El Rayo golea al más goleador

RAYO 4-1 VALLADOLID

El Rayo golea al más goleador

Un doblete de Embarba, un tanto de Trejo y otro, de penalti, anotado por De Tomás sentenciaron a un Valladolid descafeinado, que sólo reaccionó cuando Plano recortó distancias. Los pucelanos no dan caza al liderato y los franjirrojos se meten arriba.

En Vallecas todo puede pasar. Incluso que el equipo más goleador de toda la Segunda termine goleado y que el pichichi Mata apenas rematara una vez en todo el duelo. El Valladolid tuvo el balón (64,5%, por 35,5%) y el Rayo, la pegada (Masip sólo hizo una parada y terminó siendo el 2-0). Los franjirrojos volvieron a ganar en casa y dieron un brinco en la clasificación, donde los pucelanos no sólo no dan caza al liderato sino que se caen del playoff. Está todo muy apretado por allá arriba.

Salió lanzado el Rayo y suyas fueron las primeras tentativas ante un Valladolid descafeinado en el arranque. Así, desperezándose, le pilló el 1-0. Trejo le robó el balón a Borja para servírselo al correcaminos Embarba, que definió desde la frontal. No se hizo esperar la respuesta rival. Alberto encadenó dos buenas intervenciones: primero ante Mata y después a un disparo de Ibán. No estaba el partido para quitar la vista ni un solo minuto. Un pestañeo y cayó el segundo. En un eléctrico contragolpe, que cogió descolocada a la zaga blanquivioleta, Unai dejó a Trejo en un mano a mano que se llevó Masip, aunque el argentino cazó el despeje y marcó desde la izquierda. Y ya van cinco dianas en este arranque.

La posesión caía del lado pucelano, pero cada arremetida local ponía el ‘uy’ en la grada. Los de Míchel tenían las riendas, se gustaban y el Valladolid era un juguete en sus manos. Una nueva contra rayista terminó con el penalti de Ibán sobre Unai (el Rayo es el equipo al que más penaltis le pitan y ha hecho pleno anotador: cuatro de cuatro), transformado por De Tomás. El delantero dio la puntilla a su ex.

El Valladolid abrió los ojos tras el descanso y recortó distancias. Toni Villa dribló a Álex Moreno, tras un saque de banda, y centró a Plano, que la puso junto al palo. Una volea inalcanzable para Alberto. El gol y los cambios zarandearon a los visitantes, de nuevo dueños del esférico. Míchel también movió ficha y los locales mataron el partido. Alberto sacó en largo, peinó Aguirre (en la primera que tocó) y Embarba, solo ante Masip, amagó y sentenció. La Franja sigue creciendo en Vallecas, donde encadena dos victorias y se acerca a la zona de playoff, y el Valladolid menguando lejos de Zorrilla, donde se ha dejado ya ocho puntos.

0 Comentarios

Mostrar