quién jugará en la primera jornada de Liga ante el Athletic en San Mamés.

El tiempo, en este caso, juega a favor del Leganés. Ese partido en la Catedral se disputa el lunes 20 de agosto, así que los madrileños tienen 12 días para encontrar uno (o dos porteros) que puedan satisfacer los deseos de su nuevo entrenador y que salga de inicio frente a los rojiblancos.

Asunto diferente es contra el Rayo Vallecano. Ahí el tiempo es más escaso, aunque la dirección deportiva trabaja para que al menos el fichaje del primero de esos dos porteros llegue antes de que se dispute el partido. Es decir, que se ate en los próximos tres días.

¿Apostar por Serantes o por Cuéllar?

En caso contrario, si no hay fichaje inmediato, el dilema seguirá persistiendo. Ahora mismo Pellegrino tiene dos futbolistas para el puesto. Uno es Cuéllar, titular indiscutible la pasada temporada. Con Garitano sólo se perdió los tres últimos partidos de Liga, cuando el Leganés ya estaba salvado.

Este verano el extremeño ha pedido salir. El club se niega a dejarle marchar gratis. Su futuro está en el alero. Entre tanto, sólo ha disputado un partido de pretemporada. El primero, ante el Alcorcón. Frente a Alavés y Majadahonda no jugó por molestias en el pubis. Ante Olympiacos y Zaragoza, Pellegrino lo dejó fuera de la lista por decisión técnica.

Vistas estas últimas ausencias, no sería descabellado que el entrenador lo volviera a dejar fuera de la titularidad ante el Rayo. Sucede, sin embargo, que el otro portero que tiene, Jon Ander Serantes, no termina de llenarle el ojo.

El de Barakaldo empezó la pretemporada con normalidad después de una temporada y media para olvidar por lesiones y cuestiones burocráticas. Serantes lo ha jugado todo salvo los primeros 45 minutos del primer partido de preparación. Su mejor encuentro fue ante Olympiacos, en el que sacó una mano espectacular. Pero, pese a ello, en el día a día parece no haber convencido a su nuevo entrenador.

Pellegrino duda con la vista puesta en San Mamés. En caso de que para entonces no lleguen los refuerzos para la meta, ¿qué hacer? ¿Seguir apostando por Serantes o recuperar a Cuéllar?