Estás leyendo

Oyarzabal logra sobre la bocina ganar el amistoso de Burgos

REAL SOCIEDAD

Oyarzabal logra sobre la bocina ganar el amistoso de Burgos

Oyarzabal logra sobre la bocina ganar el amistoso de Burgos

DIARIO AS

DIARIO AS

La fe local casi solapa los tantos de Agirretxe y Januzaj. El delantero guipuzcoano va saliendo del calvario tras año y medio entre el quirófano y los gimnasios

Un partido clásico en El Plantío no hace demasiado tiempo en Primera sirvió ahora de bolo entre Burgos y Real Sociedad para desesperezarse de la pretemporada. Un 2-3 final que reflejó la diferencia evidente entre ambas escuadras, aunque la fe y el empuje de los de Patxi Salinas lograba hasta equilibrar el tanteador en el 86’. Abel y Pablo recortaron los dos primeros tantos de Agirretxe y Januzaj, pero Oyarzabal, en el descuento, anotaba el gol de la victoria.

Destacaron los detalles técnicos de Januzaj, las remontadas de De la Bella, con ganas en su retorno a la Real, y la impronta de Agirretxe tras su larga inactividad, delante un Burgos voluntarioso, aún por ensamblar, y lógicamente con menor calidad en sus jugadores de Segunda B. El equipo de Salinas presionaba muy arriba y obligaba a la zaga a pasar demasiado los balones por Toño Ramírez. Pero a los 19 minutos, precisamente los dos actores mencionados se fusionaron. Pase de Januzaj al hueco para que De la Bella, en una de sus galopadas, y en la primera ocasión gol de la Real, pusiera el balón a Imanol Agirretxe, que de cabeza, picaba el cuero y batía por debajo de las piernas de Diego García.

Un Agirretxe que vuelve a la palestra y que disputará un puesto a William José, Juanmi o Bautista durante una campaña cargada con tyres competiciones, incluída la europea. Al filo de la media hora, otra acción plástica de Januzaj, centro y Agirretxe remataba a las manos de Diego.

El segundo periodo arrancó con el cambio de brújula (Illarra por Pardo) y con gol de Januzaj, tras un sutil toque que superaba al recién incorporado Saizar aprovechando un rebote. Siete minutos después un mal despeje de Llorente fue aprovechado por Abel Suárez tras la desesperada salida de Ramírez recortar distancias. Patxi Salinas abrió la mano para los últimos siete minutos con cambios masivos incluso con gente del filial, que deslucieron ya un envite que languidecía. Sellaba de cabeza Pablo la equis que Oyarzabal abortaba con el tiempo ya consumido.

Iñigo y Vela: vuelta a la normalidad

Iñigo Martínez lució el 6 a la espalda bajo el sol de Burgos, formando tándem con Diego Llorente, después de unas semanas de polémica a vueltas con su posible salida al Barcelona. Pese a las apetencias de Valverde parece que finalmente el club culé no piensa depositar la cláusula. “Contento de volver a jugar. Buenas sensaciones”, escribió en redes sociales, algo que retuiteó la Real y enterró así la polémica del día anterior. Estuvo sobrio y lo intentó en la segunda mitad desde la frontal, obligando a Saizar a desviar el envenenado cuero a córner. En una vuelta a la normalidad, Eusebio también colocó en el once inicial a Carlos Vela en sus últimos meses de servicios con la elástica txuri-urdin (ayer color butano) y con el brazalete de capitán ante el Burgos. En enero dejará cinco millones más a las arcas de la Real. Se le vio activo en la primera parte, con un par de pases que no encontraron destinatario. En el minuto 32 se coló hasta la cocina en una acción de nervio con pase de la muerte. Al final, un aficionado posó con una pancarta a su lado: “Gracias por todo Carlos V”.

0 Comentarios

Normas Mostrar