ESPANYOL

El Trofeu Ciutat de Barcelona lleva dos veranos volatilizado

Es la cruz de las pretemporadas del Espanyol: la supresión sin mediar explicación de un torneo que llevaba 41 ediciones y también era el Memorial Fernando Lara.

0
El Trofeu Ciutat de Barcelona lleva dos veranos volatilizado

Si las pretemporadas del Espanyol tienen como característica casi indispensable que se disputa al menos un amistoso ante otros equipos catalanes, hasta 2015 también contaban con otra tradición que se ha fulminado de raíz, casi sin mediar explicación: el Trofeu Ciutat de Barcelona.

La 41ª edición del torneo, que coincidía con el 19º Memorial Fernando Lara, fue la última que se disputó, concretamente el 9 de agosto de hace dos años, un Espanyol-Betis con 1-1 y una tanda de penaltis en la que Pau López le detuvo el decisivo penalti al ahora mediático Dani Ceballos. Oficiosamente, el trofeo se ha suprimido porque el club sufría pérdidas por la baja afluencia, pero precisamente en esa ocasión se congregaron 14.835 espectadores (muchos béticos, también es cierto), una cifra más que respetable para el mes de agosto.

También se argumentó, en ocasiones, que el operador televisivo que poseía los derechos imponía los rivales, no siempre acordes a las necesidades de una pretemporada.

A la espera de que se recupere, el Ciutat de Barcelona atrajo a un sinfín de rivales internacionales: Milán (que disputó la edición de 1994, como campeón de Europa), Sao Paulo, Spartak Moscú, Boca Júniors o Slovan de Bratislava. Y también de la Liga, como Real Madrid o Valencia.