OSASUNA 1 - RAYO 1

Osasuna y Rayo Vallecano se reparten los puntos en El Sadar

Cada uno de los equipos mandó en uno de los tiempos, siendo el empate lo más justo.

El entorno rojillo estuvo durante el día de ayer muy pendiente del cielo de Pamplona. Osasuna recibía al Rayo a las nueve de la noche y las previsiones anunciaban posibilidad de nevadas. En la capital navarra nadie se fiaba, tras la suspensión del Osasuna-Nastic, el 1 de diciembre y el Osasuna-Valladolid, el 6 de enero, en ambos caso por la nieve.

Sin embargo al final no hubo problema para el desarrollo del partido, ya que la nieve apenas se asomó. Javi Eseverri, capitán del Magna Osasuna de fútbol sala realizó el saque de honor tras anunciar ayer su retirada, tras 23 temporadas en el conjunto navarro. Osasuna, con 38 puntos y el Rayo con 40 querían la victoria para aferrarse, como mínimo, al play off de ascenso. El Rayo llegó marcando territorio y en el primer minuto el conjunto madrileño tuvo la una ocasión por medio de De Tomás. Los vallecanos tomaron las riendas del partido en los primeros minutos, aproximándose a la portería rojilla, ante un Osasuna que no lograba sacudirse la presión y dejaba ver imprecisiones. Parecía que Los navarros despertaban y David se aproximó a la portería rival en un par de ocasiones. Otros jugadores, como Coris, también lo intentaban, pero sin fortuna. Amaya pudo abrir la lata en el minuto 30, tras un saque de falta de Embarba. Barja, mostrando una vez más sus tremendas ganas, también probaba suerte. Al filo del descanso fue Quique, quien a pase de Torres, pudo poner a su equipo por delante, pero fue Embarba, en el minuto 43 quien adelantaba al Rayo. No hubo tiempo para mucho más antes del descanso.

Estaba claro que de cara a la reanudación Diego Martínez tenía que buscar recursos para hacer frente a la superioridad del Rayo que mostró una importante superioridad técnica y de juego, sobre todo en el centro del campo. Y lo cierto es que los rojillos ofrecieron otra cara en la segunda mitad. En el minuto 55, tras un barullo en el área del Rayo, un remate de Barja pegó en el palo. Osasuna parecía despertar levemente. Y en el 62 llegó el empate, gracias a un gol de cabeza de Oier, tras un pase de Kike Barja, quien fue uno de los jugadores más destacados del encuentro. El gol pareció dar cierta confianza a los navarros. En el minuto 81, Quique falló en un mano a mano con Alberto García, tras un pase de David. El Rayo respondía atacando. Al final reparto de puntos, que aunque justo, no satisfizo ni a unos, ni a otros.