¿Qué fue de Simao? El puñal de un Atleti que volvió a los títulos

¿QUÉ FUE DE...?

¿Qué fue de Simao? El puñal de un Atleti que volvió a los títulos

Simao celebra un gol con el Atlético.

El portugués no triunfó en Barcelona, pero en el equipo rojiblanco dio su mejor versión. Marcó en la última victoria del Atlético ante los blaugranas en Liga.

En la temporada 2007/08 el Atlético perdía a su estandarte, Fernando Torres, que emigraba al Liverpool cansado de resultados desilusionantes. El equipo rojiblanco había acostumbrado a sus aficionados a quedar en mitad de tabla tras el Ascenso y pelear por acabar en puestos UEFA sin mucho éxito. Con el adiós de El Niño el nuevo proyecto lo encabezaban los fichajes de Diego Forlán y Simao Sabrosa junto al joven Kun Agüero.

La llegada del portugués volvió a llenar el carril de velocidad y electricidad tras fichar procedente del Benfica, donde llevaba años capitaneando a las águilas con la única duda del rendimiento mostrado en LaLiga durante sus dos temporadas en el Barcelona cuando todavía era prácticamente un adolescente. En sus tres años y medio en el Atlético se ganó el corazón de los aficionados y se coronó como experto del balón parado. Jugando a pierna cambiada, aportó gol, trabajo, técnica, descaro y mucho desequilibio. Además, pese a su 1,70 de altura siempre mostró carácter y nunca se achicó ante un rival. Tras pasar por el Besiktas también jugaría en el Espanyol antes de retirarse previo paso por la India. Ahora, analiza el fútbol desde el otro lado, como comentarista de Sport TV.

Simao con el Barcelona.

Simao Sabrosa (Vila Real, 31 de octubre de 1979), inició su carrera profesional en el Sporting de Portugal, a donde había llegado siendo un niño tras salir de la Escuela Diogo Cão con 12 años. Con 11 había sido rechazado por el Oporto y el Sporting no perdió su oportunidad: consiguió su fichaje tras ofrecerle a la Escuela una camioneta en la que transportar a los que entonces eran sus compañeros de equipo. Luciendo un característico pelo rizado y un aspecto físico endeble, se hizo rápidamente con un nombre en una de las canteras más prolíficas del mundo. “Simao era una estrella desde que pisó por vez primera la sede del club", recordaba Luis Días, entrenador de las categorías inferiores del club lisboeta. Simao debutó con el primer equipo del Sporting el 16 de mayo de 1997 marcando un gol ante el Salgueiros. El equipo verdiblanco tiene un don para exportar jugadores en ese puesto: Futre, Figo, Simao, Quaresma, Cristiano Ronaldo, Nani y ahora Gelson Martins.

Al finalizar una fantástica temporada 1998/99 en la que anotó 10 goles en 33 partidos, el Barcelona incorporó al extremo por 2.300 millones de pesetas con el cartel de jugador más prometedor de Portugal, convirtiéndose entonces en el quinto fichaje más caro de la historia blaugrana. Pese a tener una gran oferta económica del Inter de Milán, la posibilidad de jugar con su ídolo Figo decantó la decisión de Simao. "Me siento feliz, espero demostrar lo que valgo y deseo otra cosa: tener la misma suerte que Luis Figo" confesaba a sus 20 años. Pero el momento convulso del Barcelona de Van Gaal no favoreció el crecimiento del extremo, que veía como tras una tímida primera temporada Figo fichaba por el Real Madrid en uno de los traspasos más polémicos de la historia. Simao había participado en 32 partidos (14 de titular) en ese primer curso marcando un gol, contra el Rayo. En su segunda campaña anotó tres tantos en 38 duelos, uno de ellos al Real Madrid en la victoria por 2-0. Pese a esto, su salto de calidad no fue suficiente y el club le buscó una salida, al Benfica por 12 millones de euros.

En su regreso a la liga portuguesa se vio al Simao más goleador. 11 tantos en su primer curso, 18, 15, 22, 12 y 16 en los siguientes para un total de 94 goles en 227 partidos, llegando a ser el capitán del Benfica y su máxima estrella. Levantó una liga, una copa y una supercopa y en 2005 ganó el Balón de Oro portugués. Ese nivel mostrado en el equipo lisboeta le llevó a ser un fijo en la selección, disputando el Mundial de Alemania 2006 como titular, marcando en la fase de grupos contra México. Los lusos cayeron en semifinales contra Francia.

