El Reus también pesca en río revuelto en La Romareda

ZARAGOZA 0 - REUS 0

El Reus también pesca en río revuelto en La Romareda

El duelo entre el maestro y el discípulo acabó en tablas, lo que supone un triunfo parcial para López Garai, que deja al Reus en mitad de la tabla.

El duelo entre el maestro Natxo González y el discípulo López Garai acabó en tablas, lo que supone un triunfo parcial para el segundo, que se llevó un punto de La Romareda y tiene al Reus instalado en la mitad de la tabla. Todo lo contrario que el Zaragoza, al que las urgencias se le siguen amontonando peligrosamente. El empate de anoche no le saca precisamente de pobre y alarga una espiral de decepciones que compromete al entrenador y a sus jugadores.

Natxo González le dio casi media vuelta a su alineación con hasta cuatro cambios, dando entrada a Verdasca, Eguaras, Papunashvili y Vinícius. Cuatro novedades para resetear a un Zaragoza que se cayó con todo el equipo en Almería.

El Reus vino a La Romareda a pescar en río revuelto, pero se encontró, al menos en la primera mitad, un Zaragoza mejorado, con mayor criterio en la elaboración, gracias a la presencia de Eguaras en el medio centro, y un desborde superior en las bandas, tanto en el derecha con Papu como en la izquierda con Febas.

Y tras los clásicos minutos de tanteo empezaron a caer en cascada las oportunidades en la portería de Edgar Badía: Papu remató al poste tras una gran acción personal de Febas, Vinícius probó fortuna desde fuera del área, Borja Iglesias estuvo a punto de culminar un pase de la chistera de Papu, Febas disparo cruzado rozando el poste, Borja cabeceó a bocajarro delante del portero...

El Zaragoza se fue cargando de méritos y hasta mereció un penalti de Miguel García a Delmás a la media hora, pero el gol se le resistió durante toda la primera parte. Puso el dominio, el fútbol y las ocasiones, pero le faltó acierto en el área de un Reus que apenas cruzó su divisoria central.

El equipo de López Garai salió a dormir el partido en la segunda parte y a que el Zaragoza cometiera un error fatal. El juego perdió ritmo, aunque el Zaragoza no dejó de insistir, produciendo una jugada de peligro de tanto en tanto. Borja Iglesias tuvo la más clara, pero Badía tuvo una noche impecable bajo los palos.

Como tantas veces en esta temporada en casa, el reloj le empezó a correr a toda prisa al equipo aragonés, mientras el Reus buscó refresco y mayores soluciones en ataque con las entradas de Víctor Silva y Lekic. El serbio, un viejo zorro del fútbol, le dio otra dimensión a la delantera visitante, hasta el punto de que el Zaragoza pasó por algunos momentos de agobio y La Romareda le dedicó los primeros silbidos a su equipo a un cuarto de hora del final.

Ahí ya Natxo González se jugó el todo por el todo, con la doble presencia de Toquero y Buff. Ambos tuvieron el gol del triunfo en dos acciones consecutivas y cuando el encuentro estaba completamente roto. También el Reus pudo hacer diana en un centro envenenado que peinó Carbonell, pero la noche no estaba para goles y le negó la victoria a Grippo en el último minuto en un cabezazo en plancha que se fue rozando el poste.

0 Comentarios

Normas Mostrar