DEPORTIVO

10 razones para ser del Depor

Aquella remontada histórica al Milan, el ‘Superdepor’, el ‘Centenariazo’… y otras razones por las que ser del Deportivo, uno de los clubes más humildes e históricos de la Liga.

0
Los jugadores del Deportivo de La Coruña llegaron en autobús, el 19 de mayo de 2000, a la plaza de Cuatro Caminos, dónde miles de coruñeses les esperaban para festejar el primer título de Liga en la historia del club..
X. REY EFE

“Ser de los que ganan es muy fácil, ser del Deportivo nos parece mejor”, cantan los aficionados del club gallego partido tras partido desde la grada. Y es que los aficionados del Depor saben lo que es ganar una Liga, estar en lo más alto, y en tan sólo unos años bajar a Segunda para comenzar un periplo en el que los problemas económicos del club les han mantenido en un ir y venir a la máxima división que perdura hasta la actualidad. En la pasada temporada, el cuadro gallego volvió a sufrir para salvarse del descenso en las últimas jornadas de Liga. A pesar de esto último, hay un sinfín de razones para ser de este humilde club que enamoró a todos permaneciendo en lo más alto de la élite del fútbol español, plantándole cara a los buques insignia de nuestra Liga. A continuación, te dejamos diez de esas razones. 

Su historia: Liga, Copas, Supercopas…

La primera de las razones para ser deportivista es pertenecer a uno de los clubes históricos de nuestra Liga. El Deportivo nació en 1906, aunque no fue hasta el 9 de enero de 1907 cuando quedó formalmente constituido. Desde entonces, más de cien años de fútbol, de mucho fútbol, en los que los coruñeses han conquistado seis títulos oficiales: una Liga (1999-2000), dos Copa del Rey (1995 y 2002) y tres Supercopas de España (1995, 2000 y 2002).

El capitán del Deportivo de la Coruña Fran, recoge la copa de la Liga 1999-2000, en presencia del presidente del Deportivo de La Coruña Lendoiro(c),en el encuentro de Liga disputado esta noche con el Athletic de Bilbao.

Al levantar su primer y único campeonato nacional de Liga, el club gallego se convirtió en uno de los nueve equipos españoles que lo han conseguido. Además, se ha proclamado subcampeón de Primera en cinco ocasiones (1949-1950, 1993-1994, 1994-1995, 2000-2001 y 2001-2002) y campeón de Segunda en otras cinco temporadas (1961-1962, 1963-1964, 1965-1966, 1967-1968 y 2011-2012). También fue campeón de Tercera en su única temporada en la categoría de bronce, la 1974-1975. Además, en Galicia se ha convertido en el primer equipo en conseguir una Liga y conquistó seis Campeonatos de la comunidad gallega en sus primeras décadas, antes de conseguir alcanzar la máxima división española en 1941.

Por el ‘Superdepor’

Un 3 de octubre de 1992, el Deportivo sorprendería a todos. El Real Madrid visitaba aquella noche Riazor. A los 25 minutos de partido, el club madrileño ganaba 0-2 (Hierro y Zamorano) cuando apareció un brasileño llamado Bebeto para protagonizar una remontada que marcaría el inicio de una nueva era dentro del deportivismo. Aquel triunfo, que dio para muchos el pistoletazo de salida al 'Superdepor', dejaba al Depor líder en Liga en la sexta jornada de aquella campaña 1992-1993, en la que finalmente quedarían en tercera posición. Desde aquella noche del 3 de octubre en Riazor el Deportivo, aquel club humilde, empezaba a sonar por Europa, a luchar con los grandes en Liga. El entonces técnico blanquiazul Arsenio Iglesias tenía en sus filas a Bebeto, Fran, Donato... con los que se construyó la base del Depor que años más tarde conquistaría su primera Liga.

Bebeto, ex jugador del Deportivo.

El Madrid no ganó en Riazor en 18 años

Otra de las cosas de las que un deportivista puede presumir es la de pertenecer a un equipo que consiguió convertir su estadio en el mejor fortín para plantarle cara nada más y nada menos que al Real Madrid. Durante casi 20 años, el equipo blanco vivió perseguido por una maldición en Riazor. Visitar el estadio coruñés se convirtió en una de las pruebas más duras del calendario. Y los números lo demostraban: el Madrid no consiguió la victoria en ninguna de las 18 ocasiones que jugaron en el feudo deportivista entre 1992 y 2010, año en el que consiguió acabar con la mala racha arrastrada durante 18 años. Aquel 31 de enero de 2010 quedará guardado en la historia no sólo por lo que supuso volver a ganar en un estadio maldito sino por aquel taconazo histórico de Guti, al que le acompañaría un doblete de Benzema.

Taconazo de Guti para Benzema en Riazor.

Taconazo de Guti para Benzema en Riazor.

