Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

El Granada no para de ganar

GRANADA 2 - LUGO 0

El Granada no para de ganar

El Granada no para de ganar

PARKER

DIARIO AS

Tercera victoria consecutiva del equipo de José Luis Oltra, en un partido muy redondo y en el que doblegó con justicia a un Lugo superado.

El Granada CF ha cogido, al fin, la senda buena, y acumula su tercera victoria consecutiva, tras doblegar al Lugo en un partido que dominó y controló en todo momento, muy completo por parte de los de José Luis Oltra, y que se decantó del lado local con total justicia. Espinosa y Kunde fueron los autores de los goles, estrenándose así como goleadores esta campaña con el cuadro nazarí.

La puesta en escena del equipo de José Luis Oltra fue la mejor de lo que va de temporada. El Granada salió dominador, dinámico, agresivo y con profundidad por las bandas. En el primer tramo del partido maniató al Lugo, al que le robaba muy pronto el esférico, generando mucho peligro por banda, especialmente por la derecha, con un Pedro que sigue en estado de gracia. No se llevaba ni un minuto cuando Joselu recibió una prolongación en el área y su disparo se marcho algo cruzado, rozándose así el gol en la primera acción del partido. En los primeros diez minutos el Granada generó dos saques de esquina y una acción polémica, tras una internada de Víctor Díaz en el área, que fue derribado en lo que pareció penalti, pero el colegiado no lo estimó así, para enfado de la grada (7’).

El entrenador granadinista apostó por Espinosa como sustituto de Sergio Peña en la mediapunta, tras los dos partidos seguidos como titular del peruano, que se encuentra con su selección. Espinosa había estado en el ostracismo en las últimas jornadas, y ni siquiera fue citado en los dos choques (victorias ambas) precedentes. Su apuesta le dio resultado mediado el primer acto, cuando el ex futbolista del Levante se aprovechó de un balón suelto a un metro de la línea de gol para remacharlo a la red. La jugada la habían protagonizado Joselu y Pedro, con una preciosa pared en la parte derecha del ataque que dejó a Pedro en una gran posición dentro del área, pero al ir a rematar el cuero se lo arrebató un defensa, que acto seguido falló dejándosela muerta a un atento Espinosa, que sólo tuvo que empujarla.

El Lugo apenas inquietó a Javi Varas en el primer tiempo y casi ni se acercó. Un centro desde la izquierda, peligroso, fue desbaratado por Saunier justo a tiempo, en la acción de más peligro de los de Francisco (27’), junto con una posterior, un tiro de falta por parte de Albarracín (36’) qe se fue fuera por poco.

El gol no le hizo bajar el ritmo al equipo nazarí, todo lo contrario, pues esta vez los de Oltra enamoraron a su público con un juego muy vistoso y vertical. Rozó el gol en dos acciones consecutivas, primero un balón franco dentro del área que Víctor Díaz tiró fuera, tras una buena acción de Machís (30’) y después justamente con otra internada del venezolano, culminada con un preciso tiro que Juan Carlos mandó con apuros a córner (32’).

Antes del descanso se produjo una curiosa circunstancia, cuando el árbitro Areces Franco pitó el final de la primera parte en el minuto 44, justo después de que el Granada pidiera un posible penalti por mano dentro del área. El colegiado envió a los jugadores a vestuarios, entre la indignación del público, pero ni siquiera habían ganado todos el túnel cuando les hizo volver, para reanudar el minuto que quedaba con un bote neutral

El Lugo quiso adelantar líneas a la vuelta de vestuarios, con la intención de acercarse más al gol del empate. Provocó un córner nada más empezar, pero careció del peligro suficiente para inquietar a un Granada bien plantado y que no pasó excesivos apuros. El guión no tardó en seguir por los mismos derroteros que en el primer tiempo, con un Granada dominador mayoritariamente de la posesión y creando peligro cada vez que se acercaba a las inmediaciones del área. Pedro se encontró un buen balón dentro del área, algo escorado, y su disparo paso muy cerca del palo derecho de Juan Carlos (51’). Poco después fue Machís quien realizó un duro disparo de falta directa (54’). Y cuatro minutos después, nuevo tiro peligroso, esta vez de Joselu, que se fue fuera por poco (58’).

A media hora para el final Oltra movió su banquillo, dando entrada a Alberto Martín por el autor del gol, Espinosa, que firmó una buena actuación. Montoro adelantó su posición y se situó por detrás de Joselu. Antes, Francisco había hecho lo propio en el Lugo, dando entrada a Sergio Díaz por Albarracín. El recambio, que vio una amarilla nada más salir, fue el siguiente en inquietar en el choque, con un tiro lejano que se fue fuera (66’). Y es que casi todo el peligro de los lucenses llegó con disparos lejanos que no encontraron puerta o fueron excesivamente blandos como para inquietar a Javi Varas.

El último tramo del partido se presentaba con un Lugo más volcado en pos del empate, lo que dejaba huecos atrás, para las contras rojiblancas. Una de ellas estuvo cerca de culminarla Machís, que se trastabilló al entrar en el área (69’). No marcaba el segundo el Granada y en el publico se instalaron algunos nervios, sobre todo a raíz de varios saques de esquina seguidos botados por los gallegos. Raúl Baena tuvo el segundo en sus botas cuando un mal despeje de los lucenses le dejó el curo en una posición buena dentro del área, pero su tiro fue rechazado por la zaga, a córner (71’). Menosse, de cabeza a la salida de otro saque de esquina, también lo rozó ya en los últimos diez minutos (81’).

El asunto se le complicó a los de Oltra en el minuto 84, cuando Pedro paró una contra entrando por detrás, justo delante del árbitro, que no le templó el pulso y lo expulsó con roja directa. La acción calentó a la grada, que subió el volumen de decibelios al tiempo que el Lugo intentaba volcarse más si cabe. Los de Francisco lo intentaron con muchos balones volcados y mucha presencia en las cercanías del área, pero no gozaron de ninguna clara para haber empatado. La grada al fin respiró con el 90’ cumplido, cuando un saque de puerta de Javi Varas fue controlado por Machís, quien asistió a la perfección a Kunde, que entraba en carrera, para que el camerunés, que apenas llevaba unos minutos en el verde, anotara por bajo el definitivo 2-0. El público despidió al equipo con una gran ovación, tanto por la victoria como por la imagen de equipo superior que ofreció.

0 Comentarios

Normas Mostrar