ATLÉTICO DE MADRID

Simeone pide a sus jugadores goles… y Vietto se los da

El esloveno fue el único que logró anotar, y de penalti, pero con toda la clase, a lo Panenka. Gameiro sigue su trabajo aparte. Hoy con un paso más: conducción de balón.

Vietto
PEPE ANDRES DIARIO AS

Goles, goles, goles. Desde hace varios años Simeone, en los entrenamientos, siempre pide eso. “Goles, goles”. Eso volvió a escucharse esta tarde en la segunda sesión del día en Los Ángeles de San Rafael. El técnico diseñó un mini torneo a tres a medio campo. Defender y atacar debían. Y encontrar la red rival. Unas pruebas en las que Juanfran y Vrsaljko volvían a ocupar los laterales derechos y Giménez su sitio de siempre, central. Sin peto jugaban Juanfran, Savic, Lucas, Filipe; Gabi, Koke; y Torres. Los blancos eran Kranevitter; Carrasco, Amath, Keidi, Gaitán; Griezmann y Correa. De azul, Vrsaljko, Giménez, Godín, Sergi; Augusto, Thomas; y Vietto. Hubo felicitaciones para Lucas y recital de pases de Gaitán (gran pretemporada la suya), pero ninguno de los dos estuvo en el equipo ganador. Fue el que vestía de azul.

Los goles costaron. A veces el palo, a veces centímetros fuera, a veces los guantes de Moyá y Oblak. Vietto fue el único que logró encajar uno. Y de penalti, pero con toda la clase, a lo Panenka, al esloveno. Al finalizar la sesión los ganadores se hacían la foto con el Mono Burgos, mientras un compañero les enviaba un pelotazo. Era Filipe, de broma. No le gusta perder ni en los entrenamientos.

Con Augusto de nuevo en el césped (por la mañana hizo trabajo alternativo programado en su recuperación de rodilla), Gameiro dio un paso más en su recuperación, tras su operación de pubis. Volvió a entrenarse con balón, aparte, en el campo aledaño. Y mejor que el día anterior. Esta vez no sólo lo golpeaba, también conducía mientras varios aficionados le jaleaban. Arriba también había vítores y una frase: “Orgulloso de estos jugadores”. “Pase lo que pase”, rezaba una pancarta.