El ‘Eurodepor’

Del ‘Superdepor’ al ‘Eurodepor’ pasaban sólo unos años en los que los coruñeses conseguían cinco participaciones consecutivas en Champions y victorias históricas e inolvidables que dejaron al fútbol español en los más alto como aquel triunfo al PSG en el Parque de los Príncipes (1-3) con goles de Naybet, Turu Flores y Makaay. La máxima competición europea dejaría otras victorias inolvidables en algunos de los estadios más históricos del viejo continente. El Depor conquistó Old Trafford (2-3), el Estadio Olímpico de Múnich (2-3) y San Siro (1-2). La victoria frente al Bayern en territorio alemán también supuso convertir al Depor en el único equipo español en ganar a los de Múnich en su estadio hasta que el Real Madrid lo consiguiera en 2014.

La remontada histórica al Milán

Pandiani durante el encuentro entre el Deportivo y el Milan en Champions.

Sin duda uno de los momentos más recordados del fútbol español fue aquella remontada histórica del Depor al Milán en Riazor en cuartos de la Champions League 03/04. El cuadro herculino venía de caer por 4-1 en San Siro y dio un recital de juego y goles consiguiendo ganar 4-0 a los italianos y el pase a la siguiente ronda. En semifinales, los de Jabo Irureta fueron eliminados por el Oporto, en aquel entonces dirigido por Mourinho, tras un partido con mucha polémica arbitral en tierras lusas.

El Centenariazo

Jugadores del Deportivo en la final de Copa del Rey frente al Real Madrid.

La Copa del Rey de 2002 nos dejaría otro momento inesperado protagonizado por el Depor. Ocurrió el día en el que el Real Madrid cumplía 100 años de historia. Aquel Deportivo, que había conseguido ganar la Liga (1999-2000) y la Supercopa de España (2000) en años anteriores, llegaba a la final del torneo como invitado. No eran favoritos pero terminarían aguándoles la fiesta a los blancos. Molina; Scaloni, César, Naybet, Romero; Mauro Silva, Sergio; Víctor, Valerón, Fran; y Tristán fueron los once jugadores que alineó de inicio Jabo Irureta. En el 63’, Duscher sustituyó a Valerón, en el 82’ Capdevila a Fran y en el 84’ Djalminha a Víctor. Todos ellos fueron héroes en una final en la que el Deportivo se adelantó a los cinco minutos con un gol de Sergio, para marcar el segundo dos minutos después tras una asistencia de Valerón a Tristán. El gol de Raúl para los blancos en la segunda mitad del encuentro no fue suficiente para remontar el resultado a un Depor que resistió como nunca, consiguiendo conquistar un título que los blancos ya veían en sus vitrinas antes del pitido inicial.

La rivalidad con el Celta

Djalminha y Mostovoi durante un derbi.

Otra de las razones para ser del Depor en su histórica rivalidad con el Celta. Los enfrentamientos entre ambos equipos nos dejan imágenes que ponen los pelos de punta con el himno gallego cantado a capella por todos. El duelo entre blanquiazules y celestes supone la fiesta del fútbol más importante en Galicia en la historia reciente. Además, el derbi gallego nos ha dejado imágenes para el recuerdo como aquella colleja que le dio Djalminha a Mostovoi después de que el ruso le llamase mono al brasileño.

La afición, el estadio de Riazor y su playa

Sin duda, el estadio de Riazor se asienta en un entorno impresionante. En primera línea de la playa a la que debe su nombre, el estadio deja una bonita estampa en la que fútbol y mar se unen. Y es que la afición del Depor es “gente marinera”, tal como lo describe el propio club en su nueva campaña de abonados. Sufridores en los últimos años, los seguidores del Depor se mantienen siempre firmes a su pasión deportivista, nunca abandonan, ya sea en Champions, en Primera, en Segunda o hasta en Tercera.

El Trofeo Teresa Herrera

Casillas y Kaka llevan el Trofeo Teresa Herrera.

El torneo veraniego se disputa desde 1946 y es uno de los trofeos más bonitos, además de destacar por su tamaño. Además, han participado equipos como el Benfica, el Real Madrid, el Bayern, el Liverpool, incluso se disputó el primer clásico uruguayo entre Peñarol y Nacional en territorio europeo. Después del Deportivo, los clubes que más han ganado en este trofeo son el Real Madrid (9), Atlético (6) y Barcelona (5).

Los grandes jugadores que nos ha dejado

Roy Makaay, ex jugador del Deportivo.

El Deportivo puede presumir de tener en sus filas a jugadores de la talla de Mauro Silva, Bebeto, Valerón, Djalminha, Donato, Makaay o Manuel Pablo, incluso el único Balón de Oro español, Luis Suárez, vistió la elástica blanquiazul. Entre los logros individuales del club gallego destacan tres trofeos pichichis: Bebeto (92-93), Diego Tristán (01-02) y Roy Makaay (02-03). Este último también recibió la Bota de Oro.