Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Dzeko y Alisson acaban con la racha del Nápoles

NÁPOLES 2 -ROMA 4

Dzeko y Alisson acaban con la racha del Nápoles

Dzeko y Alisson acaban con la racha del Nápoles

CIRO DE LUCA

REUTERS

Las paradas del guardameta y los contragolpes giallorossi tumbaron al equipo de Sarri en el San Paolo. La Juve se acerca a su primer puesto.

Después de diez victorias consecutivas el Nápoles de Maurizio Sarri sufrió su segunda derrota de este curso ante un Roma que, por enésima vez, se aferró a un increíble Alisson y supo tener puntería en los momentos decisivos, volviéndose a meter en los puestos de Champions.

El primer tiempo fue un combate de boxeo: un equipo golpeaba, el otro respondía. Nada más comenzar, Perotti cabeceó fuera desde el área chica y poco después Insigne respondió entregándole a Alisson el balón en un mano a mano. Tras las ocasiones desperdiciadas, llegaron los goles: Insigne recibió un centro raso de Mario Rui y abrió la lata, Cengiz Ünder aprovechó un balón perdido por Jorginho y su chut, desviado por el propio Rui, se trasformó en una vaselina imparable para Reina. Quinto gol en cinco jornadas para el talento descubierto por Monchi.

Era apenas el minuto 7 y los azzurri intentaron volver a atacar enseguida para adelantarse otra vez. Insigne fue el más activo pero se topó con Alisson, que desde septiembre no puede acabar un partido sin hacer milagros. Los de Di Francesco, no obstante, mantenían bien las distancias entre mediocampo y defensa, y cuando salían al ataque daban la sensación de poder hacer daño en cualquier momento.

En una de esas salidas, un suave centro de Florenzi encontró en el corazón del área a Dzeko, que anticipó a Albiol y con un testarazo firmó el 1-2. El conjunto azzurro reaccionó con vehemencia, obligando a Alisson a ejecutar un par de paradas más y llegando a golpear un poste con Callejón, que buscó su segundo gol olímpico de esta temporada.

Con el equipo totalmente volcado al ataque, obviamente, los sureños dejaban demasiado espacio a los contragolpes giallorossi, que acabaron sentenciando la contienda. Dzeko finalizó uno de esos con una preciosa rosca y Perotti, en el 79’, completó el póker aprovechando un mal pase de Mario Rui. Los napolitanos, que volvieron a contar con Milik en el tramo final tras 161 días de su lesión, lograron batir a Alisson sólo cuando ya no les servía, con un chut de Mertens que cerró el partido y valió el 2-4 final. La derrota, llegada justo después del sufridísimo triunfo de la Juve con el Lazio, deja al Nápoles con apenas un punto de ventaja sobre la Vecchia Signora, que debe además recuperar el choque con el Atalanta. Gran jornada para los bianconeri, pero la batalla para el Scudetto sigue al rojo vivo.

0 Comentarios

Normas Mostrar