Los delegados observadores ya conocen las directrices para evaluar a los árbitros

LIGA SANTANDER |

Los delegados observadores ya conocen las directrices para evaluar a los árbitros

Los delegados observadores ya conocen las directrices para evaluar a los árbitros

Deben prestar especial importancia a las manos, ocasiones manifiestas y fueras de juego, los aspectos más trabajados en las jornadas de Santander. Sánchez Arminio ha presidido el encuentro con los 54 delegados arbitrales.

Este viernes al mediodía han finalizado en Madrid las jornadas que el Comité Técnico de Árbitros ha mantenido durante estos últimos dos días con los 54 miembros que forman el cuerpo de Delegados Arbitrales Españoles. Los encargados de poner nota a los árbitros de Primera y Segunda división.

La cita ha estado presidida por Vitoriano Sánchez Arminio, Presidente del colectivo arbitral que ha instado a todos a seguir trabajando con normalidad y mantenerse al margen de todo lo que está aconteciendo en torno al futuro de la Federación Española de Fútbol.

Este cuerpo de Delegados arbitrales cuenta con las incorporaciones de los ex colegiados Clos Gomez, Pérez Montero, López Amaya, Duro Gil y Marisa Villa, de quien hablamos extensamente ayer dado que es la primera mujer que se incorpora. Causan baja para esta temporada Jiménez Hidalgo, Lesma López y Buergo Fernández.

En las jornadas se ha hecho hincapié en los aspectos que más han trabajado los árbitros en las jornadas arbitrales de pretemporada en Santander. Es decir, especialmente el tema de las manos y las ocasiones manifiestas de gol.

Manos invasivas o evasivas

El tema de las manos ha sido asunto capital en las jornadas arbitrales, por ello los delegados arbitrales deben tener muy claro la diferenciación a la hora de evaluar a los árbitros. A partir de ahora hay que diferenciar dos conceptos claves a la hora de considerar las manos. Si son invasivas o evasivas: En el primer caso será siempre sancionada. En el segundo no será punible. Como bien recoge la circular del CTA, las primeras manos, las "voluntarias" de toda la vida, serán cuando "un jugador que por acción u omisión invada un espacio en el que circula o iba a circular el balón y este sea interceptado por la mano o el brazo, el jugador deberá ser sancionado". Por el contrario, no serán sancionadas al considerarse como involuntarias cuando "un jugador toca el balón con la mano con un claro gesto de evitarlo, o porque con el brazo o la mano apoyado en el suelo el jugador intercepta el balón". Se pone fin así a toda la polémica en torno a las manos y ambas situaciones están perfectamente delimitadas.

Amonestaciones en las ocasiones manifiestas de gol

El segundo tema que se ha tratado con cierta insistencia son las ocasiones manifiestas de gol. Cuando deben ser sancionadas con tarjeta amarilla o roja. En el caso de las acciones cometidas dentro, será motivo de tarjeta amarilla al defensor cuando este comete la pena máxima dentro del área como resultado de la disputa del balón. Entonces penalti y tarjeta amarilla. Si por el contrario el penalti se produce como resultado de un agarrón, empujón, desplazar o jugar con la mano o una zancadilla, el jugador que comete la infracción será automáticamente expulsado además de señalar la correspondiente pena máxima. Todo esto es dentro de la llamada zona DOGSO que comprende un triangulo desde los postes de la portería hasta las esquinas del área.

Luego está aquella parte del área que quedaría fuera de la zona DOGSO, y que corresponde a los laterales del interior del área prácticamente lindando con la línea de fondo. Pues bien también aquí hay varias situaciones. La primera es cuando hay derribo pero en la disputa del balón. En este caso se señala el penalti pero no se amonesta al jugador. Si por el contrario se produce un agarrón, empujón etc..aquí si debe amonestarse al jugador además de señalar la pena máxima.

El fuera de juego

Lo mismo pasa con el fuera de juego. Es otra de las facetas en las que más tendrán que incidir el delegado observador. Al margen de la natural posición ya conocida, cuando además un jugador, ya sea por acción u omisión, "se coloque en una posición que dificulte el normal movimiento, desplazamiento o interfiera la trayectoria del balón en su curso hacia la portería, aún no haciendo intención de participar en la acción, será considerado también como fuera de juego". La temporada pasada también surgieron muchas dudas al respecto que deberían quedar subsanadas esta temporada.

Esta situación se suma a las otras dos variantes que recoge la International Board. La primera cuando el jugador interviene en el juego, al jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero en posición antirreglamentaria y una tercera cuando "gana ventaja de la posición jugando el balón o interfiriendo en un adversario cuando el balón haya sido desviado o haya rebotado en el poste, en el travesaño, en un miembro del equipo o en un adversario mediante una salvada deliberada".

Lanzamiento de objetos dentro del terreno de juego o por los sustitutos

Hay dos aspectos muy novedosos para esta temporada, recogidos en la circular arbitral y que también se han trabajado en la jornadas de estos días en Madrid.. Lo primero tiene que ver con el lanzamiento de objetos. Si un jugador lanza un objeto, incluido el balón, contra un adversario, ya esté en el terreno de juego, sustituido, sustituto, expulsado o el equipo arbitral; la acción se castiga con libre directo desde el lugar donde el objeto golpeó o habría golpeado. Si esta posición fuera dentro del área, se señalaría penalti. Lo mismo si el objeto fuera enviado desde fuera del terreno de juego e interfiere en el mismo. Ahora serán ellos quienes evalúen a todos los árbitros. Informes que enviarán en las 48 horas siguientes al encuentro al CTA y que éste envía al propio colegiado sin la nota final.

0 Comentarios

Normas Mostrar