LaLiga Santander
Premier League
Serie A
Liga Rumana
D. Bucarest DBU

-

FC Dunarea Calarasi DCA

-

Liga Turca
Trabzonspor TBZ

-

BB Erzurumspor BBE

-

NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

111

Atlanta Hawks ATL

133

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

120

Sacramento Kings SAC

131

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

100

Golden State Warriors GSW

98

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

115

Houston Rockets HOU

112

ATP 500 Basilea
Denis Shapovalov Denis Shapovalov
-
Marin Cilic Marin Cilic
-
Taylor Fritz Taylor Fritz
-
Laslo Djere Laslo Djere
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
Henri Laaksonen Henri Laaksonen
-
Marius Copil Marius Copil
-
Ryan Harrison Ryan Harrison
-
Campeonato Brasileño Serie A
Final WTA World Tour
Naomi Osaka Naomi Osaka
-
Sloane Stephens Sloane Stephens
-
Angelique Kerber Angelique Kerber
-
Kiki Bertens Kiki Bertens
-
Liga Griega
Atromitos ATR

-

Asteras Tripolis AST

-

Liga Mexicana - Apertura

Luis Suárez: “A mí Platko me puso a boxear y duré una semana”

ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez: “A mí Platko me puso a boxear y duré una semana”

Al año y medio de estar en el Barça llegó al banquillo Franz Platko y puso al mítico Luis Suárez (entonces 20 años) a boxear...

¿Ha visto las fotos de Diego Costa boxeando?

¡Lo que le hacía falta! (risas). Hombre, tiene que prepararse, porque anda siempre ahí un poco liado con los defensas.

¡Cualquiera se mete con él ahora!

Bueno, si aprende de verdad, es peligroso (risas). Pero yo lo veo bien hombre, si tiene esa afición... Mire, a mí también me pusieron a boxear una vez…

No me diga…

Sí, sí… Cuando llevaba ya un año y pico en el Barça. Vino este técnico húngaro, Franz Platko, y vio que estaba poco desarrollado en el tren superior. Era yo muy jovencito.

¿Cómo se lo dijo?

Estábamos todavía en Les Corts, en el campo viejo, y había una salita que no se usaba e hizo que pusieran una pera de esas de punching… Y al acabar el entrenamiento me tenía allí media hora dale que te pego, pam-pam, pam-pam… ¡Y yo solo, mientras los demás ya estaban en la ducha!

¿A usted le gustaba?

Pues mire, después de una hora de entrenamiento en el campo, ponerte a darle a la pera... A la semana siguiente terminé el entrenamiento y en lugar de ir a la pera fui a su despacho y toqué a la puerta. En muy buen tono, claro, como tenía que ser...

¿Qué le dijo?

“Mire, a la pera esa yo no voy más porque yo he venido aquí a jugar al fútbol y no a boxear”. Y no lo volví a hacer…

Menudo valor…

Una semana aguanté, no más (risas).

¿Cuántos años tenía?

Veinte…

¿Y era finito de cuerpo?

Era menudo, siempre lo fui, pero lo importante es que supiera jugar al fútbol, no boxear. Luego, poco a poco, desarrollé un poco más la musculatura de arriba. Entonces se hacía poco trabajo de gimnasio y no estábamos tan fuertes como lo están hoy en día… Le estoy hablando del año 1955 o así.

¿Cómo se lo tomó Platko?

Él había sido un fenómeno como portero, de la época de Zamora. Era enorme, corpulento… Había jugado en el Barça y eran los dos porteros más famosos, él y Zamora. Platko tenía un físico impresionante y se ve que quería que los demás fueran como él. Imagino que le habría gustado mucho el boxeo, pero yo parecía allí el tonto del pueblo dándole a aquella perita (risas). Vamos, yo se lo dije tranquilamente: “He venido a jugar al fútbol...”.

¿Conoció a algún jugador de su época que le gustara boxear?

No me suena, no… Sólo escuché algo de John Charles, con el que no coincidí en Italia. De Stanley Matthews decían, pero éste porque el padre había sido boxeador. Se ve ahora que a Costa sí que le gusta…

¿Va con segundas?

No, no… Creerá que le sirve para la agilidad, o psicológicamente… No sé.

De cualquier manera, buen fichaje para el Atlético.

Él y Vitolo, que tenga ojo el Barça en LaLiga. Lo de Costa le va a venir sobre todo bien a Griezmann, porque pelea mucho, hace un trabajo ahí para entretener y meter goles y antes vigilaban más a Griezmann. Ahora están dos.

¿En su época había algún delantero que se fajara tanto como Costa?

¡Todos! Todos eran un poco así, con malas pulgas, porque tenían que defenderse de tanta patada que les daban. Hablo incluso de antes de que jugara yo. No solían tener mucha calidad, pero eran muy peleones, muy batalladores. Con todo, ya le digo, Diego Costa le vendrá bien al Atlético, no sólo por su lucha, también por su calidad.

0 Comentarios

Mostrar