Estás leyendo

El Zaragoza se atraganta en la fiesta de las peñas

MORATA 1 - ZARAGOZA 1

El Zaragoza se atraganta en la fiesta de las peñas

El Zaragoza se atraganta en la fiesta de las peñas

Alfonso Reyes

DIARIO AS

El Morata sólo se vio superado en la tanda de penaltis. Toquero marcó el primero y Ferrando empató de falta directa a seis minutos del final.

El partido en beneficio de la Federación de Peñas volvió a ser una fiesta llena de zaragocismo, en la que los niños pudieron hacerse fotos con los jugadores del Real Zaragoza y en la que todos los habitantes de Morata de Jalón, además de los peñistas, disfrutaron de un partido del conjunto aragonés en La Dehesilla. El resultado, en otras ocasiones totalmente anecdótico, sí que fue noticia esta vez, ya que los pupilos de Natxo González no pasaron del empate ante un equipo de Regional Preferente y tuvieron que esperar a la tanda de penaltis para llevarse el trofeo.

Es cierto que el técnico sacó un once con varios jugadores del filial —Sergio García, Vicente, Marcén, Marc Aguado, Torras y Pep Biel—, pero ésta no deja de ser la tónica habitual en este tipo de partidos y nunca puede ser una excusa. El Zaragoza comenzó dominando y llegando al área rival, hasta que Toquero, que portó el brazalete de capitán, estuvo a punto de hacer el primero. Marcén se internó por la banda izquierda, centró al área, Papu dejó pasar y el delantero vitoriano mandó el balón al larguero. Fue la mejor ocasión de la primera parte junto a una buena jugada de Papunashvili, cuyo disparo tras regatear a un defensa dentro del área se marchó desviado.

Nada más comenzar la segunda parte llegó el primer gol del partido, obra de Toquero, que aprovechó una buena asistencia de Marcén. A la hora de juego, el Zaragoza pudo ampliar su ventaja, pero Marc Aguado no pudo superar a Sevillano tras un buen pase de Toquero. Poco a poco el Morata empezó a pisar el campo rival y a llevar peligro en las jugadas a balón parado. Y en una falta directa, a seis minutos del final, Ferrando superó la barrera para poner las tablas en el marcador.

El Zaragoza, herido en su orgullo, apretó el acelerador y tuvo más ocasiones en los últimos cinco minutos que en toda la segunda parte. Verdasca, en un lanzamiento de esquina, estuvo a punto de cabecear al fondo de las mallas, pero Sevillano evitó el gol con una gran parada. A continuación, el portero del Morata se lució de nuevo con un disparo lejano de Oyarzun y para finalizar, Papu lo intentó desde el vértice del área, pero su disparo se marchó fuera por poco.

Así se llegó a los penaltis, donde el portero del Deportivo Aragón, Sergio García, se vistió de héroe al detener dos de los cinco lanzamientos del Morata y darle el trofeo al Real Zaragoza, que ofreció una pobre imagen en La Dehesilla.

0 Comentarios

Normas Mostrar