Estás leyendo

Uno por uno: Oblak y el coraje de Correa levantan al Atlético

GIRONA 2 - ATLÉTICO 2

Uno por uno: Oblak y el coraje de Correa levantan al Atlético

El Atlético naufragaba en Girona hasta que salió el argentino. El coraje de Correa y dos manos de Oblak, le dan un punto al conjunto rojiblanco.

Ni fresco, ni agresivo y sin conseguir en ningún momento dar signos de superioridad técnica. El Atlético naufragaba en Girona hasta que salió el argentino. El coraje de Correa y dos manos de Oblak, le dan un punto al Atlético.

Oblak. Sin mucho que achacarle en los dos goles, pero tampoco sin nada que destacarle, salvó el tercero en un salto felino a remate a bocajarro de Portu. Hubiera cerrado definitivamente el partido, pero el esloveno lo evitó. Después, al comienzo del primer tiempo, casi se lía con los pies. Después se redimió atrapando un cabezazo de Bernardo y otro a Kayode, ambos sobre la línea

Juanfran. Sometido por Aday y Borja García durante toda la noche, cierto es que en primera instancia Carrasco no le ayudó. Pero sufrió lo indecible, incluso con errores en el despeje. Sin recorrido ninguno y dejando evidencias de debilidad, fue sustituido.

Savic. Cambió su ubicación habitual para jugar en la parte izquierda de la zaga y se vio superado por Stuani cada vez que se medían por un balón.

Giménez. Empezó bien, saliendo con acierto al costado derecho, pero fue perdiendo autoridad a balón parado. Su equipo lo acusó en el primer tiempo, pero se repuso algo más tras el descanso, hasta el punto de que apareció en el área casi sobre la hora para empatar.

Lucas. Casi lo mejor de la defensa en el primer tiempo, el único que ganó duelos con firmeza. Le buscaron continuamente por banda pero respondió más o menos bien.

Saúl. Comenzó con presencia, dominando el juego aéreo pero se fue desdibujando y sin clarividencia para superar la línea de presión gerundense. Al final terminó como único ancla del equipo, más centrado y cómodo, Fue a más.

Gabi. Incapaz de desactivar el buen juego local en la franja central y problemas con el balón. Sin frescura para llegar a tiempo para cerrar la línea de pase rival y superado en las acciones de uno contra uno. Sobrepasado siempre, fue sustituido.

Koke. Desorientado y distraído, perdido entre la agresividad del centro del campo del Girona y sin ser capaz de mandar sobre la pelota. Su única aparición positiva fue en la falta del 2-2 de Giménez.

Carrasco. Inició en la derecha y se estrelló. Falto de tensión, permitió el centro del primer gol y no ayudó a Juanfran como debía. En ataque, poco, solamente el disparo que atajó bien Iraizoz. Simeone le mantuvo la fe y una incursión suya en el 83' casi termina en el empate.

Griezmann. Poco, muy poco. En la línea de lo visto en pretemporada. Esta vez no fue la solución al atasco para hilvanar el juego tampoco. En el 50' la tuvo al enganchar de chilena un balón sin dueño en el área, se escapó por poco. Desesperado por su inconexión acabó en los vestuarios tras ver una tarjeta por entender que simuló y protestar.

Fernando Torres. Comenzó con un par de desmarques buenos, pero en uno de ellos, bien asistido, no midió bien el bote de la pelota. Sin noticias desde ahí, siempre bien sujetado y superado por Bernardo y Alcalá. Sin ningún protagonismo, también acabó en el banquillo.

Correa. El Atlético era plano y Simeone le introdujo para pasar a 4-3-3 e intentar desajustar al Girona entre líneas. Y lo hizo, a pesar de que la expulsión de Griezmann dejó al equipo en inferioridad. Pero en una arrancada de coraje dibujó una diagonal sensacional con un disparo que no pudo detener Iraizoz. Cambió el partido.

Gaitán. Con uno menos saltó al campo buscando algo de profundidad, en un intento ya a la desesperada. Pegado a la izquierda para intentar dar amplitud, participó en los mejores momentos del Atlético.

Vietto. Fue la última bala. Con más movilidad que Torres y un Atlético volcado en la recta final, tuvo también la opción de empatar en una posición dudosa, pero el remate se fue alto.

0 Comentarios

Normas Mostrar