Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

"Me gusta exigirme mucho y sé que puedo dar bastante más"

REAL ZARAGOZA

"Me gusta exigirme mucho y sé que puedo dar bastante más"

"Me gusta exigirme mucho y sé que puedo dar bastante más"

Alfonso Reyes

DIARIO AS

Febas es a sus 21 años una de las grandes figuras del Zaragoza y se ha ganado el cariño de la afición, aunque no se conforma: "Nunca he sido un goleador, pero siempre pienso en mejorar esos números".

—Tras tres partidos en seis días, ahora han estado nueve sin competir. ¿Les puede venir bien?

—Es cierto que venimos de un mes bastante intenso y a lo mejor necesitábamos este descanso, más entrenamientos y preparar bien el partido de mañana, ya que es un encuentro muy importante.

—¿Ya le han contado cómo se vive este derbi en Zaragoza?

—Por supuesto, todo el mundo habla de ello y lo que es para esta ciudad. Creo que será un partido igualado porque ellos también tienen un gran equipo, nosotros confiamos también mucho en nosotros y esperemos irnos con los tres puntos.

—¿Es favorito el Huesca o el Zaragoza?

—Yo confío mucho en este equipo y por tanto creo que lo es el Zaragoza.

—El Zaragoza lleva siete partidos sin perder, pero al mismo tiempo sólo ha sumado once puntos de 21 posibles. ¿Con qué se quedan ustedes?

—Llevamos muchos partidos sin perder y eso no es fácil para ningún equipo, pero también nos hubiese gustado ganar más partidos y, de hecho, creo que hemos hecho méritos para llevar más puntos. Eso demuestra el equipo que somos.

—¿En qué cree que debe mejorar el equipo para que lleguen esas victorias?

—Puede ser que contra la Cultural nos faltó tener más ocasiones o finalizar las jugadas, ya que en algún partido hemos tenido las ocasiones, pero no han entrado. Hay que acabar las jugadas bien y ser sólidos en defensa, un aspecto en el que hemos mejorado mucho excepto en Sevilla, en donde tuvimos un pequeño lapsus.

—¿Qué valoración hace de estos primeros meses de competición?

—Creo que el equipo está a un buen nivel y la gente está con nosotros porque también ve el potencial que tenemos. Es cierto que nos gustaría estar más arriba porque creemos que hemos hecho méritos para estar más arriba y vamos a seguir trabajando para hacer más puntos que los que estamos sumando. Al fin y al cabo estamos en mitad de la tabla y en cualquier momento podemos ir para arriba.

—¿Se están cumpliendo las expectativas que tenía antes de venir?

—Yo me esperaba que Zaragoza fuera una ciudad de fútbol, pero es incluso más de lo que yo me esperaba. Es una ciudad que vive mucho el fútbol y además es muy bonita. El club también es muy grande y respeta a todo el mundo. Yo no me esperaba que fuera tanto como lo que es.

—¿Qué tal se está adaptando a la ciudad?

—Muy bien, la verdad es que no me ha costado nada. Estoy muy cómodo y muy contento viviendo aquí.

—Parece que tampoco le está costando mucho adaptarse a la categoría…

—Es cierto, pero soy una persona que me gusta exigirme mucho y creo que puedo dar bastante más de lo que estoy dando. Siempre hay algún partido que no sale como tú deseas, aunque por lo general estoy contento, pero sabiendo que puedo dar mucho más y trabajo para dar ese mucho más.

—¿En ese mucho más podría entrar su aportación ofensiva en cuanto a goles?

—Sí, en goles y asistencias. En mi carrera tampoco he sido un jugador muy goleador ni asistente. Siempre he jugado más de mediocentro y se puede decir que soy un llegador por la conducción que tengo, pero no un llegador que pisa el área y acaba jugadas. Si me han traído aquí es por mis cualidades, que nunca han sido ésas. Si logro tenerlas, mejor, ya que quién no firmaría meter más goles o dar más asistencias. Es evidente que siempre pienso en mejorar esos números.

