El Rayo Femenino merece tener más protagonismo en el club

FÚTBOL EN FEMENINO

El Rayo Femenino merece tener más protagonismo en el club

El Rayo Femenino merece tener más protagonismo en el club

JUAN AGUADO

DIARIO AS

Son las que han llevado el nombre del Rayo Vallecano a lo más alto

Son las que han llevado el nombre del Rayo Vallecano a lo más alto. Vivieron su época dorada hace una década. Ganaron tres Ligas consecutivas y una Copa de la Reina, llenaron Vallecas para recibir al Arsenal y le doblegaron ante su afición, en un alarde de pundonor. Son las que nunca fallan, las que defienden la franja contra viento y marea.

Es cierto que hace unos años fueron el club de fútbol femenino de referencia, el club envidiado por el resto de los clubes de fútbol femenino. Fueron años de bonanza, en los que el Rayo Vallecano apostaba por ellas. También los años de desenfreno económico y descontrol que arrastraron al club al concurso de acreedores.

Pero las chicas entonces y ahora siempre han sido las últimas. Víctimas de muchas irregularidades, les costó mucho más que a ellos demostrar su relación laboral con el club. Pero lucharon entonces y pudieron recuperar las cantidades impagadas. Se acostumbraron a superar los obstáculos, a enfrentarse a las dificultades, a ver cómo cada año se va reduciendo más su presupuesto. En una palabra, a sobrevivir. 

El sábado desafiaron a la lógica. Fueron David contra Goliat y lideradas por una guerrera incombustible, su capitana y guardameta Alicia, consiguieron lo que ningún club durante año y medio en la Liga Iberdrola: vencer al Atlético de Madrid. Esta jornada la gran alegría rayista la dieron las chicas. El equipo masculino no pasó del empate en casa del colista. 

La situación del primer equipo masculino en Segunda es la gran excusa para justificar la austeridad de un equipo que se ha ganado por méritos propios a la afición vallecana. Pero a la afición no le vale. Ellas viven por y para el Rayo. Alicia, la heroína de la victoria del Rayo en casa del Atlético, ha permanecido en el club contra viento y marea y Natalia eligió el Rayo para volver a España tras su exitoso paso por la liga inglesa. 

Todas, las del primer equipo y las que integran cada uno de los equipos de la cantera, lo dan todo por el club. También el cuerpo técnico, encabezado por Laura Torvisco y Miguel Quejigo. Y, pese a las dificultades, siguen llevando muy alto el nombre del Rayo Vallecano. Son las primeras en defender la camiseta, contra viento y marea, pero siguen sin tener en el club el protagonismo que merecen. Ese protagonismo que sí les da la afición, que reconoce la entrega de las futbolistas. Y es la afición la que, precisamente, reclama mucho más protagonismo de su equipo femenino en el club. 

0 Comentarios

Normas Mostrar