El New York Times cuestiona la política de Florentino Pérez

REAL MADRID

El New York Times cuestiona la política de Florentino Pérez

El New York Times cuestiona la política de Florentino Pérez

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

El periodista Rory Smith escribe que el presidente del Madrid, en sus dos etapas, "ha transformado el club en una especie de Disneylandia deportiva, un paraíso Panglossiano...".

Rory Smith, periodista del New York Times, que habitualmente sigue la actualidad del fútbol en Europa y en Estados Unidos, ha escrito un artículo sobre la política de Florentino Pérez al frente del Real Madrid.

Este es su artículo:

Cuando Cristiano Ronaldo abandonó el estadio Millennium de Cardiff, en junio del año pasado, un par de horas después de ayudar al Real Madrid a ganar su tercera Champions en cuatro años, la Duodécima del club en su historia, el jugador pasó por delante de un coche negro, al ralentí cerca de una salida. Ronaldo se asomó a su ventana polarizada, sonrió y golpeó con sus nudillos el cristal. Un momento después, se abrió una puerta y salió Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Los dos se habían visto unos minutos antes, en el vestuario del Real Madrid, donde Pérez había presentado al Rey Juan Carlos ante sus jubilosos jugadores. Sin embargo, Cristiano claramente quería exaltar un poco más en la victoria. "¿Qué te parece ganar Champions?", le preguntó a su presidente. Pérez, abrochándose la chaqueta, le devolvió la sonrisa. "Podría decirte lo mismo", dijo. Cuando los hombres se abrazaron, Pérez volvió a hablar, sonaba casi solemne. "Lo que estamos logrando", susurró, "no es normal, ¿sabes?".

Los últimos cuatro años del Real Madrid han sido todo menos normales: no sólo por esos tres triunfos en la Liga de Campeones, en Lisboa, Milán y Cardiff, sino por la forma en que se lograron. El Real Madrid era un club y Pérez un presidente que parecía desafiar a demasiadas ideas aceptadas del fútbol para tener éxito.

El equipo estaba demasiado desequilibrado y la plantilla, cargada con talento ofensivo, demasiado delgada; los entrenadores despedidos y fichados con demasiada frecuencia, y el último titular en el banquillo, Zinedine Zidane, era considerado cruelmente por algunos de sus contemporáneos como un "entrenador de palmas": un entrenador que no hacía más que aplaudir.

Y sin embargo, todo funcionó, espectacularmente. Esa noche en Cardiff, el Real Madrid completó lo que Pérez describiría más tarde como: "La mejor temporada, en términos de títulos ganados, en nuestros 115 años de historia". A la Supercopa de Europa, el Campeonato Mundial de Clubes y el título de LaLiga española se añadieron una segunda corona consecutiva en la Liga de Campeones.

El Real Madrid se convirtió en el primer equipo en la era moderna en retener el trofeo. Para Pérez, era "el último símbolo de nuestro estatus legendario: lograr algo que antes parecía imposible".

Lo anormal que fue esa temporada ha quedado al descubierto en los meses posteriores. El Real Madrid vuelve a la Champions League con su temporada en ruinas: el equipo de Zidane ocupa el cuarto lugar en LaLiga, a 17 puntos del Barcelona. Un portavoz de la Asociación de Socios de Real Madrid (SRM), un grupo que representa a parte de los 100.000 socios propietarios del club, lo describió como "posiblemente la peor temporada en la historia del club, un fracaso absoluto de proporciones monumentales".

Toda la temporada del Real Madrid dependerá de su ronda de octavos de final ante el emergente Paris Saint Germain. La habitual confianza a prueba de balas que Ronaldo y el resto van a cumplir en la Liga de Campeones puede desvanecerse: la derrota y la eliminación son posibilidades reales.

En el Real Madrid eso sólo puede significar una cosa: cambios. En los dos períodos en que Pérez ha sido presidente, del 2000 al 2006 y del 2009 en adelante, ha transformado el club en una especie de Disneylandia deportiva, un paraíso Panglossiano [paraíso marcado por excesivo optimismo] donde todo es lo mejor, un desfile de victoria sin fin. La imagen debe mantenerse a toda costa. "Cualquier voz que critica su pensamiento se tacha inmediatamente como 'anti-madridista'", dijo SRM sobre Pérez en un correo electrónico. Es una mentalidad que también se aplica a los aficionados y periodistas.

La derrota, mientras tanto, simplemente no existe. Real Madrid TV, disponible de forma gratuita para los espectadores en toda España, cubre todos los partidos de Real Madrid, pero no tiene derechos de transmisión en directo. En los días siguientes muestra partidos que el Real Madrid ha ganado. Imágenes de derrotas y, a veces, empates, están olvidados silenciosamente.

La visión de Pérez sobre el Real Madrid simplemente no acepta la idea de que pueda perder partidos, al menos no merecidamente. Cuando conoció por primera vez a Aleksander Ceferin, el entonces recién nombrado presidente de la UEFA, la táctica de presentación de Pérez fue preguntar por qué el Real Madrid sufrió tantas injusticias a manos de los árbitros. Cualquier retroceso, a los ojos de Pérez, sólo podría atribuirse a la incompetencia de los funcionarios o a una oscura conspiración.

