Competición
  • Champions League

Ivi rescata un punto ante un orgulloso Depor con diez

DEPOR 2-2 LEVANTE

Ivi rescata un punto ante un orgulloso Depor con diez

Los coruñeses, con uno menos desde el 34’, se pusieron 2-0 con goles de Adrián y Andone. El Levante igualó el choque en el tramo final con un doblete del madrileño.

Hay partidos en los que está en juego Europa, la Champions, la gloria. Hay otros en los que se pelea por sobrevivir, como fue el caso del duelo de Riazor. Deportivo y Levante medían sus angustias y el resultado fue un duelo dramático marcado por la expulsión de Borges. Encomiable Depor, que con un menos se puso 2-0 enganchado al coraje de Andone. Remontada final de un Levante al que Ivi rescató con dos buenos goles en los últimos diez minutos de partido para dejar a los coruñeses donde estaban, en descenso. Castigo o premio, todo depende con el prisma con el que se mire.

El primer test era calibrar la gestión del miedo, saber qué equipo iba a moverse con más criterio en la necesidad. Y desde un principio el Levante se plantó mejor y dominó el ritmo del encuentro, pero sin poner en problemas a Rubén. Las constantes pérdidas de los coruñeses se convirtieron en pura efectividad a la primera oportunidad que tuvieron. Falta lateral perfectamente ejecutada por Lucas Pérez y gol de Adrián de cabeza ante la contemplativa defensa granota. Todo encarrilado, se podía pensar, pero no. Cristóbal perdió a Sidnei, su mariscal en defensa, por lesión. Poco después Borges, con una discutible amarilla a sus espaldas, sacó el codo a pasear y dejó a los suyos con diez a los 34 minutos y obligó a la salida de Lucas para resguardarse con Valverde. Pánico en Riazor, luces para un Levante, se podía pensar. Pero por un día el Depor lució lo que ha faltado casi todo el año: efectividad. Con uno menos y a la contra, perfecto pase de Carles Gil para que Andone, la pesadilla granota, pusiese el 2-0 en el marcador con sutileza tras un gran desmarque.

Las circunstancias habían obligado a Cristóbal a realizar dos cambios en el primer tiempo y de igual manera el marcador obligó a Muñiz a quemar sus naves en el arranque del segundo con las entradas de Roger, Boateng y Bardhi. Toda la carne en el asador y partido definido: ataque frenético del Levante, resistencia con diez con la contra como arma del Depor. El asedio se convirtió en acoso en la última media hora. El premio llegó a diez minutos cuando Ivi, el mejor del Levante, marcó con la ayuda involuntaria de Schär. Y el madrileño repitió, esta vez con un golazo desde la frontal que da a su equipo un punto de oro que deja a los coruñeses en descenso y de paso iguala el golaverage.

Muñiz: "Un equipo bloqueado no iguala un 2-0"

El entrenador del Levante, Juan Ramón López Muñiz, ha destacado la fe que tuvieron sus jugadores ante el Deportivo (2-2) y ha afirmado que si sus jugadores estuvieran "bloqueados" no hubieran sido capaces de levantar un 2-0 fuera de casa. "Vi un equipo que salió a dominar, que iba perdiendo 2-0 injustamente y que tuvo fe hasta el minuto noventa", comentó en rueda de prensa sobre la actuación de su equipo.

"Me quedo con que el equipo ha hecho muy buen partido, con 2-0, aunque sea con uno más, no es fácil llevarse el partido fuera de casa. Me voy muy contento por el trabajo y el juego y luego está el resultado", abundó. Añadió que el Levante "supo superar una situación muy adversa, está vivo" y respecto a la permanencia "sabe que es difícil pero que lo va a conseguir".

Sobre la confianza en el Levante insistió en que "un equipo que está bloqueado no te remonta un 2-0 fuera de casa". Del Deportivo dijo que vio "un equipo dominado, que se iba haciendo más pequeño" porque el Levante estaba "haciendo las cosas bien". "Se quedaron con uno menos justamente, el árbitro tomó dos buenas decisiones y el equipo supo sacarle rentabilidad a una ocasión que tuvo.

El Depor hizo su partido y nosotros tuvimos que hacer muchas cosas para igualar", declaró. Muñiz auguró que "quedan 17 partidos de mucho interés, emoción y sufrimiento" por delante y elogió al uruguayo Erick Cabaco. "Compite, trabaja mucho, tiene mucha progresión por delante y mucho futuro. Está compitiendo, cada vez que entrena lo hace al máximo y cuando juega rinde y es competitivo. Es un gran profesional, en el aspecto humano buena gente y muy implicado con el equipo en una situación difícil para él porque está cedido", opinó.

0 Comentarios

Normas Mostrar