Una estatua para Nando Yosu esculpida por la memoria

RESEÑA DE LA 'REBELIÓN CONTRA EL OLVIDO'

Una estatua para Nando Yosu esculpida por la memoria

El libro 'La rebelión contra el olvido'

'La rebelión contra el olvido', de Raúl Gómez Samperio y editado por la Fundación Racing Club, es un libro indispensable del Racing.

Una estatua para Nando Yosu esculpida con el material más sólido: la memoria. Ese es el objetivo final de Raúl Gómez Samperio y de su libro La rebelión contra el olvido, editado por la Fundación Racing Club, un paseo emotivo por las pequeñas historias que construyeron y siguen construyendo la historia mayor del Racing de Santander.

“Puede presumir de una fe de esas que mueven montañas, y es de esos que se dejan medio patrimonio en cada ampliación de capital”, escribe sobre el autor Javier Menéndez Llamazares en el prólogo de la obra, cuyos beneficios serán destinados íntegramente a financiar el monumento al técnico, una de las figuras claves del racinguismo.

La Fundación, las asociaciones de peñas y exjugadores y el propio club santanderino también impulsan el proyecto, un reconocimiento a un hombre cuya “estampa está predestinada a unirnos a todos”. La iniciativa estará abierta hasta que se consiga el objetivo (a través de donativos en la página web www.eternonando.com).

Gómez Samperio, periodista y doctor en Pensamiento, Lengua y Literatura, es autor de numerosas obras sobre el fútbol cántabro, una de ellas dedicada a Quique Setién, en tiempos también jugador bandera del Racing. La obra es una recopilación de artículos publicados por el autor fundamentalmente en el Diario Montañés, que agrupados forman un estupendo tour sentimental por la larguísima historia del Racing.

El lector evocará en estas páginas los saques de Zamoruca que “silbaban como obuses”; al portugués Damas, el último meta del Racing que vistió de negro; al eterno Alba; al domador de penaltis Santamaría… Historias de porteros, los únicos especialistas de verdad en el fútbol. Y también de goleadores y de goles: el de la novia, que llevó al altar a Óscar; el de los cuatro toques del ruso Radchenko que hizo el silencio en San Mamés; todos los que marcó Santillana, cabeceador suspendido eternamente, “como si el cielo le hubiese proporcionado ese punto de apoyo con el que Arquímedes aseguró poder mover el mundo”. Treinta y seis partidos después de su debut ya estaba en el Real Madrid, su otra casa.

También desfilan por el libro Aitor Aguirre, Quique Setién, Alsúa, Arteche y Paco Gento, rey de la Copa de Europa, “la galerna más súbita y arrasadora que haya pasado por los campos de fútbol”. Y presidentes y alineaciones musicales. Y de principio a fin, la figura conciliadora de Nando Yosu, que con rotundidad científica aseguraba que su sangre siempre fue verdiblanca sin que nadie haya sido capaz de desmentirlo.

0 Comentarios

Normas Mostrar