Por supuesto, el fomento de esta despiadada e implacable cultura ha traído al Real Madrid -y por extensión a su presidente- no poca recompensa: los trofeos europeos; el título, otorgado por Forbes, de ser una de las marcas deportivas más valiosa del planeta; más de 200 millones de seguidores en las redes sociales...

Pero todo tiene un costo. El fracaso no está tolerado. Los jugadores que no funcionan son reemplazados. Los entrenadores que no ganan están despedidos. La pregunta que persiste, antes del partido contra el PSG., es si lo mismo pasa con el presidente. Incluso dentro de su Disneyland, hay quienes piensan que eso no sería algo malo.

A lo largo del reinado de Pérez, ha habido un constante murmullo de disentimiento de una pequeña pero significativa sección de los socios del Real, quienes miran más allá de los relucientes trofeos para ver un futuro inquietante por delante. "Existe la percepción de que el ciclo de Florentino ha llegado a su fin", dijo Eugenio Martínez Bravo, líder de Plataforma Blanca, uno de los grupos que ha surgido en los últimos años para defender los intereses de los socios. "Los socios sienten que el club está perdiendo su identidad", agregó. "No se sienten cercanos al Real Madrid".

Hay una falta de democracia y de transparencia. Florentino ha estado en el poder durante casi 10 años, y nadie ha votado contra él nunca". Cuando Pérez regresó como presidente en 2009, lo hizo sin oposición (y con gran aceptación popular). Desde entonces convocó elecciones en 2013 y 2017, pero nuevamente no tuvo que enfrentarse a un candidato rival.

Algunos socios argumentan que los estatutos de Real se han endurecido bajo el control de Pérez y ahora dictan que cualquier candidato a presidente debe haber sido miembro del club por más de 20 años - Pérez es socio 2.486 - y debe proporcionar una garantía bancaria de riqueza personal de 75 millones de euros (más de 92 millones de dólares).

En teoría, los cambios se diseñaron para proteger al Real Madrid de que un propietario extranjero se haga cargo de él; en realidad, bromeó Martínez Bravo, el efecto ha sido que ahora "para ser presidente del Real Madrid, tienes que llamarte Florentino". "Si preguntas fuera de Madrid ¿quién es el dueño del Real?, probablemente el 70% diría Florentino y no sus socios", dijo un portavoz de otro grupo de socios, Movimiento Ámbar, que se formó en 2015 para presionar por la dimisión de Pérez y la convocatoria de nuevas elecciones.

Ninguno de estos grupos niega que Pérez haya traído al Real un éxito considerable; Steven Mandis, autor de 'The Real Madrid Way', incluso argumenta que la estabilidad provocada por la infalibilidad de Pérez ha sido una de las causas de ese éxito, lo que ha protegido al Real Madrid de la incertidumbre, experimentada por el Barcelona, por dar un ejemplo, a raíz de sus cambios en su poder ejecutivo.

El temor, sin embargo, es que Pérez ahora está tan sólidamente instalado que el Real Madrid ya no es, en ningún sentido, un club que es propiedad de sus propios fans. "En la práctica, eso ha sido completamente olvidado", dijo un portavoz de SRM. El portavoz de Movimiento Ámbar fue aún más emotivo: "Hemos pasado de ser miembros a ser clientes y espectadores".

Corren rumores de que Pérez planea sacar completamente el club de la mano de los socios, para ponerlo en la bolsa de valores; Movimiento Ámbar dijo que "luchará hasta el último momento" para evitar que eso suceda. Incluso si no lo hace, Martínez Bravo teme lo que sucederá con el Real Madrid cuando Pérez, de 70 años, decida jubilarse, ya que no hay evidencia de un plan de sucesión. Sin embargo, ninguno de los oponentes de Pérez tiene grandes esperanzas de un cambio inmediato: no hay elecciones programadas hasta el 2021. "Hemos hablado con las grandes empresas, los bancos, para ver si respaldarían a un candidato para competir contra él", dijo Martínez Bravo. "Pero todos dijeron lo mismo: él es demasiado poderoso".

Una mirada al palco VIP en el Bernabéu en casi cualquier partido lo confirma: los asientos son ocupados por dueños y directores de los medios y canales de televisión, políticos, grandes empresarios. Un periódico lo describió como 'La Corte del Rey Florentino'.

El alcance de la desafección en general puede ser difícil de evaluar. Movimiento Ámbar dice que habla en nombre de "miles" de aficionados, pero Martínez Bravo, por su parte, admite que la presión por el cambio se ha relajado en los últimos años, gracias a esas victorias en la Liga de Campeones.

Él sabe - aunque no se complace en decirlo, porque es un aficionado del Real Madrid, después de todo - que perder contra PSG podría cambiar eso. Una pronta eliminación de la Champions y el fracaso doméstico podrían atraer a más rebeldes a su causa. "Este año puede ser un punto de inflexión", dijo. Pérez ha conservado su poder al lograr cosas que simplemente no son normales. Si él puede hacerlo cuando el Real Madrid parece ordinario es una cuestión diferente.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
3Valencia 43 13 4 6
4Real Madrid 42 12 6 4
5Villarreal 37 11 4 8
Clasificación completa
Próximos partidos
Leganés - Real Madrid X-21/02 18:45
Betis - Real Madrid D-18/02 20:45
Real Madrid - Alavés S-24/02 16:15
Calendario

*Datos actualizados a fecha 14 de febrero de 2018

0 Comentarios

Mostrar