El Espanyol al fin se lo cree

ESPANYOL

El Espanyol al fin se lo cree

Alegría perica.

RODOLFO MOLINA

Hasta la jornada 23, se hundía el Espanyol a la que le marcaban un gol y jamás empataba. En el último mes, ha igualado tres resultados adversos y remontado uno.

Seguramente la autoestima esté siendo una de las claves del Espanyol en este tramo final de Liga. Una confianza perdida durante buena parte de la competición que ha resurgido con golpes de autoridad como la victoria ante el Real Madrid, y antes contra Atlético de Madrid y Barcelona. De hecho, la actual racha de siete jornadas sin perder arranca con el 1-1 liguero ante los azulgrana, no parece casualidad. Y esa convicción en sí mismos de los pericos se acabó por evidenciar ante la Real Sociedad, en la primera remontada de esta Liga.

Han tenido que transcurrir 28 jornadas para que el Espanyol logre lo que hasta hace unas jornadas se antojaba poco menos que un imposible, que es darle la vuelta al marcador. Al gol de Willian José en el minuto 41 se sobrepusieron los de Quique Sánchez Flores con el empate de Leo Baptistao en la reanudación y el penalti ejecutado en dos tiempos por Gerard Moreno: 2-1, y aún les sobraron 20 minutos. Hasta ahora, como máximo habían conseguido igualar un gol en contra, nunca remontarlo. Sucedió en la primera jornada, en Sevilla (1-1) y, curiosamente otras tres veces ya en esta racha actual de siete jornadas sin perder: el 2-2 contra el Celta de Gerard en el 87’, el 1-1 frente al Villarreal de Esteban Granero en el 85’ y el 1-1 ante el Levante, en la penúltima jornada, que Baptistao anotó en el 89’. Un síntoma, el de reaccionar cada vez que le marcan en lugar de hundirse, de que el Espanyol al fin se lo cree.

La del domingo es la segunda remontada liguera de toda la era Quique, tras la del 31 de marzo de 2017 ante el Betis (2-1), con dos goles ‘in extremis’ de Javi Fuego (87’) y José Antonio Reyes (89’). Y la tercera en partido oficial, ya que sí le dieron la vuelta al marcador en el 3-2 de los dieciseisavos de la Copa del Rey de este curso en Cornellà, ante el Tenerife: Gerard de penalti, Granero y Sergio García voltearon el gol inicial de Acosta.

Con la remontada ante la Real Sociedad y esos goles para igualar contra Celta, Villarreal y Levante, el Espanyol ha conseguido rescatar seis puntos, que de hecho son más de la mitad de los que acumula en la actual racha sin perder (11), y que son los que le mantienen con vida en su sueño europeo. Un objetivo harto complicado, que se mantiene a ocho puntos de distancia pero que, sin embargo, ya no se antoja tan lejano como antes, gracias a esa inercia del equipo y su convicción.

La visita del próximo sábado al Betis será crucial, por un lado, para saber si conserva el Espanyol sus opciones y su autoestima, y por otro, para tratar de arreglar el principal punto débil que aún arrastra el equipo: el rendimiento a domicilio.

0 Comentarios

Mostrar