Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

¿Qué fue de Davor Suker?: el 'cañoñero' croata de Primera

FÚTBOL

¿Qué fue de Davor Suker?: el 'cañoñero' croata de Primera

El croata fascinó al público español en el Sevilla primero y en el Real Madrid después, con el que fue campeón de Europa. Ahora, es un hombre clave en el fútbol croata.

Davor Suker perteneció a una generación yugoslava que tenía fútbol y talento de sobra en las piernas y a la que los nacionalismos exacerbados y una cruenta guerra en los Balcanes separó para siempre. El croata formaba una generación magnífica con Jarni, Boban, Prosinecki, Mijatovic… Todos fueron capaces de ganar un Mundial juvenil sin perder ni un solo partido hace 30 años dando muestra del potencial de una posible selección yugoslava que el mundo del fútbol prácticamente no pudo disfrutar a nivel absoluto. Su carrera estuvo llena de éxitos y dejó sus mejores años en Sevilla y Madrid donde aún es recordado con cariño.

Davor Suker nació el 1 de enero de 1968 en Osijek, Croacia cuando esta aún estaba integrada en Yugoslavia. El delantero empezó a jugar al fútbol NK Osijek, el club de su ciudad natal que a día de hoy sigue estando en el exclusivo grupo de equipos que nunca ha descendido de la Primera División croata desde su fundación en 1992. En con los Bijelo plavi (azules y blancos) se convirtió en uno de los jóvenes con más talento del país. Debutó joven en Primera yugoslava y formó parte del equipo juvenil yugoslavo que fue campeón del mundo en Chile en 1987. Tras quedar máximo goleador de la Liga en su última campaña con el cuadro de Osijek, uno de los grandes, el Dinamo de Zagreb, le fichó.

En Zagreb, duró sólo dos temporadas ya que la guerra de independencia de Croacia y la posterior extensión de esta a Bosnia-Herzegovina le hizo tomar la decisión de dejar el país. Suker tenía varios conjuntos para elegir pero se acabó decantando por el Sevilla.

Estrella de LaLiga

Suker jugando con el Sevilla.

En Sevilla, Suker fue todo un ídolo. El croata debutó en un empate a uno contra el Espanyol fuera de casa pero su primera actuación en el Sánchez Pizjuán ya fue memorable, consiguiendo un doblete para agarrar un punto (2-2) contra la Real Sociedad. Nervión le vería convertirse en uno de los mejores goleadores de las grandes ligas europeas y es que, después de dos temporadas con unos guarismos más reducidos (6 y 13 goles), en la tercera se destapó como ‘cañonero’ consiguiendo 24 tantos en 33 partidos en Primera. Sólo Romario (30 goles) fue capaz de arrebatarle el trofeo Pichichi.

Los cromos de Simeone, Maradona y Suker jugando con el Sevilla.

Tras cinco temporadas magnificas en las que se convirtió en ídolo de la afición, compartir minutos con Diego Armando Maradona o Cholo Simeone y entrar en la élite de los delanteros de Europa, Suker fichó por el Real Madrid en 1996.

El croata estaría tres años en el Bernabéu, dónde también entraría en la nómina de favoritos de la afición y más después de la primera temporada, en la que logró 24 goles en Liga que fueron clave para atar el título para los blancos. El croata quedó como tercer máximo goleador tras Ronaldo Nazario y Alfonso Pérez. El segundo año sería más corto a nivel de goles (10) pero conseguiría el mayor éxito de su carrera, la Copa de Europa, la Séptima, ansiada y muy celebrada por la afición madridista que rompió una sequía de más de tres décadas sin un entorchado europeo.

Suker, Raúl y Mijatovic jugando juntos con el Real Madrid.

En la última temporada, después de realizar un magnífico Mundial en Francia, la participación de Suker en el Madrid bajó notablemente. Disputó solo 26 partidos entre todas las competiciones en los que hizo 5 goles. A final de temporada, Davor dejó el Bernabéu y se marchó a Highbury aunque el Sevilla peleó porque regresará al Pizjuán.

La Premier, la Bundesliga y punto final

El croata pasó dos años en la Premier League. Una primera temporada con el Arsenal y otra con el West Ham, ambas lejos ya de su mejor nivel. Con los ‘gunners’ si llegó a superar los 10 goles y estuvo cerca de ganar la Copa de la UEFA del 2000, que acabó perdiendo en los penaltis contra el Galatasaray. Al final de la temporada, cambió el norte de Londres por el oeste, más concretamente, por el barrio de West Ham, que da nombre al club ‘hammer’. Con el cuadro londinense sólo disputó 11 partidos y al final de temporada, se marchó al 1860 Múnich.

Con el club alemán, disputó dos temporadas en las que dejó algún partido memorable como el doblete contra el Gladbach en el último partido de la primera temporada. El croata dejó sus últimos goles en Múnich y colgó las botas.

