Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

El mejor Sevilla castiga las rotaciones de Ziganda

SEVILLA 2-0 ATHLETIC

El mejor Sevilla castiga las rotaciones de Ziganda

Festival de Mudo Vázquez y Muriel, que permiten que el Sevilla duerma a cinco puntos de zona Champions. Pesaron las suplencias de Raúl García, Aduriz y De Marcos.

El Sevilla castigó sin despeinarse las rotaciones de Ziganda en la tarde gris y lluviosa de Nervión. Otra vez con buenas ráfagas de fútbol, en un ejercicio que viene repitiendo hace varias semanas, hizo lo que quiso con un Athletic irreconocible en la primera parte. Dos goles de Muriel y Mudo Vázquez en apenas cinco minutos volcaron el partido en favor de un equipo ambicioso que vuelve a soñar con la zona Champions, tan lejos como la veía hace poco tiempo. Y que cada vez juega mejor. Con la cabeza en Marsella, Ziganda dejó en el banquillo a De Marcos, uno de sus jugadores más en forma, Aduriz, Beñat y Raúl García. El resultado fue un Athletic absolutamente irreconocible en la primera parte, sin ninguno de esos valores que históricamente le han distinguido.

El Sevilla pasó por encima de su rival, con un fútbol fresco y dinámico. El balón se movió con dinamismo a través de Nzonzi y Banega, llegó en buenas condiciones a Sarabia y Correa. El líder del Sevilla fue el Mudo Vázquez, que sabe darle continuidad al juego y, además, asiste y marca. En el minuto 27 observó una carrera explosiva de Muriel, que había dejado pasar el balón en un saque de banda. El colombiano, titularísimo ya en el Sevilla de Montella, batió por bajo a Kepa. La sociedad ya había producido una jugada preciosa minutos antes (24’) pero Muriel estrelló el cabezazo en el larguero en una acción que recordó la noche del Manchester. El Mudo, definitivamente reconciliado con la grada, marcó el 2-0 con un cabezazo de manual tras centro de Nzonzi. El Athletic tuvo en Williams un nueve inofensivo que disparó al muñeco y sólo pudo protestar, y con razón, una acción de Escudero sobre Susaeta que, de ser advertida por Undiano, hubiese estado al límite de la amarilla y la roja.

El partido no dejó de ser plácido para el Sevilla en la segunda parte pese a que Ziganda, en lo que intentó parecer un ejercicio de autoridad, hizo los tres cambios al descanso. Ya era demasiado tarde. El Sevilla se limitó a vivir de las rentas y controlar los tiempos. El Athletic le puso muy poco picante al partido, que añadió más paradas de ese muy buen portero que es Kepa y algún golpecito de Saborit. Como tantas veces en el fútbol, el tiempo, concretamente Marsella, dirá si Ziganda acertó dando descanso a sus vacas sagradas. Lo que sí empieza a quedar claro es que Montella ha dado en la tecla con su once de oro, que vuela hacia la zona Champions y sueña con una noche mágica en Old Trafford.

Montella: "Hicimos un grandísimo partido"

Valoración: Creo que hicimos un grandísimo partido, los jugadores interpretaron muy bien en el juego pero quizás debimos hacer un gol más para haber estado más tranquilos al final

Estilo: Los jugadores han estado muy rápidos y así pudimos parar la presión del Athletic en nuestro campo. Hicimos un muy buen juego

Futuro: Ahora tenemos unos días de descanso para el físico y la mente y el martes volveremos para mirar de frente la temporada

Próximo partido ante Valencia: Tenemos que pensar partido por partido. El del Valencia será un encuentro agradable de preparar, muy difícil pero muy bonito. Intentaremos la tercer victoria consecutiva.

Ziganda: "Me voy frustrado con todo"

José Angel Ziganda, reconoció este sábado que su equipo hizo "un mal partido", pero que ya debe "pensar en el jueves", cuando jugará en Marsella ante el Olimpique la ida de los octavos de la Liga Europa. Dijo que "el Sevilla salió bien" y que el Athletic le puso "demasiado fácil el marcador".

Ziganda, sobre la alineación y el hecho de dejar en el banquillo a jugadores de peso, señaló que "hay refrescar al equipo. Se viene de jugar cada tres días repetidamente y es un riesgo de lesiones. Hay plantilla y hay que dar oportunidades".

Argumentó la entrada a la vez en el inicio de la segunda parte de Aduriz, Beñat y Raúl García porque "había que hacer algo, había que arriesgar, pero no ha salido ni una cosa ni otra". Añadió al respecto que en el descanso le comentó a sus jugadores que había que "meter un gol y meterse en el partido", pero reconoció que "cuando las cosas no salen bien, hay verlo y asumirlo".

"Me voy frustrado con todo, con el resultado, con el primer tiempo, pero no pierdo la esperanza y sé el partido que tenemos el jueves. Hay que intentar no repetir este tipo de situaciones, hay que estar de otra manera", apuntó en alusión al partido de Marsella, que calificó como "ilusionante".

0 Comentarios

Normas Mostrar