¿Qué fue de Laudrup? El ídolo de Iniesta, ex del Madrid y Barça

Más vídeos de Fiebre Maldini en plus.es" />

BARCELONA-REAL MADRID

¿Qué fue de Laudrup? El ídolo de Iniesta, ex del Madrid y Barça

Jugó como blanco y blaugrana, donde formó parte del 'Dream Team'. El danés dejó su huella en la historia de LaLiga con sus famosos 'pases sin mirar'.

Con una técnica exquisita, Michael Laudrup destacaba por su gran habilidad con el balón, sus precisos lanzamientos y su amplio repertorio de asistencias, como los espectaculares pases sin mirar que son recordados en su nombre ('pases sin mirar a lo Laudrup'). Y es que son muchos los jugadores que han intentado imitar al danés, pero pocos han conseguido igualar sus ingeniosos y efectivos pases mirando al tendido. Jugador polivalente en el ataque, contaba con una gran elegancia y talento, que supo explotar a la perfección en clubes como Real Madrid y Barcelona, y por lo que se le considera uno de los mejores futbolistas europeos de los años 80 y 90. Ajax y Juve completan su currículum en el que suma cinco títulos de LaLiga española, una Copa del Rey o una Champions, entre otros. Tras colgar las botas, se pasó al mundo de los banquillos, una profesión que sigue desempeñando en una de las ligas más exóticas, la Qatar Stars League. El danés es ídolo de muchos, entre los que destaca Andrés Iniesta. El futbolista de Fuentealbilla, que anunció hace una semana su marcha del Barcelona a final de temporada, siempre mostró su admiración hacia el danés. "Guardiola y Laudrup son mis referencias", aseguró en alguna rueda de prensa el manchego.

Iniesta con su ídolo Laudrup.

Iniesta con su ídolo Laudrup.

Hijo, sobrino y padre de futbolistas

Michael Laudrup (Frederiksberg, Hovedstaden, 15 de junio de 1964) empezó a despuntar desde muy joven, debutando con la Selección de Dinamarca con apenas 18 años. El exjugador lleva el fútbol en la sangre. Su padre, Finn Laudrup, fue internacional con el combinado danés, al igual que su hermano, Brian, que también jugó en el Milan, Bayern,Chelsea y Ajax, entre otros. Además, es sobrino por parte de madre del entrenador Ebbe Skovdahl y sus dos hijos, Mads y Andreas, también han jugado en las categorías inferiores de la selección danesa. Este último, el pequeño, pasó por el BK Søllerød-Vedbæk, el Lyngby BK, los juveniles del Real Madrid y Nordsjælland. Con tan sólo 24 años, Andreas se vio obligado retirarse por una enfermedad reumática crónica.

Laudrup con su hijo.

Formado en la cantera del Brøndby, club con el que debutó como profesional en 1981, sus prometedores primeros años como futbolista le llevaron a dar el salto a la liga italiana en 1983. En el Calcio recaló primero en la Lazio (1983-1985) y, más tarde, en la Juventus de Turín donde compartió vestuario con jugadores de la talla de Platini, Paolo Rossi y Boniek. En su primera temporada como bianconero ganó una liga italiana y disputó la final de la Copa Intercontinental frente al campeón de América, Argentinos Juniors, que terminó ganando la Juve en la tanda de penaltis. Su segundo curso en Turín estuvo empañado por las continuas lesiones, con las que empezó su declive en el fútbol italiano.

Formó parte del 'Dream Team' de Cruyff

Su siguiente parada, en 1989, fue nada más y nada menos que el Fútbol Club Barcelona, donde pasó los mejores años de su carrera como futbolista. En el cuadro culé se convirtió en uno de los pilares del 'Dream Team' de Cruyff junto a jugadores como Koeman, Stoichkov, Guardiola, Romario... Vistió la elástica azulgrana durante cinco temporadas en las que disputó un total de 226 encuentros y dejó 55 goles. En su etapa como culé, Laudrup participó en la primera Copa de Europa que ganó el Barcelona en la final disputada frente a la Sampdoria en Wembley el 20 de mayo de 1992. También fue parte del equipo de la manita al Real Madrid en El Clásico de 1994.

Once del Barcelona del Dream Team en 1994.

Los problemas entre Laudrup y el Barcelona comenzaron con la llegada de Romario en 1993. Con el brasileño ya había cuatro extranjeros en el equipo por lo que uno debía de quedarse en el banquillo ante la limitación de no poder alinear a tres extranjeros a la vez. Este hecho, unido a los rumores de que el danés había firmado un contrato con el Real Madrid, llevaron a Cruyff a elegir a Michael para descansar en los partidos de Champions. El técnico holandés se escudaba en su bajo rendimiento y llegó a decir que al futbolista danés le faltaba gol. Laudrup no contaba con la confianza del entonces entrenador culé y aquello no acabó en buen puerto. Llegó la final de la Champions de 1994 frente al Milan, donde jugaba el hermano del atacante danés, Brian Laudrup. En aquella cita, en la que los italianos derrotaron al Barça, Cruyff volvió a descartarlo.