Leyenda en la selección croata

Como ya repasábamos en un inicio, Suker formó parte de una gran generación de jugadores yugoslavos que nunca pudieron demostrar juntos todo su potencial, aunque la Croacia que él lideró si fue una de las selecciones más destacadas de la década de los 90.

El de Osijek formó parte de la generación que ganó el Mundial juvenil y llegó a ser olímpico con Yugoslavia en Seúl 1988 donde la selección balcánica tuvo una discreta participación quedando eliminada tras la fase de grupos y más, después de ser bronce en Estados Unidos en el 84.

Con Yugoslavia ya disuelta y Croacia conformada como nuevo país, Suker debutó el 22 de diciembre del 90 como nuevo internacional absoluto croata. Con la selección dejó sus partidos más memorables. El delantero fue clave para clasificar a Croacia para su primer gran torneo internacional, la Eurocopa del 96, haciendo 12 goles en 10 partidos en la fase de clasificación. En ese torneo conseguiría tres goles en cuatro partidos incluyendo uno de los más bonitos de siempre, una vaselina sobre el gigantón danés Peter Schmeichel. A pesar de perder en la primer encuentro eliminatorio, estuvo en el equipo ideal del torneo.

Equipo ideal de la Eurocopa de 1996

Porteros
David Seaman Inglaterra
Andreas Köpke Alemania
Defensas
Radoslav Latal República Checa
Laurent Blanc Francia
Marcel Desailly Francia
Matthias Sammer Alemania
Paolo Maldini Italia
Centrocampistas
Didier Deschamps Francia
Steve McManaman Inglaterra
Paul Gascoigne Inglaterra
Rui Costa Portugal
Karel Poborský República Checa
Dieter Eilts Alemania
Delanteros
Jürgen Klinsmann Alemania
Alan Shearer Inglaterra
Hristo Stoichkov Bulgaria
Davor Suker Croacia
Youri Djorkaeff Francia
Pavel Kuka República Checa

Aunque en la Eurocopa de Inglaterra ya mostró un buen nivel, su culmen futbolístico llegaría en el Mundial de Francia 98 consiguiendo un tercer puesto histórico para un país recién formado. Suker fue Bota de Oro del torneo haciendo seis goles en siete partidos y siendo nombrado Balón de Plata del Mundial siendo el de Oro para Ronaldo.

En ese torneo, Croacia pasó de la fase de grupos y se cruzó con Rumanía donde Suker dejó un gesto para el recuerdo. El croata se tomó las pulsaciones para comprobar su ritmo cardiaco antes de disparar el penalti por segunda vez. “Quiero saber si antes de lanzar mi ritmo es de 120 pulsaciones” declaró después de anotar y colocar a su selección en cuartos acabando con las esperanzas de la Rumanía de Gica Hagi y Iordanescu. En cuartos, Alemania fue la víctima de los Suker, Jarni y compañía pero en semifinales un doblete de Thuram sirvió para acabar con el sueño croata. El gol de los arlequinados fue, como no, de Suker. En el partido por el tercer puesto, ganaron a Holanda por 2-1 gracias a un gol del Mago de Osijek consiguiendo el mejor resultado histórico hasta hoy de la nación balcánica en un Mundial.

Suker se retiró de la selección después del Mundial de Corea y Japón en 2002 en el que apenas disputó una hora de partido. Se retiró con 71 internacionalidades totales, dos con Yugoslavia y 69 con Croacia para quien logró 45 goles en total, siendo el máximo goleador histórico de los Vatreni.

Máximo mandatario del fútbol croata

Después de retirarse, Davor Suker fundó una serie de academias de fútbol con su nombre con un cariz solidario y en busca de que el fútbol fuese una vía de progreso en un país afectado por una guerra que duró más de 10 años y está considerada como la más cruenta de Europa ocurrida después de la Segunda Guerra Mundial.

A día de hoy, Davor Suker ostenta la presidencia de la Federación Croata de fútbol. El exdelantero accedió al cargo en 2012 y aún lo mantiene tras ser reelegido. Su última decisión como presidente generó polémica y es que Suker decidió destituir al seleccionador Ante Cacic justo antes de jugar un decisivo partido en Kiev contra Ucrania en el que se jugaban entrar a la repesca para clasificarse para el Mundial de Rusia. "Esperamos un resultado positivo. Ha sido una decisión unánime del Comité ejecutivo de la HNS", declaró Suker en rueda de prensa y así fue. La selección croata ganó por 0-2 en Kiev (doblete de Kramaric) y se jugará el pase en la repesca contra Grecia los días 9 y 11 de noviembre. Suker vuelve a soñar con el Mundial, en el que tan buenos recuerdos nos dejó como jugador.

0 Comentarios

Normas Mostrar