Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

68

Zenit San Petersburgo ZEN

77

Cerro: "Trejo es callado, habla con el balón: es el mejor"

RAYO VALLECANO

Cerro: "Trejo es callado, habla con el balón: es el mejor"

Cerro, jugador del Rayo Vallecano.

JESÚS RUBIO

DIARIO AS

Nació en Santiago del Estero y siendo niño conoció a Trejo. Su compañero, su amigo. Casi quince años después, el Rayo volvió a unir sus caminos. El centrocampista disfruta de su primera incursión en el fútbol europeo y valora el papel del vestuario: “Su buena onda, su compromiso”.

—¿Cómo se ven las cosas tras la semana perfecta?

—Siempre estuvo en nuestra mente para volver arriba. Hemos crecido en confianza y confirmado la idea de Míchel, de la que estamos completamente convencidos.

 —Hábleme de esa idea…

—Vengo de diez años en un fútbol distinto. Allá, en Argentina, se buscaba más intensidad que otra cosa y acá me encuentro con una idea con la que todos los futbolistas nos sentimos cómodos: jugar el balón, asociarte, pensar en la portería rival… Es saludable para los jugadores y el fútbol.

 —¿Cómo va su primera aventura europea?

—La realidad siempre supera las expectativas. Me he encontrado con un club bárbaro y un grupo fenomenal. No es fácil venir a la otra parte del mundo, con otra cultura, pero mis compañeros me lo hacen más sencillo. Luego está la adaptación futbolística, que se demora un poco más y dos meses después me voy sintiendo yo mismo.

 —¿Cómo es el vestuario?

—La experiencia me ha enseñado que es una de las principales causas para el éxito o el fracaso en los objetivos. Estoy encantado con la buena onda y el compromiso que hay.

 —¿Qué le ha sorprendido del Rayo?

—Vallecas, su ambiente. Pocas veces había vivido una comunión así entre la afición y el equipo. Estamos aprovechando esa sintonía. Y en un campeonato tan largo, hacerse fuerte en casa es fundamental.

“Vallecas y su ambiente me han sorprendido, pocas veces viví una comunión así entre afición y equipo”

 —¿Se puede ascender?

—Por supuesto y nos matamos para eso. Si no perdemos la humildad vamos a andar bien. Sabemos cuál es el camino.

 —¿Cómo es su Santiago del Estero natal?

—Queda a 1.200 kilómetros al norte de Buenos Aires. Es la misma ciudad de Trejo, nos conocemos desde los 8 años, jugábamos juntos. Es tranquila, hace calor y tiene a la gente más amable. Es mi lugar en el mundo.

 —¿Cómo era Trejo de niño?

—Igual que ahora. No ha cambiado nada. Cuando se habló del fichaje de ambos no lo podíamos creer, después de casi quince años separados. Choco hizo su carrera en Europa y yo, en Argentina. Sólo el fútbol te da estas cosas. Estoy contento de tener aquí al mejor jugador de la categoría. Es un lujo para el Rayo y LaLiga. Posee una calidad superlativa.

 —Un líder en la sombra, como dijo Míchel...

—Es callado, siempre de buen humor... Habla con la pelota y lo tenemos que aprovechar.

 —¿Qué le viene a la cabeza si le digo César Luis Menotti?

—El Flaco y su hijo fueron quienes me descubrieron. Tienen mi agradecimiento eterno.

 —Alternó el fútbol con su carrera de Derecho.

—Me falta un año para terminar. El fútbol y los estudios son compatibles. Un ejemplo es Alberto. Estamos forjando una linda amistad. Espero aprender de él tanto de fútbol como de Derecho.

“El fútbol y los estudios son compatibles; el día de mañana me veo ejerciendo el Derecho Deportivo”

 —Usted viene de una saga de abogados…

—Mi familia tiene un estudio jurídico en Santiago del Estero desde hace más de 40 años. Lo mamé desde chico con mi abuelo y mi padre. Me gusta.

 —¿Se plantea dedicarse a eso en el futuro?

—Sin duda. Los futbolistas vivimos en una burbuja y no miramos mucho más allá. Casi tengo 30 años y un hijo… pienso qué será de mí el día de mañana. Voy a ejercer el Derecho y me gustaría especializarme en Derecho Deportivo. Es un área por explotar. No me veo ligado al fútbol como técnico.

 —¿Cuántos Francisco Cerro hay en su familia?

—Yo soy la sexta generación y mi hijo, la séptima. En Santiago es común.

 —Su abuelo fue político y se presentó a unas elecciones de Argentina…

—Argentina venía de una dictadura militar, producto de un golpe de Estado, y se gestaron diferentes movimientos para la vuelta a la democracia. Mi abuelo fue un gran referente, fundó el Partido Demócrata Cristiano en Argentina. Se presentó en el 89, pero no ganó, lo hizo Alfonsín.

 —¿Le gusta la política?

—Mi familia, gracias a Dios, se retiró hace años. Es igual en todos lados: hay mucha corrupción. La política nos desencantó a todos.

 —Usted es un ávido lector…

—Leo de todo. Los últimos años más autobiografías, pero también novelas y a Borges.

0 Comentarios

Normas Mostrar