Simao y Forlán con la Europa League.

En 2007 fichó por el Atlético a cambio de 20 millones de euros, que le situaron como el tercer fichaje más caro de la historia del club tras Forlán, que llegaba ese mismo verano y Agüero, que cumplía su segundo curso con la camiseta rojiblanca. Simao marcaría 10 goles en su primera temporada en Madrid, tres de ellos en Europa League. El Atlético acababa cuarto regresando a la Champions League 11 años después superando una fase previa contra el Schalke. En su segundo curso hizo 9 tantos en 44 duelos, cuatro de ellos en tres partidos consecutivos, con un gol contra el Madrid, otro ante el Liverpool en Champions y un doblete contra el Villarreal. El Atlético volvería a finalizar en la cuarta posición, jugando ante el Panathinaikos en la previa para estar en la Champions de nuevo. El exigente grupo provocó que el Atleti fuese tercero, tras Chelsea y Oporto y pasase a jugar la Europa League. Esa temporada el equipo fue a la deriva en Liga, finalizando en la novena plaza, aunque ganando al Barcelona en Liga por última vez en la competición con el tanto definitivo de Simao.

El equipo dirigido por Quique Sánchez Flores levantó el título europeo y llegó hasta la final de Copa del Rey. En el torneo copero se produjo una de las remontada épica con Simao de protagonista. El Recreativo se había impuesto 3-0 en la ida de octavos y en la vuelta el portugués adelantó al equipo a los 20 minutos. Agüero hizo el segundo, Ujfalusi el tercero y Troest en propia puso el 4-0, pero Carmona marcó el tanto que clasificaba a los onubenses. Un magnífico lanzamiento de falta de Simao en el minuto 83 decantó la eliminatoria y la remontada para delirio del Vicente Calderón. En la Europa League Antonio López levantó el trofeo tras derrotar al Fulham en la gran final. Tras jugar el Mundial de Sudáfrica, cayendo eliminado en octavos por España, llegaría el segundo trofeo de Simao con el equipo rojiblanco, la Supercopa de Europa lograda contra el Inter venciendo por 2-0. La siguiente campaña su participación había decaído con el buen momento de Reyes y no hubo oferta de renovación. El Besiktas pagaba 900.000 euros en enero por él y Simao jugaría una temporada y media en Turquía. Decía adiós al Atlético con 171 partidos partidos a sus espaldas, logrando 31 goles y siendo el cuarto portugués con más duelos tras los 235 de Mendonça (Angola pertenecía legalmente a Portugal), Tiago, que llegó a 228 partidos la pasada temporada y Futre y sus 215 encuentros.

Simao contra el Athletic.

Con el Besiktas visitó el Vicente Calderón en 2011 en octavos de Europa League. Recibió un gran homenaje y marcó de falta el gol que dio esperanzas a su equipo. Finalmente el Atlético levantaría el trofeo de nuevo. En 2012 regresaba a LaLiga incorporado por el Espanyol con la carta de libertad. Participó en 63 duelos con los periquitos y marcó 5 tantos. Posteriormente se buscaría un lugar exótico para continuar su carrera, el NorthEast United de la India. Jugó 10 partidos y en 2016 anunció su retirada después de estar diez meses sin un encontrar equipo que cumpliese sus expectativas.

Actualmente trabaja en Sport TV como comentarista de partidos de fútbol. Ha llevado a cabo varios proyectos como el Campus Internacional de Fútbol desarrollado en Humanes de Madrid, el Campus Simao Sabrosa y se le ha visto participar en múltiples encuentros conmemorativos tanto de fútbol once como de fútbol sala con el Barcelona Leyends y con la Fundación Luis Figo entre otras. Simao es una leyenda del Atlético cuya placa brilla en los alrededores del Wanda Metropolitano con el cariño y respeto de todos sus aficionados. Un jugador que se ganó el afecto de todos los rojiblancos llegando a lucir el brazalete de capitán y que vivió noches de gloria en el Vicente Calderón en un Atleti menos acostumbrado a pelear por trofeos que el de Simeone.

0 Comentarios

Mostrar