Europa League
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Olympiacos OLY

-

NBA
Cleveland Cavaliers CLE

-

Indiana Pacers IND

-

Toronto Raptors TOR

-

Washington Wizards WAS

-

Miami Heat MIA

-

Philadelphia 76ers PHI

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Portland Trail Blazers POR

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Boston Celtics BOS

-

San Antonio Spurs SAS

-

Golden State Warriors GSW

-

Houston Rockets HOU

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Utah Jazz UTA

-

“Salió natural: el gol no fue ético y en el Rayo tenemos principios”

RAYO VALLECANO I CEMBRANOS

“Salió natural: el gol no fue ético y en el Rayo tenemos principios”

Luis Cembranos posa para AS en su despacho.

JESUS RUBIO

DIARIO AS

El gesto del Rayo B ante Los Yébenes dio la vuelta al mundo: el filial marcó con un rival lesionado en el suelo y su técnico, Luis Cembranos, ordenó a sus chicos dejarse empatar.

El gesto de su Rayo B ha tenido una repercusión global.

Fue una decisión muy rápida y tras analizarlo vimos que había sido lo conveniente. Era lo más coherente, se trataba de una situación en la que nos habíamos aprovechado de un rival que estaba en el suelo. Teníamos la sensación de que el gol no había sido ético y la cabeza y el cuerpo nos pedían compensar al equipo contrario.

—¿Por qué ha chocado tanto?

Lo más impactante es que situaciones de éstas, que debían ser habituales, se hacen extraordinarias. Además de promulgar unos valores hay que demostrarlos con hechos. Salió así, natural. Defendimos unos principios y transmitimos a los jugadores lo que les queríamos transmitir. Algunos no habían visto la jugada, por eso reaccionaron de forma diferente.

—Hábleme del Rayo y de sus valores.

"El estilo ya no es tan puro como cuando crecí en La Masia y ahora llegan al primer equipo con cuentagotas"

CANTERA DEL BARÇA

Nuestro lema es valentía, coraje y nobleza y lo defendemos a capa y espada. La nobleza quedó demostrada y también que el equipo, aunque compite, forma y tiene unos principios. Lo que más me preocupó fue que no nos afectara. El partido seguía igual y si éramos mejores teníamos que demostrarlo deportivamente (terminaron ganando por 4-1). Ha sido una lección para todos y nos ha marcado un antes y un después.

—¿Cómo fue aquella llamada del Rayo para entrenar al filial?

Siempre tuve la sensación de que volvería a casa. Tomé la decisión de venirme a Madrid a vivir, Juanvi Peinado no continuó y luego ya fue todo rodado. El presidente me llamó y esa misma tarde ya me dijo que cumplía el perfil.

—¿En qué ha cambiado el Rayo de su época de jugador?

Fíjese en la Ciudad Deportiva. Nosotros tuvimos unos años en los que entrenábamos en todos los campos de la Comunidad de Madrid… De un día para otro nos íbamos de punta a punta. Ahora, tienes un sitio, una estructura, la posibilidad de que el primer equipo y la cantera puedan trabajar en buenas condiciones. Es un ingrediente importante para la formación.

"Es importante que regresen al Rayo jugadores que hayan defendido la camiseta y sientan la Franja"

GENTE DE LA CASA

—¿Y la afición?

Es uno de los mayores patrimonios del club. El jugador recibe su aliento. Cualquiera que vea un partido y no la conozca se queda sorprendido.

—¿Viajaba gente en la UEFA?

Sí, sí. Mucha. No había las posibilidades que hay ahora, pero en Burdeos vi a muchos.

—¿Cómo fue su etapa como jugador (de 1998 a 2004)?

Fue una montaña rusa. Llegué en el mercado de invierno, ascendimos y estuvimos cuatro años en Primera, en los que conseguimos algún liderato, jugamos la UEFA y, un año después, alcanzamos los cuartos de Copa. Luego llegaron los dos descensos. Pasa muchas veces y casi nos vuelve a ocurrir la pasada temporada.

—¿Su mejor recuerdo?

Ahora que me acabo de cambiar de casa, apareció una caja con un montón de recuerdos: tenía la camiseta del ascenso, la de España, las de la UEFA con una publicidad tan diferente… ¡Qué viajes! Éramos una familia y se notaba sobre el césped. Vivimos algo histórico y logré el premio de la Selección.

—El Rayo recibe al Barça B. Usted se formó en La Masia, ¿cómo es ese estilo?

No es tan puro como cuando nosotros crecimos en La Masia. Ha evolucionado, la formación en lo técnico es diferente. Ya llegan al primer equipo con cuentagotas. Se ha perdido eso de que todos los equipos jueguen con una identidad propia, de priorizar la formación al resultado… en momentos determinados se ha buscado otro estilo diferente.

—Cruyff le dio la alternativa con el primer equipo.

Todos esos años allí, más de cuatro, merecieron la pena por ese día. Era el sueño de todos. Vivíamos en la residencia antigua y se veía el estadio desde la ventana. Cuando te levantabas sentías el objetivo cerca.

—¿Cómo ve al Rayo?

Lleva una buena trayectoria. Aún queda mucho y hay que mantener la regularidad. La diferencia puede ser mínima: un mes malo o bueno te puede hacer subir o bajar. Estoy ilusionado y con ganas de disfrutar de un ascenso. El estilo del equipo es atractivo.

—Hábleme de ese estilo...

El fútbol vistoso es en el que más crece un jugador. Paco lo impregnó en el Rayo y Míchel lo interiorizó. En el filial recibo el buen trabajo de muchos años y entrenadores. Les preparamos para que el paso al primer equipo no sea traumático.

—Es bueno tener ejemplos como Fran Beltrán.

Lo es. Demuestra que hay una realidad que se cumple.

—Míchel está al frente del primer equipo y usted, del filial.

Míchel abrió camino con su gran trabajo del pasado curso, dando estabilidad en una situación muy delicada. Y Cobeño, que es de la casa, está en la dirección deportiva. Es importante que lleguen jugadores que han defendido la camiseta y tienen un sentimiento por el club.

0 Comentarios

Mostrar