Competición
  • Clasificación Eurocopa
Estás leyendo

Caicedo: el 'pecado original' de Chen queda redimido

ESPANYOL

Caicedo: el 'pecado original' de Chen queda redimido

Caicedo: el 'pecado original' de Chen queda redimido

DIARIO AS

Su blindaje fue la primera gran decisión del propietario del Espanyol. Año y medio después, su venta era obligada para poder fichar. En 2016, rechazaron cinco millones del Málaga porque creían que ganarían el triple.

Herzlake (Alemania)

El 28 de enero de 2016 resultó ser un día histórico para el Espanyol. En esas horas, confirmó el club la llegada de Giedrius Arlauskis (seguramente, el portero con un peor promedio de goles por minutos en los 117 años del club), pero sobre todo adquirió los derechos económicos de Felipe Caicedo. Fue la primera gran decisión de Chen Yansheng, que cumplía una semana como propietario del club, y hasta ahora la más polémica.

El delantero ecuatoriano llevaba entonces año y medio en el Espanyol, al que había llegado desde Abu Dabi con la carta de libertad y perdonando un 60 por ciento de sus emolumentos. A cambio, se quedaba como dueño de sus propios derechos, regresaba a la Liga española y a las órdenes de su excompañero Sergio González. Y en su primer curso brilló, quedándose a las puertas de su récord anotador en el Levante. Tampoco comenzó mal el segundo. De ahí que, el 3 de noviembre de 2015, el Espanyol (aún con Joan Collet en la presidencia) decidiera renovar su contrato hasta 2019.

A la llegada de Chen, dos meses después, Caicedo acumulaba ya ocho dianas entre Liga y Copa. Y, además, acababa de recibir una suculenta oferta de China, precisamente, que rechazó por los mismos motivos de comodidad familiar por los que más adelante ha decidido hacer caso omiso a propuestas de Turquía, Argentina o México. Pero el caso es que se había convertido en el jugador franquicia y convenía no arriesgar su continuidad. Así que decidieron en el club comprar sus derechos para retenerlo. 

Ahí comenzó el declive: de haber marcado 20 goles en 63 partidos pasó a jugar 40 en el último año y medio con un bagaje de solo cuatro dianas. Al principio, contribuyó una lesión. Después, la llegada de Quique Sánchez Flores y su pocas sintonía desde la pretemporada pasada. 

“Caicedo vino para ser franquicia, pero este equipo va en otra dirección”, tuvo que explicar el entrenador el 28 de enero de este 2017, justo un año después de la compra de sus derechos, cuando parecía que tomaba rumbo al Villarreal. 

Antes, en verano, desechó el Espanyol entre otras una oferta del Málaga, que ascendía a cinco millones, creyendo que llegaría otro intento desde China por valor de 15 millones. Y, entre tanto, protagonizarían Caicedo y Quique una imagen polémica tras su expulsión contra el Eibar, el 22 de octubre. Aun así, le fue dando minutos hasta el final. 

Su rechazo al Girona fue el penúltimo giro de un culebrón que llega a su fin, eximiendo ya el pecado original de Chen.

0 Comentarios

Normas Mostrar