perform

REAL MADRID

El Madrid gastó en promesas la hucha de los dos últimos años


Rayo - Real Madrid en directo: LaLiga en vivo

Con Cristiano cada vez más cerca de abrir la puerta de salida, al Real Madrid le toca romper la hucha para acometer una gran inversión que no se vive en el club desde el fichaje de Gareth Bale en 2013 por 101 millones de euros. El Real Madrid lleva dos temporadas haciendo caja en verano. Desde el verano de 2016 ha ingresado 176 millones de euros en ventas. Hace unos días ingresó por Mascarell (6 millones de euros por su pase al Schalke), Lienhart (2M€ del Friburgo) y Lucas Torro (1,8M€ por el 50% del pase al Eintracht); en el verano de 2017 fueron Morata (80M€ del Chelsea), Danilo (30M€ del City), James (13M€ por una año de cesión al Bayern), Mariano (8M€ del Lyon), Diego Llorente (7M€ de la Real) y Burgui (3M€ del Alavés); y en 2016 fueron Jesé (25M€ del PSG), Cheryshev (7M€ del Villarreal), Medrán (1,5M€ del Valencia) y Mascarell (1M€ del Eintracht). En total 176 millones de euros. Pero esta partida de ingresos no es suficiente para igualar al gasto generado en el mismo tiempo, 215 millones.

En lugar de fichajes Galácticos, como hizo Florentino en su primera etapa y en el primer año tras su vuelta en 2009 (de una tacada trajo a Cristiano, Kaká, Benzema y Xabi Alonso entre otros), la política del Madrid se basa en inversiones. Esos 215 millones de gasto desde 2016 se han ido en Odriozola (35), Rodrygo (45), Lunin (8,5), Vinicius (45), Theo (30), Ceballos (16,5), Morata (30) o Sergio Díaz (5). Pese a que la entidad genera ingreso 674,6 M€ (ejercicio económico 2016-17), La idea dentro de la entidad es no acometer una operación de gran calado como las que hacen PSG o Manchester City sino adelantarse a estos clubes antes de que sean inaccesibles

James: -25 millones de euros

La última gran inversión de la entidad, con la excepción del mencionado Bale en 2013, se remonta al Mundial de 2014 con James, por 80 millones de euros. Está pendiente la opción de compra que tiene el Bayern por valor de 42 millones de euros, a los que habría que sumar los 13M€ por la cesión. En total serían 55 millones de euros, es decir, una venta por 25 millones de euros menos de lo que costó. Ahora, el club está está pendiente de esa opción de compra que cuadraría las cuentas porque el balance actual en los dos últimos años es de -39 millones de euros. Con esos 42, el club blanco presentaría un superávit de 6 millones de euros. Una hucha exigua pese que se sumasen los 100M€ de la Juve por Cristiano,  a la vista de cómo está el mercado de fichajes en los últimos años: Neymar (222M€), Mbappé (180M€), Coutinho (160M€), Dembélé (115M€), Pogba (105M€), Bale (101M€), Higuaín (96M€), Lukaku (84,7M€), Luis Suárez (81M€) o Van Dijk (78M€).