—Usted es el jugador que más faltas recibe de Segunda. ¿Se siente de algún modo desprotegido por los árbitros?

—No, ya que es algo que ya me pasaba en Segunda B. Al final es un poco mi juego, de contacto y de llevar el balón. No me siento desprotegido porque nunca me he lesionado por una patada del rival. Forma parte del juego y cada uno usa sus armas. Nunca me he quejado por recibir faltas o de que me peguen patadas, quizás sí por el arbitraje en el sentido de que podría sacar alguna tarjeta más.

—¿En qué futbolista se fijaba cuando era pequeño?

—De pequeño pequeño tampoco era muy futbolero. Cuando ya tenía once años sí que miraba fútbol y siempre me ha gustado Iniesta. Modric también es un jugador que ahora mismo es mi referente. Ese tipo de futbolistas.

—¿Cómo se explica que un jugador catalán acabara tan jovencito en el Real Madrid?

—Cuando era alevín de primer año yo fui a probar al Barcelona y al final las cosas no se dieron. Seguí trabajando, al cabo de dos años surgió la oportunidad de ir al Madrid y yo muy contento por ello.

—¿Se hizo duro estar fuera de casa?

—Sobre todo el primer año, ya que con trece años salir fuera de casa y vivir solo es muy duro.

—En 2012 ya triunfó en Zaragoza en el Trofeo Cesaraugusta. ¿Qué recuerdos guarda de ello?

—Entonces ya estaba muy adaptado. Me eligieron mejor jugador y, por tanto, fue un gran torneo para mí. Lo malo es que perdimos la final contra el Barcelona. Nos quedamos muy pronto con uno menos, pero en lo personal salí muy contento.

—Hace dos veranos llegó a hacer la pretemporada con el primer equipo del Real Madrid. ¿Qué tal la experiencia?

—Estar un mes entrenando con el mejor equipo del mundo y junto a tus ídolos… Al final te sientes un poco partícipe de ello. Ves cómo te anima la gente, juegas en un estadio con 100.000 personas, contra rivales como el Chelsea o el PSG… Te sientes futbolista.

—¿Quién le sorprendió más en ese vestuario?

—Sobre todo los españoles y los canteranos, que son los que están más con los que subimos, pero ninguna queja con ninguno y todos muy bien.

Aleix Febas es una de las grandes revelaciones de Segunda, siendo el jugador que más faltas recibe.

—Además de en esa pretemporada, usted ya estuvo a las órdenes de Zidane en el filial. ¿Qué le parece como entrenador?

—Lo tuve medio año en el Castilla y la verdad es que muy bien. Como futbolista ha sido de los mejores de la historia y como entrenador tiene mucho que enseñar, ya que tiene mucho conocimiento de su época como jugador.

—Tras dos años en Segunda B le tocaba ya dar el salto. ¿Tuvo muchas ofertas?

—Es relativo eso de muchas, pero sí que tuve bastantes ofertas, sobre todo de Segunda.

—¿Y por qué se decantó por el Real Zaragoza?

—El club que es, el convencimiento de Lalo, también hablé un par de veces con Natxo y muy bien, el hecho de poder estar un año cerca de casa… Todo en general.

—Su representante es Dani García Lara. ¿Qué le contó del Zaragoza?

—Él no me puede decir nada malo porque estuvo en una época muy buena y siempre me ha dicho que posiblemente es donde mejor estuvo viviendo y en general. Fue un aliciente más para venir.

—Hace unas semanas se estrenó en una convocatoria de la selección española Sub-21. ¿Se lo esperaba?

—No, ya que llevaba muchos años sin ir a la selección y fue toda una sorpresa para mí. Cuando me lo dijeron pensaba que era mentira, hasta que me metí en Twitter y lo vi. Siempre es un orgullo poder estar ahí.

