Estás leyendo

Todos con Barcelona

EL DEPORTE CONTRA EL TERROR

Todos con Barcelona

El Barça guardó un minuto de silencio en el campo Tito Vilanova

LaLiga y todo el deporte arropan a la Ciudad Condal tras el terror. Barça y Espanyol gritaron “no tengo miedo” en la plaza de Catalunya.

Barcelona amaneció rara. Triste. El día que arrancaba LaLiga, los dos equipos de Primera de la Ciudad Condal, Espanyol y Barcelona, guardaron un sentido minuto de silencio en los entrenamientos y en sus respectivas sedes sociales. Juli Pardo, Joan Collet y Dani Sánchez Llibre, los tres expresidentes pericos vivos, estuvieron en Sant Adriá. “Es muy duro, muy cercano. No lo he superado todavía”, reflexionó el técnico Quique Flores. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, y los directivos azulgrana Pau Vilanova y Maria Teixidor representaron a la entidad en la emocionante concentración de Plaza Catalunya. Carlos García Pont, vicepresidente españolista, también gritó el “no tinc por” (“no tengo miedo”) que retumbó en toda la Rambla a las doce en punto en medio de espontáneas ovaciones al trabajo de los Mossos. Barcelona, Espanyol, como Girona, Nástic, Reus o Barça B (el área de influencia de los ataques terroristas en Barcelona y Cambrils alcanzó, de norte a sur, de Ripoll a Alcanar) llevarán brazaletes negros este fin de semana. Además de los mensajes de apoyo enviados a la ciudad el jueves, los equipos guardaron un minuto de silencio en sus entrenamientos para rendir su homenaje a la Ciudad Condal.

El Barça, además, decidió que los jugadores del primer equipo luzcan el emblema “Barcelona” en lugar de su nombre en el partido contra el Betis. La etiqueta #TotsSomBarcelona también estará presente en la parte delantera de la camiseta.

El impacto del terror atravesó deportes y fronteras. Como será norma toda la primera jornada, se guardaron minutos de silencio en el Leganés-Alavés y el Valencia-Las Palmas de Primera. También en el Lorca-Cultural y el Tenerife-Zaragoza de Segunda. En los prolegómenos del Bayern-Bayer Leverkusen, partido inaugural de la Bundesliga, hubo un momento de sentido silencio. También en el Metz-Mónaco de la Ligue 1. La Selección de baloncesto lució crespón negro ante Senegal en Melilla. La Vuelta homenajeó a las víctimas en su presentación en los Jardins de la Fontaine en Nimes. En Cincinnati, Albert Ramos y Rafael Nadal llevaron crespones negros en su pecho y Garbiñe Muguruza en su visera ante Kuznetsova. Barcelona puede sentirse cercana y querida.

Espanyol. Paloma, cinco horas sin salir calmando a los afectados

Paloma Fernández, la capitana del Femenino del Espanyol, se encontraba trabajando en la tienda Nike de Las Ramblas cuando ocurrió el atentado. “Vimos que entraba mucha gente a la tienda. Tuvimos que calmarla y tranquilizarla”. La jugadora está aún en shock. “Mis compañeras sí vieron bajar la furgoneta”, comentó.

Hasta las 22:30 los Mossos no les dejaron salir del establecimiento. “Ese momento fue duro. Ver La Rambla desierta y acordonada, llena de policías. Nos llevaron en fila hasta plaza Catalunya”, dijo.

En Cambrils. Fofo: “Mientras corría, notaba las balas casi rozándome”

El exjugador del Mirandés Adolfo Enríquez Fofo se encontraba de vacaciones en Cambrils, cuando le sorprendió el atentado. “Estábamos tomando un helado y empezamos a oír disparos, pero creíamos que eran petardos. Hasta que la gente comenzó a gritar que eran tiros. Estábamos a 20 metros del tiroteo y salimos corriendo. Mientras corría, creía que alguna bala me daba porque notaba que me pasaban cerca y veía las chispas que saltaban cuando impactaban. Nos refugiamos en un restaurante con la luz apagada. Una pesadilla”.

0 Comentarios

Normas Mostrar