Estás leyendo

Feddal y Guardado, contra una 'maldición zurda' en el Betis

BETIS

Feddal y Guardado, contra una 'maldición zurda' en el Betis

El Betis ha fichado de momento a dos zurdos, Zouhair Feddal y Andrés Guardado, contra una maldición de pierna izquierda con Rafael van der Vaart.

MIGUEL MORENATTI

DIARIO AS

Van der Vaart, Tarek, Tosic, Figueras... varias de las últimas grandes pifias de mercado son de pierna izquierda. Durmisi, esperanza.

Cardeñosa, Rogelio, Mühren, López Ufarte, Antón, Anzarda, Cuéllar, Jarni y por supuesto Don Rafael Gordillo. La historia del Betis huele a pierna zurda y Heliópolis se hizo santuario para el número 3, aquel con el que creció, triunfó, hizo carrera en el Real Madrid y regresó para convertirse en mito el inimitable Vendaval de medias bajadas. Pero desde el fallido fichaje de Denilson, el más caro en el fútbol mundial de entonces (1998) y del Betis de siempre, lo siniestro ha resultado en el Villamarín eso, más 'siniestro' (en el mal sentido) que otra cosa. 

La lista de pifias por la izquierda en el mercado bético se ha agudizado durante los útimos tiempos y algunos de los fichajes que peor recuerda la grada reciente, por su mala actuación o simplemente por su no-actuación, jugaron en el Betis con la zurda. El lateral danés Riza Durmisi, revelación y único destacado entre los refuerzos del pasado verano, rescata esa esperanza para un club, un equipo, que siempre se consideró muy de obreros pero...

El rumano Alin Tosca llegó en el pasado mercado invernal. Junto a él, el central marroquí Zou Feddal y el centrocampista mexicano Andrés Guardado son los dos zurdos fichados de momento este verano y lucharán contra la herencia fallida que lidera un futbolista al que todavía está pagando el Betis: Rafael van der Vaart, cedido en el Midtjylland danés. Llegado al Villamarín hace dos veranos con vitola de estrella mundial, el virtuoso centrocampista holandés de pierna izquierda pasó por Heliópolis sin completar un partido de los apenas 9 en los que participó. 

Esa misma 2015-16 recaló también en Heliópolis el egipcio Amro Tarek, central-lateral o ninguna de las dos cosas que no jugó un solo minuto oficial por su escasísimo nivel. Algo parecido había ocurrido con el defensa serbio Dusko Tosic tres veranos antes. Los catalanes Dídac y Jordi Figueras, zagueros zurdos asimismo, fueron dos de los protagonistas del ominoso año del descenso (13-14) con 25 puntos.

Parecida suerte han corrido el centrocampista chileno Felipe Gutiérrez (cedido ahora en Brasil), el delantero onubense Chuli, el lateral ex del Castilla Casado, el delantero italo-francés Rennella... todos zurdos y sin brillo en el Betis. Apenas unos nombres entre los que al menos han jugado habitualmente estos años por la izquierda bética: Juankar (ahora en el Málaga), el costarricense Joel Campbell y el central, que cumplió con creces a las órdenes de Pepe Mel, Chechu Dorado.

Y como última apreciación, el zurdo más destacable que ha recalado en Heliópolis durante de todo este tiempo importa bastante más con las manos porque es portero: el capitán Antonio Adán Garrido. 

0 Comentarios

Normas Mostrar