—¿Sueña con disputar la Eurocopa Sub-21 y los Juegos Olímpicos?

—Soñar hay que soñar. Si no se tienen sueños en la vida, no se tienen metas ni objetivos. Lógicamente que se sueña con cosas de esas.

—El problema de ser convocado es que conlleva que se pierda algún partido con el Zaragoza. ¿Entiende que no haya parón en Segunda?

—También es más difícil que haya jugadores de Segunda que sean internacionales porque suelen estar en Primera, pero podría plantearse. Yo me dedico a jugar y eso lo tienen que mirar otras personas.

—Volviendo al Zaragoza, ¿quiénes son los compañeros que más le han sorprendido?

—Hay muy buenos jugadores. Todos sabemos el delantero que es Borja Iglesias y las condiciones y los movimientos que tiene. Pese a su envergadura tiene mucha calidad. Zapater también me gusta mucho en la recuperación, ya que lo hace casi todo muy bien. Hay muy buenos jugadores. Eguaras también me gusta mucho.

—¿Y qué tal con Natxo González? ¿Qué le pide?

—Es un entrenador que sabe sacar rendimiento a cada partido, con diferentes métodos para poder hacerle daño al rival, que sabe cómo hacer las cosas y cómo desarrollarlas tácticamente.

—El Zaragoza cuenta con una plantilla muy joven en la que sólo hay cuatro treintañeros. ¿Les dan muchos consejos?

—Sí, es lógico que nos intenten ayudar al tener más experiencia. Además son cuatro veteranos que tienen mucha experiencia en el fútbol profesional y saben de qué va esto.

—Uno de ellos es Zapater. ¿Qué les ha parecido su renovación hasta 2023?

—Todos estamos muy contento, ya que además de ser un icono para el club, también lo es como jugador y como compañero. Tal y como es, yo pienso que aguantará esos cinco años y quizás alguno más.

—¿Qué le está pareciendo la afición?

—De momento no nos podemos quejar porque está con nosotros a muerte. Está demostrando que es una gran afición, llenando el campo en cada partido. Eso en pocos equipos de Segunda pasa y tenemos que agradecer ese apoyo que nos dan.

—Uno de los problemas está siendo que se están escapando demasiados puntos en La Romareda. ¿A qué se debe?

—Yo tengo claro que se debe a que los rivales están viendo nuestro potencial y la mayoría de ellos mete mucha gente atrás contra nosotros. No estamos acabando de ganar en casa porque los equipos se nos cierran más y para nuestro juego es complicado. Fuera de casa tenemos más espacios para hacer daño porque los rivales están obligados a ganar y salen un poquito más de ahí, mientras que aquí es más difícil.

—¿Qué equipo le ha gustado más de todos contra los que han jugado? ¿Considera que hay algún favorito por encima del resto por lo visto en estas doce jornadas?

—El que más me ha gustado es el Osasuna, pero aún es pronto para ver quiénes son los favoritos. No hay ningún equipo que esté ganando los partidos sobrado. Es una categoría muy igualada y de momento no está pasando como la temporada pasada con el Levante, que al principio ya estaba disparado. Creo que este año va a ser diferente y va a ser una liga bastante más apretada en las posiciones de arriba.

—Viendo plantilla, sensaciones y rivales, ¿hay motivos para soñar con el ascenso?

—Ya he dicho antes que soñar tenemos que soñar todos porque al final son los sueños los que te hacen tener objetivos y metas. Yo, por lo menos, sueño con ello a veces.

—En el caso de que se lograra el ascenso, ¿le gustaría repetir cesión en el Zaragoza en Primera División?

—Yo tengo contrato con otro club, me debo a ese otro club y tendríamos que hablar con ese otro club para ver lo que es mejor para mí, pero, lógicamente, si se buscara otra cesión, el Zaragoza sería una de mis opciones si me quisieran.

0 Comentarios

Normas Mostrar