El Córdoba no sabe ganar y el Rayo suma un punto de oro

CÓRDOBA 2-RAYO 2

El Córdoba no sabe ganar y el Rayo suma un punto de oro

Los de Romero volvieron a ver como tiraban un 2-0 a favor, como hace quince días. Los blanquiverdes no ganan desde el 8 de octubre.
Rayo Vallecano - Lugo: Liga 123, ascenso

El Rayo  sumó un valioso punto en Córdoba tras empatar un partido que se le puso muy cuesta arriba con los dos goles de los blanquiverdes en la primera parte. El equipo local volvió a vivir la pesadilla de hace quince días al ver como se le iban tres puntos en la segunda parte. Diez jornadas sin ganar suma este Córdoba que sigue deambulando por la categoría camino de un descenso que solo un milagro podría evitar. El Rayo de Míchel sigue metido en la pelea por todo y dejó claro que habrá que tenerle en cuenta, a pesar de que no hizo su mejor partido este año.La primera parte fue blanquiverde. El equipo tiró de orgullo y de fútbol.

Ya sea por el aire nuevo insuflado por Jorge Romero o simplemente porque ya tocaba, lo cierto es que el equipo local superó al Rayo en el primer acto del choque. Los de Míchel solo se dejaron ver con peligro en los primeros minutos, en los que Kieszek desbarató dos ocasiones clarísimas de Aguirre y Unai López.En el bando blanquiverde, Guardiola avisó con dos ocasiones de mucho peligro, hasta que Caro, de cabeza, abrió el marcador a la salida de un córner en el minuto 19. A partir de ahí llegaron los mejores minutos del Córdoba, que diez minutos después volvió a marcar en una jugada calcada a la anterior. Saque de esquina de Lara y remate de cabeza de Caro para hacer el segundo. A cinco minutos del descanso, el Rayo estuvo a punto de acortar distancias con otra ocasión de Comesaña que evitó con una intervención prodigiosa Kieszek.

Tras el descanso, el Rayo Vallecano salió con otros bríos y decidido a meterse en el partido. Antes del cuarto de hora acortó distancias Velázquez a la salida de un córner y dio paso a unos minutos de asedio visitante sobre el área local. Kieszek evitó el empate a los 21 minutos y dio algo de aire a su equipo, que a partir de ahí se limitó a jugar a la contra y dejar pasar los minutos.El plan no le salió al entrenador blanquiverde, que vio como a siete minutos para el final, el Rayo empataba con un gol de Javi Guerra. El asedio tuvo premio y pudo tener un efecto mayor si Kieszek no llega a evitar el tercero en otra parada providencial. Los últimos minutos fueron una lotería, con ambos equipos buscando el gol del triunfo, que pudo caer de cualquier lado. Este empate le sirve al Rayo para seguir mirando hacia arriba, mientras que deja al Córdoba tocado y casi hundido. Esta vez sí hubo actitud, pero el bloqueo mental de este equipo es de los que hacen época. Si no lo remedia un milagro y el mercado invernal, la Segunda B será una realidad más pronto que tarde.

0 Comentarios

Normas Mostrar