3
FIN
0
D. Bucarest D. Bucarest

EUROPA LEAGUE | ATHLETIC 3 - D. BUCAREST 0

Goleada y buen juego en el debut de Ziganda en San Mamés

El Athletic solventó la eliminatoria y pasa a la siguiente ronda previa, que se sortea el viernes. Las voleas sonríen. Doblete de Raúl García y Aduriz sumó el tercero.

Goleada y buen juego en el debut de Ziganda en San Mamés
JAVIER ZORRILLA EFE

Fiel al Cholismo, la doctrina del ‘no hay amigos ni partidos de trámite’, Raúl García salió a San Mamés pensando en que el cruce ante el Dinamo de Bucarest no era una previa de esas de saldo de principios de agosto. Para él este tipo de choques teloneros de la fase de grupos de la Europa League es como la mismísima final. Ya lo saboreó en 2007 en el Atlético con la extinta Intertoto. Ayer estuvo en todas las guerras: goles, robos de balón en zona crítica del rival, faltas en contra... le dio al chupete y se puso barriga celebrando un doblete. Ese niño viene con un pan bajo el brazo.

El estreno de Ziganda en San Mamés como técnico rojiblanco no pudo ser más placentero, gracias su paisano, al titán. El Dinamo es un equipo entusiasta, con mucha incidencia de su entrenador, Cosmin Contra, que varió de nuevo y puso un 4-4-2, con Rivaldinho y Nemec arriba presionando a los centrales en la salida del balón. Al principio logró su propósito el exazulón de llevar el debate a un ida y vuelta, pero la efectividad, el talento y la experiencia en estas citas exceden a cualquier dibujo y pretensión sobre una pizarra.

Tres ocasiones y dos goles de los leones para solventar la ronda. Y todo arrancó desde la estrategia, como en la ida, un tesoro en esta era de Ziganda: Beñat sacó un córner en el 24’, todos arrastraron al primer palo y Etxeita bloqueó en medio para que surgiera imperial De Marcos de la nada y empalara: Raúl desvió a la red un balón que parecía ir a la cazuela. Cinco minutos más tarde, los mismos protagonistas con el navarro dando un voleón. El colegiado anuló un gol a Aduriz por fuera de juego de una cabeza y éste cerca del final remachó en una contra y se estrenó este curso. Raúl dejó su sitio a los 70 minutos a San José. Williams tuvo sus diez minutos de acción. El Dinamo, mucho orden pero cero convicción: solo un sustito de Mahlangu. No se lo creyó jamás. Y Raúl García, sí.