Fichó por el Real Madrid tras un año de tensiones en el Barça

A pesar de que Michael siempre dijo que sólo abandonaría el Barcelona para marcharse a su país, las malas relaciones y continuos enfrentamientos con el cuerpo técnico dieron lugar a que el jugador no quisiera renovar con la entidad azulgrana, lo que le dejaría relegado en el equipo en sus últimos meses en la Ciudad Condal en los que se disputó la citada final frente al Milan. Todo ello le llevó a tomar la decisión de aceptar en 1994 la oferta de un Real Madrid entrenador por el argentino Jorge Valdano. "Me voy porque ya no le aguanto más", dijo de Cruyff en la rueda de prensa de su despedida con el Barça, equipo con el que consiguió una Copa del Rey, cuatro Ligas, dos Supercopas de España, una Copa de Europa y una Supercopa de Europa en 1992. En su último curso como culé también dejó uno de los pases más recordados del fútbol español. En un encuentro frente a Osasuna en octubre de 1993, el danés realizó un pase sin mirar para dejar un balón entre líneas a Romario que marcó el 0-2 en un encuentro que terminó con 2-3 en el marcador.

Laudrup y Guardiola en un Clásico.

Laudrup vistió de blanco durante dos temporadas, entre 1994 y 1996. En su primer año con los de Chamartín, ganó la Liga española en un campeonato en el que fue uno de los jugadores claves. Destaca el hecho de que formó parte del equipo que le marcó 5 goles (Amavisca, Luis Enrique y hat-trick de Zamorano) al Barcelona en el Bernabéu el 7 de enero de 1995. Otro dato curioso es que el danés fue el que asistió a Raúl González en su primer gol con el Madrid un 5 de noviembre de 1994. Fue frente al Atlético de Madrid en el Bernabéu, una semana después de que el delantero madrileño debutara en Primera con 17 años. Laudrup le dio el pase entre líneas y Rául chutó con la izquierda para mandar el balón por toda la escuadra.

Se perdió la Eurocopa de 1992 en la que Dinamarca fue campeona

Con la Selección danesa fue internacional en 104 ocasiones, siendo uno de los jugadores que más han jugado con Dinamarca, y marcó 37 goles desde que debutó un 15 de junio de 1982 en el día de su 18 cumpleaños. Su primer gran torneo internacional fue la Eurocopa de Francia 1984, donde a pesar de perder en semifinales contra España en la tanda de penaltis, fue considerado uno de los mejores jugadores de la cita europea. A aquello le siguió el Mundial de 1986 en México, donde volverían a perder frente a España (5-1, con cuatro goles de Butragueño), esta vez en octavos, después de que el combinado danés fuese considerado uno de los equipos revelación tras una muy notable fase de grupos en la que ganaron por 6-1 a Uruguay, 1-0 a Escocia y 2-0 a Alemania, quedando primeros de grupos. También participó en la Eurocopa de 1988 y la de 1996, pero no formó parte del conjunto danés en la de 1992 en la que Dinamarca se proclamó campeona de Europa. Su ausencia se debió a diferencias con el seleccionador danés en aquel momento. Laudrup vivió una segunda juventud con la selección danesa. Alcanzó cuartos de final del Mundial de 1998, cayendo contra la Brasil de Ronaldo. El ex de Madrid y Barcelona fue incluido en el mejor equipo de aquella cita mundialista

Laudrup se midió a España con la selección danesa.

Tras finalizar su contrato con el Real Madrid, se marchó a Japón para jugar en el Vissel Kobe, aunque no sería su último equipo. Dos años más tarde de fichar por el equipo japonés, el danés firmó por el Ajax donde colgó las botas en 1998, con 33 años. En 2002, anunció que dirigiría como entrenador el club en el que debutó como profesional, el Brøndby IF danés. Fue su primera aventura en el mundo de los banquillos, un primer contacto que le llevó a conseguir como entrenador dos Supercopas, una Superliga y dos Copas de Dinamarca. Después vendrían el Getafe, Spartak de Moscú, Mallorca y Swansea, con el que ganó la Copa de la Liga en Inglaterra en 2013. Tras este logro, Laudrup se marchó a Qatar para entrenar al Lekhwiya SC, con el que ganó una Copa y una Liga. Su siguiente aventura en la exótica liga qatarí fue el Al-Rayyan, equipo al que dirige desde 2016. El ex del Real Madrid y Barcelona dejó huella en LaLiga como un futbolista fino e inolvidable disputando el Clásico con las dos camisetas y su camino podría volver a unirse a la competición española si decidiese regresar a los banquillos de un equipo del torneo. 

0 Comentarios

Normas Mostrar